Los ventiladores giran pero el PC no arranca, ¿qué esta pasando?

Los ventiladores giran pero el PC no arranca, ¿qué esta pasando?

Rodrigo Alonso

Un problema que, desgraciadamente, es bastante frecuente entre los usuarios de PC, es el encontrarte en la tesitura de que pulsas el botón de encendido del PC, pero este no arranca. Los motivos pueden ser muchos y los síntomas variados, pero en este artículo vamos a tratar de darte la solución para cuando al encender el PC, los ventiladores giran, pero el equipo no llegar a arrancar.

De hecho, el proceso principal de este problema suele ser que tras pulsar el botón de encendido los ventiladores giran durante unos segundos, y de hecho si hay iluminación LED esta también se enciende durante un momento, pero al poco rato todo se apaga y el PC no arranca y no importa las veces que lo intentes, siempre sucede lo mismo. Otras veces, la iluminación y los ventiladores se mantienen encendidos, pero la pantalla no muestra imagen y no puedes hacer nada. Si este es tu caso, no desesperes, porque vamos a contarte qué es lo que puedes hacer al respecto.

 

Giran los ventiladores pero, ¿el PC no arranca?

Debemos diferenciar dos de los síntomas para poder acotar cuál es el problema. Si al pulsar el botón de encendido los ventiladores giran y la iluminación se enciende y se quedan encendidos, pero el PC no arranca, entonces hay muchas probabilidades de que el problema esté relacionado con la memoria RAM, con el procesador, con la tarjeta gráfica o con la placa base, por ese orden.

Sin embargo, si tras pulsar el botón de encendido los ventiladores comienzan a girar y la iluminación a lucir, pero al poco tiempo todo se apaga solo, entonces el problema es más probable que tenga que ver con la fuente de alimentación, con la placa base o simplemente porque se está produciendo un cortocircuito en alguna parte del interior de tu PC.

 

Ventiladores no funcionan

En los dos casos, te recomendamos armarte de paciencia porque el problema puede tener una solución muy sencilla, o puede ser bastante complicado dar con el problema exacto, pudiendo incluso llevarte a discernir que algún componente está fallando y que te va a tocar comprar uno nuevo para reparar el PC. Si este último caso fuera el que te ha tocado, no le des más vueltas y, si contar con un ordensor es fundamental, cómprate el que creas mejor para lo que vas a necesitar.

De todas formas, vamos a contarte a continuación qué es lo que deberías hacer en el caso de que tu PC todavía tenga una oportunidad.

 

¿Cómo podemos solucionarlo?

Tal y como te hemos explicado, son varios los motivos por los que el PC no arranca, pero los ventiladores sí que giran tras pulsar el botón, así que vamos a ver los dos síntomas principales con los que nos podemos topar y qué es lo que podemos hacer para solucionar el problema. Desde luego, si el PC no arranca, hay un problema latente, pero no te pongas nervioso porque desde luego que es algo que tiene solución.

 

Caso 1: los ventiladores giran pero se apagan al poco tiempo

Este es el síntoma que con mayor frecuencia se repite, y suele estar precedido de una fuente de alimentación que se ha estropeado o de que se ha producido un corto en la caja, generalmente a causa de que la caja se ha golpeado o movido o que el equipo ha sufrido una mala manipulación (por ejemplo, al limpiar por dentro o al instalar un nuevo hardware).

Interior PC

La manera más directa de solucionar este problema es, directamente, desmontar completamente el PC y dejarlo «al aire». Es recomendable utilizar un multímetro o un tester para comprobar que la fuente de alimentación está entregando voltajes dentro de los márgenes adecuados antes de nada, así que si quieres empezar desconectando y desmontando la fuente de alimentación para comprobar esto lo primero de todo, ya que así descartarás inmediatamente que el problema sea de que la fuente se ha estropeado y que tengas que cambiarla.

tester

Si compruebas la fuente de alimentación y determinas que funciona correctamente, entonces es bastante probable que se haya producido un corto, y como decíamos, la forma más sencilla (aunque trabajosa) de solventar el problema es desmontar completamente el hardware interno del PC y volver a montarlo «al aire», es decir, montar los componentes esenciales (es decir, todo menos la caja) encima de una caja y ver si así el equipo arranca. Si arranca, efectivamente había un corto, así que aprovecha para limpiar bien la caja y el resto de componentes y vuelve a montarlo todo de nuevo, asegurándote de que no quedan cables sueltos y que no hay nada metálico tocando la chapa de la caja del PC.

Si tras hacer esto el equipo sigue sin arrancar, entonces o bien la fuente sí que estaba estropeada o el problema está, potencialmente, en la fuente de alimentación, así que si tienes la posibilidad, prueba con otra. Si con otra fuente de alimentación el problema se soluciona ya tienes el culpable, y tendrás que cambiar la fuente por una nueva (de todos modos, prueba a desconectarla y conectar todo de nuevo, quizá se estaba produciendo un cortocircuito en la caja). De lo contrario, pasa a la siguiente sección porque quizá hayas tenido peor suerte todavía.

 

Caso 2: los ventiladores y la iluminación se quedan encendidos

Cuando los ventiladores y la iluminación se quedan encendidos, pero el PC no arranca, lo primero que deberías comprobar es la memoria RAM; con el PC apagado y desconectado de la corriente, retira los módulos de memoria, límpialos bien así como los propios sockets, vuelve a instalarlos en su sitio y prueba de nuevo. Aunque parezca mentira, a veces el problema se soluciona solo con eso y el PC deja de no arrancar a entrar en Windows como normalmente.

memoria-RAM-

También es posible que simplemente el equipo no esté sacando señal de vídeo, así que lo siguiente a comprobar deberían ser las conexiones de vídeo del PC al monitor para ver que todo está correctamente conectado (intenta cambiar el cable), que el monitor está encendido y que el input está en la opción correcta. Comprueba también si se enciende la tarjeta gráfica y si los conectores de alimentación PCIe están bien conectados en su sitio, para descartar que el origen del problema se encentre ahí. Si no responde como esperas, toca pasar a la siguiente verificación.

Prueba también a desconectar la gráfica (obviamente con el PC apagado), limpiar bien el zócalo PCI-Express de la placa base y de la propia gráfica y volver a conectarla. Si nada de esto funciona, prueba a conectar el cable de vídeo del monitor a la salida de vídeo de la placa base, porque a veces si se estropea la gráfica dedicada, el PC automáticamente pasa a utilizar la integrada y no funciona de la misma manera. Aunque seguro que si te ocurre, podrás comprobarlo fácilmente en el momento en el que ejecutes alguna aplicación o juego que sea exigente a la hora de renderizar o gestionar grandes cantidades de información gráfica.

Montar tarjeta gráfica PC por piezas

Finalmente, es posible que haya sucedido lo peor y que o el procesador o la placa base se han estropeado; en placas base modernas, si el procesador se hubiera estropeado, sí que verías imagen en la pantalla indicándotelo, pero en placas base más antiguas esto no es así y simplemente el síntoma es que el PC no arranca y ya está. En todo caso, fíjate bien en los pitidos que emite el sistema al pulsar el botón de encendido y consulta el manual de tu placa base para averiguar qué está sucediendo.

Ahora bien, si el problema es que la placa base está muerta, lamentablemente poco podrás hacer, salvo cambiarla por una nueva o, si es demasiado vieja y no existe opción de comprar una igual en el mercado, adquirir un nuevo PC entero. Cosa que, evidentemente, os saldrá mucho más cara.

5 Comentarios