Cómo se monta correctamente la placa base en una caja de PC

Cómo se monta correctamente la placa base en una caja de PC

Rodrigo Alonso

Si estás pensando en comprar un nuevo PC por piezas y montarlo tú mismo, debes saber que uno de los elementos más delicados a la hora de la instalación es la placa base. A continuación vamos a darte una serie de consejos y guía para que puedas montar la placa base adecuadamente y sin dañar nada en el proceso.

Como es lógico, se sobreentiende que tienes ya la placa base y la caja listos para la instalación, así como la tornillería necesaria (que siempre viene incluida con cualquier caja de PC). Instalar la placa base puede parecer coser y cantar, como ponerla, atornillar y listo, pero tiene su técnica como os vamos a mostrar a continuación.

Prepara la caja con los soportes

Casi todas las cajas, cuando las compras, tienen ya preinstalados los soportes de latón que elevarán un poco la placa base para que no haga contacto con la chapa de la caja y, a la vez, hacen de puntos de anclaje para los tornillos. El primer paso es colocar la caja en horizontal y comprobar que todos los soportes están correctamente colocados según el formato de placa base que vayamos a instalar.

Soportes de latón para montar placa base

Instala el embellecedor trasero

Más de una vez, incluso a los más expertos, se nos olvida este paso: instalar el embellecedor trasero que no solo sirve para que la parte de los puertos de la placa base quede más presentable, sino que tapa agujeros por los que podría entrar suciedad. Para instalarlo, simplemente asegúrate de que tiene la orientación correcta y mételo empujando con los dedos (entra a presión), asegurándote de que queda uniforme y sujeto.

Es muy importante hacer esto ahora, porque si atornillamos la placa base y lo hemos puesto, este elemento no se puede poner desde fuera y tendremos que volver a desmontar la placa para poder ponerlo.

Embellecedor placa base

Coloca la placa base en su sitio

Ha llegado el momento de montar la placa base. Para ello, sujétala con cuidado con con una mano por la zona derecha, e insértala en diagonal haciendo que los puertos traseros coincidan con el embellecedor. Una vez que coincidan, ve bajándola con cuidado hasta que los agujeros de la placa queden sobre los soportes. Generalmente, estos soportes tienen una protuberancia que permitirán que la placa quede firme incluso sin atornillar (siempre que esté horizontal), incluso aunque tengamos que hacer presión contra el embellecedor para que coincidan los agujeros.

Montar placa base

Nota: un paso previo a este punto, y bastante recomendable, es haber instalado previamente el procesador y, en algunos casos, incluso el disipador.

Atornilla la placa base

Llega el momento de atornillar la placa base. Como los agujeros ya coinciden con los soportes de latón, el proceso es tan sencillo como colocar los tornillos y apretarlos.

Hay que tener cuidado de no apretar los tornillos demasiado para no dañar la placa base. En el momento en el que ya notéis que cuesta apretar, parad de hacer fuerza para no forzarlo. Y tranquilos, la placa quedará bien sujeta dado que cuenta con múltiples puntos de sujeción. Por ejemplo, lo normal en una placa ATX es que tengamos que ponerle en total nueve tornillos.

Croquis de una placa base

Listo, una vez que le hayamos apretado los tornillos ya tendremos la placa base correctamente instalada y podremos proceder a conectar todos los cables e instalar el resto del hardware del nuevo PC.