Si quieres iniciarte en el minado de Chia, este es el hardware recomendado

La criptomoneda Chia está en en auge, ya que a diferencia del resto de criptomonedas, no se «mina» sino que se «cultiva» utilizando la velocidad y capacidad de los dispositivos de almacenamiento en lugar de la potencia de la GPU. Si quieres probar suerte e iniciarte en esto de minar Chia con un PC, en este artículo te vamos a recomendar cuál sería el hardware más óptimo para sacar la mayor rentabilidad.

Hemos de comenzar con una advertencia: no te recomendamos bajo ningún concepto que realices la minería de Chia o cualquier otra criptomoneda con el PC. Es un proceso que somete a los componentes de hardware a un máximo estrés, reduciendo notablemente su durabilidad y vida útil, y además se consumen grandes cantidades de energía. Repetimos que, desde HardZone, no te recomendamos que lo hagas porque además algunos fabricantes anulan la garantía de sus productos si se han estropeado a causa del minado.

Sin embargo, si decides hacerlo (que sea bajo tu responsabilidad), te vamos a contar cuál sería el hardware más óptimo para sacar la mayor rentabilidad posible.

Las premisas a la hora de minar Chia

Chia SSD

Como te hemos adelantado en la introducción, la particularidad de Chia es que en lugar de utilizar la potencia bruta de la GPU, se utiliza tanto la capacidad como la velocidad de las unidades de almacenamiento para su minado, motivo por el que se dice que en lugar de minar, la criptomoneda Chia se cultiva. Esto reduce en gran medida el consumo energético y el calor generado por los equipos, pero aun así, ya se han dado casos de SSDs que han llegado al final de su vida útil tras tan solo 40 días de minado, por lo que hay que tener mucha precaución con el hardware que se elige.

A diferencia del minado de Ethereum y demás cryptos, el cultivo de Chia requiere bastante tiempo. ¿Cuánto tiempo? Tentativamente, unas 6-7 horas es el tiempo típico que se tarda en obtener un bloque (que llaman parcela) estándar k=32 (el doble de tiempo que k=33), y eso con un SSD rápido. Obviamente, es posible cultivar múltiples parcelas a la vez con el hardware adecuado, pero entonces la capacidad necesaria se dispara y mucho.

Cada trazado (así se llama al proceso de minado) de 101,4 GB requiere oficialmente hasta 350 GB de almacenamiento temporal, aunque eso no significa que no puedas «minar» Chia con un SSD de 256 GB. La velocidad de escritura promedio durante cada trazado varía, y aunque a veces alcanza los 100 MB/s, en ocasiones puede caer casi a cero. Cuando cae, generalmente significa que se está utilizando más trabajo computacional y de memoria, motivo por el que también se requiere como mínimo 4 GB de memoria RAM.

¿Qué tipo de hardware de almacenamiento es más recomendado?

La mejor solución para minar Chia es tener un SSD de gran capacidad y muy rápido, aunque como ya te hemos explicado en el apartado anterior tampoco necesitas que sea PCIe 4.0 de máxima velocidad ya que no se va a aprovechar de este rendimiento salvo que tenga una capacidad enorme para poder ejecutar varios trazados simultáneamente. Por este motivo, lo más recomendado es utilizar un SSD en formato U.2 de grado empresarial y de alta resistencia.

Debes tener en cuenta que utilizar un SSD de consumo de 512 GB (lo mejor ahora mismo en cuanto a capacidad / rendimiento / precio) para el minado de Chia es una mala idea, no solo porque se degradará rápidamente sino también porque con esa capacidad solo podrás hacer, en el mejor de los casos, dos trazados al mismo tiempo.

Por este motivo, generalmente se utiliza un SSD de gran capacidad para hacer los trazados y luego una unidad de disco duro mecánico de gran tamaño para transferir los trazados terminados. La aplicación de minado de Chia te permitirá hacer eso de forma casi automática, pero puede ser un proceso delicado porque si algo sale mal (como por ejemplo exceder el espacio de almacenamiento temporal), el trazado se bloqueará y perderás todo el trabajo realizado.

