Qué es AMD Radeon Boost y cómo aumenta el rendimiento de nuestra tarjeta gráfica

Con el lanzamiento de sus nuevos drivers, AMD ha hecho lo propio lanzando nuevas características para sus tarjetas gráficas, algo a lo que nos tiene acostumbrados cada diciembre desde que anunció la versión Adrenalin de sus drivers. En esta ocasión incluye algo bastante interesante para los jugadores, una tecnología a la que han denominado como Radeon Boost, pero ¿qué es exactamente, ¿cómo funciona? y por supuesto ¿aumenta realmente el rendimiento de nuestra GPU AMD? Vamos a comprobarlo.

Una de las cosas buenas que trae Radeon Boost es que es una tecnología fácil de comprender para el usuario medio y no necesita de una gran explicación para entender sus virtudes. Pero antes, comprendamos por qué AMD ha lanzado esta tecnología al mercado.

AMD Radeon Boost: una respuesta a NVIDIA VRS

AMD-Radeon-Boost-2

Hace más de un año con la salida de Turing al mercado, NVIDIA presentó una tecnología que tenía mucho sentido para sus tarjetas gráficas Turing y sobre todo de cara a la realidad virtual. Radeon Boost no se entiende por ello sin explicar NVIDIA VRS o Variable Rate Shading,

Dicha tecnología es una nueva técnica de renderizado habilitada en las GPU Turing (en exclusiva de momento). Aumenta el rendimiento de dicho renderizado aplicando toda la potencia de sombreado de la GPU a áreas detalladas de la escena, y menos potencia de la GPU a áreas menos detalladas.

Funciona variando el número de píxeles que puede procesar una sola operación de sombreador de estos. Las operaciones de sombreado de un solo píxel ahora se pueden aplicar a un bloque de píxeles, lo que permite que las aplicaciones varíen efectivamente la tasa de sombreado en diferentes áreas de la pantalla.

vrs_grids_car

Es decir, no se sombrea toda la pantalla de la misma forma, NVIDIA centra los esfuerzos y la calidad en las zonas donde realmente importa, logrando un mayor rendimiento sin perder calidad gráfica visible para el usuario. Por ejemplo, en un juego de carreras de coches, centra la calidad gráfica en la carretera y en el coche, mientras que la periferia es tratada de forma adyacente y posterior (en muchos casos) no sombreando o postergando su sombreado, ganando rendimiento debido a esto.

Explicado VRS y para competir directamente con él, AMD presentó solo hace unos días Radeon Boost, que busca conseguir el mismo efecto o mejor, pero de una forma distinta e innovadora.

AMD va más allá que NVIDIA, pero ¿es realmente mejor su tecnología?

AMD-Radeon-Boost

Radeon Boost es el siguiente paso a VRS por pura funcionalidad, ya que AMD no limita el uso de dicha tecnología al acto de sombrear píxeles. Lo que hace esta técnica es aportar un plus de rendimiento cuando lo que se ve en pantalla, ya sea un personaje, un coche o cualquier elemento central (o eso se entiende), se mueve muy rápido por el movimiento del ratón.

Lo que hace Radeon Boost es bajar la resolución de todo el cuadro procesado de forma dinámica para aumentar los FPS sin que se perciba una bajada de calidad importante. Pero, ¿es realmente cierto que este downgrade no afecta? ¿Cuánto rendimiento podemos ganar?

Según AMD, hasta un 23% de rendimiento extra si lo extrapolamos a Rise of the Tomb Raider, PUBG u Overwatch.

Para poder beneficiarnos de esta tecnología, tendremos que disponer de Windows 7 o Windows 10, una GPU de al menos la serie RX 400 o una iGPU de la serie Ryzen 2000 (o superior). Además, esta tecnología no es compatible con multi-GPU, por lo que en DX11 bajo CrossFire o en DX12 no se habilitará para dos o más tarjetas gráficas.