¿Tu PC con Windows 10 no arranca? Aquí tienes la solución

¿Tu PC con Windows 10 no arranca? Aquí tienes la solución

Rodrigo Alonso

Pocos problemas en el PC son tan frustrantes como verte en la tesitura de que Windows no arranca. Cuando el sistema ni siquiera es capaz de iniciar, es complicado localizar el origen del problema para poder solucionarlo, así que en este artículo vamos a contarte qué es lo que puedes hacer si tu Windows no arranca en tu PC

Los problemas que pueden llevar a que un PC con Windows no arranque pueden ser muchos y muy diferentes: desde un problema de overclock hasta que el disco duro haya pasado a mejor vida. En esos casos suele ser sencillo de detectar, especialmente si has estado «tocando» algo (si andabas probando a hacer overclock y el sistema no vuelve en sí entonces seguramente tenga que ver con eso), pero el problema viene cuando el PC no arranca de repente y sin haber tocado aparentemente nada. A continuación vamos a contarte no ya los posibles síntomas que vas a tener, que son muchos y muy diversos como ya hemos comentado, sino qué puedes hacer en líneas generales para tratar de aislar y, sobre todo, resolver el problema que impide que tu PC funcione con normalidad.

 

Windows no arranca, ¿qué podemos hacer?

Es un problema que actualmente no es muy común, por suerte, pero sigue pasando por la complejidad del sistema operativo. Por suerte hay soluciones parciales o totales que nos pueden ayudar a que el OS de Microsoft vuelva a funcionar con normalidad en nuestro PC.

Windows 10 no arranca

 

Cómo activar el modo seguro de Windows

La solución más evidente cuando Windows no arranca es entrar en modo seguro. Es un esquema de arranque alternativo que inicia el PC con el mínimo software indispensable para evitar posibles errores. Lo más bizarro de esto es que hay ocasiones en las que con solo iniciar Windows en modo seguro una vez y reiniciar, ya arranca con normalidad. Cosas de Windows.

  • Para dirigirnos al modo seguro de Windows tendremos que hacer clic derecho en el icono con el logotipo que hay en la esquina inferior izquierda y tras ello seleccionaremos Ejecutar.
  • En el cuadro de diálogo que se abrirá solo tenemos que poner el siguiente comando: MSCONFIG, puede ser en minúscula perfectamente.
  • Tras ello tendremos una pequeña ventana en pantalla con varias pestañas, de las cuales elegiremos Arranque.
  • Ahora veremos una opción abajo que pone Arranque a prueba de errores, esa es la opción correcta que tras marcarla con la casilla de verificación correspondiente nos dejará seleccionar cuatro opciones distintas. Realmente no hay que tocar nada más, puesto que con la opción Mínimo es suficiente.
  • Ahora tendríamos que darle a aceptar y el PC reiniciará en Modo Seguro.

Para volver al modo normal es importante repetir el proceso para desmarcar la casilla que hemos marcado, para así poder volver a entrar en Windows con normalidad.

 

Diagnóstico del disco duro

Hacer esto es importante, ya que nos es importante saber cuál es el estado de nuestra unidad de almacenamiento. Lo cual es algo que en modo normal por la potencial cantidad de aplicaciones que pueden estar abiertas pueden estar ahogando nuestro disco duro. Si lo hacen a una unidad SSD es más difícil por su naturaleza. Por suerte en el Modo Seguro de Windows las opciones de recuperar el sistema se multiplican, ya que podremos acceder por ejemplo a MS-DOS con privilegios de administrador y lanzar por ejemplo:

  • SFC /scannow
  • chkdsk /f /r

Así al menos nos aseguramos que lo principal que es el HDD está a salvo y que funciona bien. Asegúrate de paso de desinstalar esa aplicación molesta que no para de chupar recursos.

 

Modo seguro con el modo de recuperación

Cuando el equipo realiza tres intentos infructuosos de iniciar ingresará automáticamente en el modo seguro mediante el proceso de recuperación de Windows. Puedes forzar este modo si pulsas el botón reset de tu PC en tres intentos de arranque consecutivos. Una vez que entres en el modo de recuperación, elige Solucionar problemas, luego Opciones avanzadas y finalmente Reparación de Inicio.