En última instancia, para los SSD rápidos es probable que el factor limitante sea la capacidad de almacenamiento; si usamos el requisito oficial de espacio temporal de 350 GB, eso significa que un SSD de 2 TB (1863 GB) puede manejar como máximo cinco parcelas simultáneamente. Es posible que pudieras hacer seis e incluso siete, pero correrías el riesgo de quedarte sin espacio de almacenamiento y perderlo todo, así que no es recomendable para nada.

Hardware recomendado para minar Chia

Llegados a este punto, supongamos que quieres montar un PC para minar (o cultivar) Chia, ¿qué hardware sería el más recomendado? No debes pensar que porque la computación de Chia se produzca en el almacenamiento no necesitas un procesador decente, ya que sí que existe una parte de computación de CPU y en memoria, así que es algo que no hay que descuidar. Lo único que verdaderamente da igual es, en realidad, la tarjeta gráfica porque al contrario que en el minado de otras cryptos, aquí sí que no se usa para absolutamente nada.

Dicho esto, como procesador elegiríamos un Intel Core i5-11400 porque consideramos que con sus 6 núcleos y 12 hilos pero siendo una CPU bastante asequible tendremos más que suficiente para lo que necesitamos. Además, nos vale perfectamente con la solución de refrigeración incluida porque el trabajo de la CPU no será intensivo y no se calentará en exceso. La contrapartida si quieres montar un sistema AMD sería un Ryzen 5 5600X.

Tampoco podemos descuidar la placa base, ya que además de ser compatible con el procesador seleccionado, tendremos que asegurarnos de que incorpora una buena controladora para el almacenamiento. Por este motivo, nos decantamos por una placa ASUS Prime Z490-P.

Ya hemos dicho que podemos conformarnos con el disipador que viene de serie en el procesador (si quieres ponerle uno de terceros, mejor todavía) así que pasamos a la memoria RAM. En este caso el mínimo son 4 GB, pero mejor tener 16 GB para mayor holgura y seleccionamos las siempre fiables Corsair Vengeance LPX a 3200 MHz, en dos módulos de 8 GB cada uno.

Ahora viene la parte más importante, el almacenamiento. Escogemos un SSD Sabrent Rocket 4 Plus de 4 TB, un SSD de alto rendimiento (7.100 MB/s de lectura y 6.600 MB/s de escritura) que tiene una gran durabilidad, con hasta 2800 TBW. Obviamente podéis escoger modelos de menor capacidad para que salga más barato, pero tened en cuenta las limitaciones que os hemos explicado al principio respecto a la capacidad. Por cierto, que hay SSDs que anuncian hasta 12.000 TBW, pero todavía no están en el mercado.

Como almacenamiento secundario necesitamos un disco duro de gran capacidad y fiabilidad, y optamos por un Seagate Exos X10 de 10 TB, un disco duro de categoría empresarial que tiene una gran fiabilidad y, además, un gran rendimiento con hasta 249 MB/s de tasa de transferencia. Tenéis la opción, por si no os habíais dado cuenta, de utilizar discos duros externos USB para esta finalidad, pero ojo porque su fiabilidad dependiendo de un conector externo no es lo deseable para minar Chia.

El resto de componentes son un poco «a gusto del consumidor», pues nos quedaría por escoger la caja y la fuente de alimentación. Respecto a esto, os recomendaríamos una caja bien refrigerada y una fuente de alimentación de una marca de renombre de al menos 450 vatios, para no andar escasos, y certificación de eficiencia 80 Plus Gold como poco.

Como puedes ver, iniciarse en el minado de Chia con un PC no sale nada barato, y si minar Ethereum u otras cryptos requiere una gran inversión inicial en GPUs, minar Chia lo requiere también en dispositivos de almacenamiento, al menos si quieres tener un buen rendimiento de minado y que el dispositivo no se muera a los pocos meses de uso.

HardZone utiliza enlaces de afiliados para estas ofertas que aportan una pequeña comisión, pero en ningún caso repercute en coste para el usuario que realiza la compra. Comprando a través de estos enlaces, nos ayudas a seguir funcionando.