¿Quieres una alfombrilla de ratón personalizada? ¡Fabrícala tú mismo!

Hay infinidad de diseños de alfombrillas para ratón en el mercado, e incluso hay empresas que te las fabrican a medida y con diseños personalizados. Pero, ¿y si la pudieras fabricar tú mismo en tu casa? En este tutorial vamos a enseñarte cómo fabricar tu propia alfombrilla personalizada para el ratón de una manera fácil y rápida.

Realmente, os advertimos que en términos de precio fabricar vuestra propia alfombrilla personalizada sale de inicio más caro que comprarla hecha, pero esto es porque normalmente los materiales que necesitaremos para fabricarla tendrán un tamaño mucho mayor de lo que necesitamos. Esto significa, por otro lado, que a largo plazo sí que saldrá más barato porque tendremos material para fabricar unas cuantas alfombrillas.

Materiales necesarios

Para empezar, necesitaremos tres materiales fundamentalmente: una base anti deslizante, la gomaespuma mullida habitual, y una superficie de tela con el diseño que queramos ponerle.

La base anti deslizante la podemos encontrar en casi cualquier tienda. Cuanto más fina sea mejor, y nos vale la que se utiliza, por ejemplo, para poner debajo de las alfombras de casa para que no se muevan de su sitio. Como podéis ver, en el ejemplo que os ponemos a continuación tenemos 200 x 80 centímetros, así que imaginad cuántas alfombrillas para el ratón pueden salir de ahí.

Después, necesitaremos la gomaespuma. Hay de distintos materiales y grosores, así que ahí tendréis que ser vosotros los que elijáis la que más os guste o convenga. Nosotros os sugerimos estas piezas de espuma EVA que tienen 2 mm de grosor y que consideramos que son ideales para esto.

En cuanto a la tela, ya lo dejamos a vuestra elección porque dependerá del diseño que queráis. Lo que sí es importante en esta elección es que sea tejido liso y no elástico.

Por último, necesitaréis unas tijeras y una regla para cortar las piezas a medida, pero también pegamento. No es recomendable utilizar cola para manualidades porque atraviesa la tela y la endurece, ni tampoco pegamento especial para tela porque no pega bien la base. La mejor elección es pegamento universal transparente.

Cómo fabricar una alfombrilla personalizada

El primer paso es cortar las tres piezas a la medida que queramos. La medida a la que cortéis las piezas es indiferente, depende de lo que queráis vosotros, pero sí que es importante que sea exactamente la misma en las tres piezas para que luego la alfombrilla tenga un buen acabado. No obstante, podemos no cortar todavía las tres piezas y hacerlo una vez que estén pegadas. Es indiferente.

Una vez cortadas, comenzamos extendiendo pegamento en la gomaespuma o espuma EVA, en forma de zigzag, y luego extendemos el pegamento con un papel de cocina. Esto es importante para que no queden marcas en la superficie, lo ideal es ponerle una capa homogénea de pegamento.

Extender pegamento para fabricar alfombrilla personalizada

Una vez hecho esto, hay que comenzar extendiendo la tela y pasándole los dedos por encima en toda la superficie y repetidas veces, de manera que la tela quede bien estirada y sin dobleces. Como decíamos antes, la pieza de tela puede ser más grande sin problema porque podremos recortarla fácilmente luego.

Es muy importante dejar que el pegamento se seque completamente antes de proceder al siguiente paso (unas 6 horas). Una vez hecho esto, repetimos el proceso en la cara opuesta para pegar la tela anti deslizante.

Una vez extendido el pegamento, ponemos la pieza de tela anti deslizante.

Ahora hay que esperar a que se seque completamente (otras seis horas como poco, aunque es recomendable 24h para un acabado perfecto), y podemos proceder a cortar a medida si no lo hicimos inicialmente.

Al final, debería quedaros un acabado parecido al que os mostramos en la siguiente imagen. Hay que tratar de tener buen pulso y ayudaros de la regla para cortar y que quede perfecto.

Ya lo habéis visto. Fabricar vuestra propia alfombrilla personalizada es bastante sencillo y no requiere demasiada maña, solo una elección de los materiales adecuados y algo de paciencia. Y, aunque os gastéis en torno a 20 euros en materiales al principio, ya habéis visto que a largo plazo sale rentable porque con el material adquirido podréis fabricar, seguramente, unas 10 alfombrillas.