Disipador por aire orientado hacia atrás o hacia arriba, ¿qué es mejor?

Disipador por aire orientado hacia atrás o hacia arriba, ¿qué es mejor?

Rodrigo Alonso

Casi todos los disipadores por aire del mercado permiten varias posiciones de montaje, dejando elegir al usuario si quiere orientarlo para que el aire caliente salga por detrás, o bien que salga por arriba. Entonces, ¿hacia dónde es mejor orientar el disipador? Vamos a averiguar en qué posición tendremos mejor rendimiento térmico.

Las opciones de instalación del disipador

Especialmente en sockets Intel, donde los puntos de anclaje a la placa base están todos a la misma distancia, es posible montar el disipador (hablamos de disipadores por aire) en varias posiciones, de manera que podremos colocarlo de manera que el aire caliente salga por la parte trasera de la caja, o bien para que salga por el techo de la misma. En disipadores de AMD la mayoría de las veces no tenemos esta opción, y tendremos que montarlo únicamente en la posición que nos permita, dado que el socket de AMD no es cuadrado sino rectangular.

Así pues, por norma general, los disipadores AMD quedarán siempre orientados hacia atrás, que es precisamente donde la gran mayoría de cajas del mercado incorporan de serie un ventilador de caja para sacar fuera el aire caliente y, por lo tanto, intuitivamente es hacia donde orientaremos siempre el procesador. Pero, ¿es esta la mejor opción?

Casi siempre es mejor orientar el disipador hacia atrás

Vamos a suponer un PC normal, en condiciones normales. El aire fresco del exterior entra por el frontal de la caja, pasa por el disipador y sale por la parte trasera, empujado por el ventilador instalado ahí. El flujo de aire es eficiente pero, ¿no se supone que el aire caliente tiende a subir? Así es, el aire caliente tiende a subir y por lo tanto saldrá más fácilmente por el techo de la caja.

El problema radica en que normalmente nunca tendremos ventiladores en el techo salvo que los instalemos nosotros a propósito, y la diferencia entre tener un ventilador de caja sacando el aire caliente hacia fuera y no tenerlo es abismal y la diferencia de temperatura puede ser bastante grande. A esto hay que añadir que si tenemos el disipador orientado hacia arriba, éste estará absorbiendo el aire caliente que suelta la tarjeta gráfica, y en este caso la diferencia de temperatura será todavía mayor. Estaremos literalmente calentando el disipador del procesador con la gráfica.

Arctic-Freezer-50-TR-Review-(62)

Pruebas de rendimiento térmico

Pero es muy fácil hablar por hablar, así que vamos a proceder a demostrarlo con pruebas. Para ello, hemos usado un equipo convencional con hardware de gama media, consistente en un Intel Core i5-6600K sin overclock, con un disipador Scythe Mugen 5 en una caja Cooler Master Cosmos SE con su ventilador de serie detrás y nada en el techo. Como tarjeta gráfica, tenemos una AMD Radeon Vega 64.

Este ha sido el resultado de la prueba, con el disipador orientado hacia atrás y hacia arriba. El dato mostrado es el delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente, de manera que esta última no influya en la medición.

Podemos ver claramente que instalar el disipador orientado hacia atrás nos da un rendimiento térmico muy superior, con una diferencia de casi 5ºC. Sin embargo, esto se produce en situación de carga, con la tarjeta gráfica tirando calor, y por el contrario en reposo, con la gráfica sin estar echando calor al disipador, tenemos una mejor temperatura con el disipador orientado hacia arriba. Poco, pero mejor.

La conclusión que sacamos es que por norma general siempre es mejor orientar el disipador hacia atrás, salvo que en el techo tengamos un ventilador (o más) para sacar fuera el aire caliente por ahí, o salvo que no tengamos una gráfica dedicada, en cuyo caso es posible que tengamos mejor rendimiento térmico orientando el disipador hacia el techo de la caja.