¿Vas a montar tu propio PC? Estos son los errores que debes evitar

Si te dispones a montar tu propio PC, seguro que ya tienes experiencia o al menos te has informado de la mejor forma de hacerlo. Sin embargo, ni el más versado en la materia está exento de cometer algunos errores, así que en este artículo te vamos a contar cuáles son los errores más frecuentes que se pueden cometer a la hora de montar un PC por piezas desde cero y cómo evitarlos.

Montar tu propio PC por piezas no es, en realidad, nada complicado y muy especialmente si ya sabes hacerlo y tienes experiencia. No obstante, si nunca lo has hecho tampoco debes sentirte intimidado porque en realidad lo máximo que puede suceder es que no funcione porque hayas conectado algo mal, siempre y cuando claro está no hayas realizado una mala manipulación de los componentes y que se algo se haya estropeado.

Vamos a ver cuáles son los errores más comunes que puedes cometer a la hora de montar el equipo.

Fíjate bien al montar el procesador en su socket

Instalar el procesador en el socket de la placa base es sin duda el paso más delicado, especialmente si tu plataforma es Intel ya que en este caso emplea el tipo LGA cuyos pines de conexión están en el propio socket, por lo que cualquier golpe o manipulación inadecuada puede terminar doblándolos e inutilizando la placa base.

Procesador LGA leva y cubierta

Fíjate que tanto el procesador como el socket tienen una esquina marcada con un triángulo; lo que debes hacer es colocar el procesador sobre el socket con mucho cuidado, nunca dejándolo caer, y haciendo que el triángulo de uno y otro componente coincidan para evitar cualquier tipo de accidente.

Esto es así tanto en plataformas de Intel como de AMD, ya que el procesador debe ir montado con una orientación determinada en todos los casos. La diferencia es que en procesadores AMD, los pines están en el propio procesador y mientras no se caiga o hagas demasiada presión no tendrás problemas, simplemente haz que los pines coincidan con los agujeros y listo, no tiene complicación. Simplemente, fíjate en el triángulo para acertar a la primera.

No te olvides de montar el escudo I/O de la placa base

Uno de los errores más comunes que te pueden pasar a la hora de montar un PC (y esto le pasa de vez en cuando hasta al más experto) es que montes la placa base en la caja sin antes haber instalado el escudo I/O del panel de conexiones de ésta. Montar este escudo es, de hecho, una de las primeras cosas que deberías realizar siempre, precisamente para que no se te olvide.

Montar escudo IO placa base

Debes saber que si montas la placa base antes de montar el escudo I/O, no podrás instalarlo desde fuera y tendrás que desmontarlo todo para poder colocarlo en su sitio. Este elemento es más importante de lo que piensas, ya que además de indicar qué es cada uno de los puertos de conexión de la placa sirve para evitar que entre polvo al interior, por lo que es muy importante que no te olvides de montarlo en su lugar.

Tampoco olvides el altavoz piezoeléctrico

Todas (o casi) las placas base vienen con un conector para un altavoz piezoeléctrico, que es el que permite que el PC «pite» cuando lo arrancamos; este elemento es bastante importante, muy especialmente en caso de que el equipo tenga problemas ya que el código de pitidos de la placa base nos dará pistas sobre dónde se encuentra el problema.

Montar altavoz piezoeléctrico en el PC

Este elemento no viene con la placa base como sería de esperar, sino que por algún motivo son los fabricantes de cajas los que lo incluyen entre sus accesorios, motivo por el que es muy fácil olvidarse de este elemento y no instalarlo, algo que consideramos que es un error porque como te hemos explicado es un elemento bastante importante.

Prepara la caja antes de montar el resto del PC

Preparar la caja antes de montar todo el hardware en su interior es algo fundamental pero que mucha gente olvida de hacer, esperando que venga preparada de fábrica; sin embargo no siempre es así, y puede ser que vayas a montar la placa base y te encuentres con que no todos los soportes están en su sitio, que vayas a canalizar los cables y te des cuenta de que no salen por los huecos por los que deben, o que vayas a montar un disco duro y te encuentres con que la bandeja está ocupada por los accesorios de la propia caja.

Separadores placa base montar PC

Además, tal y como se puede ver en la imagen superior, la mayoría de las cajas para PC vienen preparadas para poder montar en ellas diferentes formatos de placa base, así que dependiendo del formato de la tuya tendrás que poner y/o quitar los soportes de latón para hacer que coincidan los agujeros. La mayoría de cajas tienen indicado en la propia plancha metálica el formato de la placa base de cada agujero, así que tampoco es algo que sea demasiado complicado que digamos.

Ten en cuenta además que en muchos casos los fabricantes aprovechan las bandejas para disco duro de 3,5 pulgadas para incluir una pequeña cajita de cartón en la que se incluye la tornillería, el altavoz piezoeléctrico, bridas y a veces incluso un breve manual de instrucciones.

Al montar el PC, canaliza primero los cables más gruesos

Otro error frecuente a la hora de montar un PC es que mucha gente prefiere ir montando y conectando cada componente individual uno por uno; por ejemplo, montan la placa base y la conectan, montan el disco duro y lo conectan, etc. Esto consideramos que es un error primero porque no es una manera eficiente de hacerlo, y segundo porque puedes encontrarte con problemas a la hora de canalizar los cables, especialmente los más gruesos si los has dejado para el final.

Por este motivo, consideramos que montar la fuente de alimentación casi al principio es algo primordial, canalizando primero los cables más gruesos que son los que más cuesta y dejando los cables de datos si los hay para el final, ya que son más fáciles de canalizar. De hecho, te recomendamos realizar todas las conexiones al mismo tiempo (esto no importa si lo haces al final de todo) ya que de esta manera te será más fácil hacer que cada cable vaya por donde debe ir, canalizándolos y escondiéndolos correctamente.

Canalización cables SATA planos

En este punto también te diremos que es un error apretar demasiado los cables cuando los estás embridando para canalizarlos, ya que puedes llegar a dañarlos. Debes encontrar el punto de presión en el que no se mueven de su sitio pero sin llegar a deformarlos para evitar que se dañen.