¿Tu pantalla de PC está sucia? Así la puedes limpiar sin gastar de más

Como cualquier otro elemento que tengas en tu casa, el monitor de tu PC se ensuciará con el tiempo y más todavía si no eres cuidadoso, así que es necesario que le hagas una limpieza regular cada cierto tiempo. Sin embargo, hay usuarios que son reticentes a limpiar el monitor por miedo a que se dañe la pantalla, así que en este artículo te vamos a contar los pasos que debes seguir para limpiar el monitor y que quede como nuevo, pero de manera que no lo dañes ni lo más mínimo y así te dure en buen estado el máximo tiempo posible.

Por supuesto, y aunque en este artículo nos vamos a centrar en el monitor o monitores de un PC, es perfectamente extensivo a cualquier tipo de pantalla, sea la televisión, la pantalla de un portátil, o incluso tu tablet o smartphone. Al fin y al cabo una pantalla es una pantalla y da igual si está integrada en un monitor de PC, portátil o cualquier otro dispositivo, ya que con la tecnología moderna todas utilizan prácticamente las mismas tecnologías y los daños que pueden llegar a sufrir son siempre por las mismas causas.

¿Hace falta algún material especial para limpiar el monitor?

Limpiar monitor paño microfibra

Realmente, no te hará falta nada que no tengas ya en tu casa, aunque obviamente existen productos específicos para que la limpieza sea más sencilla y/o que dure más tiempo limpio. Necesitarás un paño de microfibra como el que podéis ver en la imagen de arriba, obviamente limpio, y sería recomendable también tener un pequeño recipiente con agua tibia y un poco de detergente de lavavajillas (en breve os enseñamos cómo hacerlo).

Lo ideal sería disponer de alcohol isopropílico, ya que este tipo de producto es idóneo para limpiar aparatos electrónicos debido a que no erosiona la superficie (al contrario que el alcohol sanitario que nunca deberíais usar para limpiar el monitor) y, además, la desinfecta incluso mejor que cualquier jabón. En cualquier caso, esto es opcional y a continuación te vamos a contar cómo debes emplear estos materiales, pero lo que sí te decimos es que nunca utilices alcohol sanitario, limpia polvo (Pronto, Cerdar, etc.) ni vinagre, ya que aunque en primera instancia puede que no veas que se ha dañado nada, a la larga la acidez de estos productos sí que termina corroyendo la superficie de la pantalla.

Cómo limpiar la pantalla de tu monitor, portátil o TV

Pantalla sucia

La pantalla de tu monitor puede no parecer demasiado sucia, pero si la miras a contraluz es bastante probable que veas manchas, salpicaduras y polvo, ya que es inevitable que esto suceda con el uso (y ya no hablemos si eres de los que toca la pantalla con el dedo para señalar algo). Así pues, la primera recomendación antes de comenzar es que lógicamente apagues y desconectes de la corriente el monitor para evitar accidentes, y que te coloques de manera que veas la pantalla a contraluz para poder ver mejor las manchas.

Te recomendamos comenzar con la base, la parte trasera y los marcos de la pantalla antes de limpiar la pantalla en sí. Vierte un poco de agua tibia en un recipiente y echa un par de gotas (no más) de lavavajillas (Fairy, Mistol, etc.). Introduce el paño de microfibra en el recipiente para que se moje y luego escúrrelo muy, muy bien, de manera que quede húmedo pero no mojado, que no gotee de ninguna manera. Es muy importante esto porque de lo contrario sí que podrías dañar el monitor.

Ahora con el paño húmedo, limpia completamente la base, la parte trasera y los marcos del monitor; no tengas miedo de frotar un poco si es necesario, pero siempre suavemente y sin apretar demasiado. Una vez que todo el exterior esté limpio, vuelve a introducir el paño en el recipiente y muévelo bien para que la suciedad se desprenda y se quede en el líquido. Luego, vuelve a escurrirlo lo máximo posible porque ahora viene la parte en la que tendrás que limpiar la pantalla.

Para la pantalla el proceso es parecido pero un poco diferente: no frotes y no aprietes, simplemente coloca el trapo encima y pásalo siempre siguiendo la misma dirección, es decir, siempre por ejemplo de izquierda a derecha o de arriba hacia abajo. Hazlo con cuidado y, repetimos, sin apretar para evitar dañar la pantalla. Repite el proceso tantas veces como sea necesario hasta que, mirando la pantalla a contraluz, veas que ya ha quedado limpia.

Monitor

Es bastante probable que al hacer este proceso, en alguna parte de la pantalla quede pegado al marco algo de suciedad, y este es el objetivo de pasar el paño siempre en la misma dirección. Ahora, vuelve a escurrir el paño para que esté de nuevo limpio, extiéndelo del todo y vuelve a pasar por la zona donde ha quedado la suciedad acumulada ayudándote de un dedo para llegar a las zonas más inaccesibles. Si es necesario, utiliza la esquina del trapo para ello.

Si en lugar de utilizar un recipiente con agua tibia y jabón tienes a mano alcohol isopropílico el proceso es parecido, pero simplemente vierte un poco del producto directamente sobre el trapo con cuidado para no inundarlo (recuerda que debe estar húmedo, no mojado) y realiza el mismo proceso.

Consejos para que la pantalla se mantenga limpia más tiempo

Tocar limpiar pantalla

Que la pantalla de tu monitor se ensucie con el uso y el paso del tiempo es inevitable, pero sí que hay una serie de cosas que puedes hacer para intentar que permanezca limpia el mayor tiempo posible.

Para empezar, y salvo que la pantalla sea táctil, evita tocar la superficie de la pantalla con los dedos, ya que incluso aunque te acabes de lavar las manos la piel humana tiene siempre una «grasilla» que se quedará pegada en la pantalla. Esto ya deja la pantalla sucia, pero es que además el polvo que pueda haber en el ambiente se quedará pegado en estas zonas con mayor facilidad que sobre la pantalla en sí.

Por otro lado, evita colocar el monitor del PC en ambientes demasiado húmedos (cerca de la cocina, el baño, o cerca de ventanas) ya que la humedad también favorece que el polvo del ambiente se quede pegado. Además, con respecto a la ventana, es inevitable que entre suciedad de la calle por ella y por lo tanto gran parte de ella se depositará en el monitor. Por otro lado, si vas a pasar cierto tiempo sin usar el monitor, te aconsejamos cubrirlo con una sábana o similar para evitar que el polvo se deposite sobre él.

Finalmente, te aconsejamos que siempre evites que la luz directa del sol incida sobre la pantalla, tanto porque es malo para tu salud visual como porque esto puede llegar a dañar la pantalla.

¡Sé el primero en comentar!