Reparación de Inicio de Windows 10

En muchas ocasiones, este sistema detectará problemas y los solucionará de manera automática. Si no, también puedes seleccionar Configuración de Inicio (Startup Settings) y desde ahí lanzar el Modo Seguro.

En el caso de que tengas un disco de instalación de Windows (o pendrive USB), también puedes acceder al modo de recuperación iniciando el PC desde el dispositivo. Te dará la opción de reinstalar Windows, pero también podrás ir a opciones avanzadas, accediendo al mismo menú de recuperación que hemos visto antes. Desde aquí también tienes la opción de seleccionar el Recovery Manager, que igualmente detectará problemas y tratará de solucionarlos.

 

Desactivar Fast Boot en la BIOS

Hay una opción dentro de la BIOS o UEFI en la mayoría de PC modernos llamada Fast Booty  que permite que Windows (desde su versión 8) se inicie más rápidamente al cargar solo los controladores básicos y no iniciar los programas de inicio fuera de los procesos del propio OS. Desafortunadamente, las actualizaciones de Windows pueden hacer que esta opción cause problemas al cargar controladores no actualizados.

Fast-Boot-5

Así pues, si tu PC con Windows no arranca especialmente después de haber instalado actualizaciones del sistema operativo, merece la pena entrar en la BIOS y desactivar esta configuración, ya que muchas veces solucionará el problema. Si tras hacerlo el sistema ya arranca, puedes volver a la BIOS y activarlo porque ya habrá cargado los controladores actualizados.

 

Desconecta todos los dispositivos USB

Desconectando Conectando Cable USB

Volviendo al tema de los controladores, aunque parezca absurdo a veces Windows no inicia porque está detectando un dispositivo USB del que no es capaz de cargar los controladores, así que merece la pena intentar desconectarlos todos (incluyendo teclado y ratón) y tratar de encender el PC así.

 

Reasignar las letras de unidad

En ocasiones, y de nuevo especialmente tras instalar actualizaciones de Windows, es posible que el propio Windows 10 no arranque. El problema radica en que se han desconfigurado las asignaciones de las unidades de disco. Esto normalmente solo sucede cuando tienes varios discos duros instalados en el PC, así que si no es tu caso puedes omitir esta parte.

Simbolo del sistema diskpart

Para solucionarlo, tendrás que acceder al modo de recuperación como indicamos más arriba, pero deberás seleccionar la opción de acceder al símbolo de sistema o consola de comandos (command prompt). Una vez abierta la ventana, deberás ejecutar diskpart simplemente escribiéndolo.

Una vez hecho esto ejecuta el comando «list volume» para ver qué unidades tienes en el sistema y qué letras tienen asignadas.

Si ves que hay algo que no está correcto, desde aquí podrás seleccionarlo con «select volume X» donde X es el número de volumen y «assign letter X» para asignar la letra de la unidad que le corresponda, donde X es lógicamente la letra.

 

Evitar el nuevo Bootloader de Windows 10

Si nada de lo anterior ha funcionado, es posible que una actualización te haya instalado el nuevo Bootloader de Windows 10, que a veces da problemas de nuevo cuando hay varias unidades de disco en el PC.

Bootloader Windows 10

Por fortuna es sencillo volver a utilizar la versión anterior, y para ello tienes que ir de nuevo a la consola de comandos cargada a través del modo de recuperación e introducir el siguiente comando:

bcdedit /set {default} bootmenupolicy legacy

Reinicia el PC y verás que la interfaz de inicio de Windows 10 ha cambiado a una bastante más «arcaica», pero que da menos problemas de compatibilidad.

 

Reparar o reinstalar Windows 10 si no arranca

Si nada de lo anterior te ha servido y Windows sigue sin arrancar, entonces es probable que tengas que reinstalar o reparar el sistema operativo. Para ello deberás acceder nuevamente al modo de recuperación y, en este caso, seleccionar la opción correspondiente.

Reinstalar Windows

Podrás restaurar sistema (a veces sirve especialmente si el problema viene tras instalar actualizaciones), volver a la versión anterior o reinstalar el sistema. Poco más podremos hacer si Windows 10 no arranca, ya que las opciones de restauración son mínimas más allá de tener un backup completo del disco.

2 Comentarios