Que no te engañen: así se distinguen los consumibles de impresora falsos

Hoy en día es, muchas veces, complicado distinguir un producto original de uno falso debido a la calidad con la que hacen algunas imitaciones, algo que es más cierto todavía cuando estamos hablando de consumibles para la impresora como son los cartuchos de tinta o los tóner en el caso de que sea láser, y el utilizar un producto falso puede tener consecuencias bastante nocivas para el dispositivo. Así pues, en este artículo vamos a tratar de ayudarte a diferenciar consumibles originales de los falsos para que no te den gato por liebre.

Allá donde hay dinero que ganar, podemos encontrar un producto falso ya que hay ciertas «empresas» que se lucran a base de las buenas intenciones de las personas, especialmente si están buscando ahorrar algo de dinero. De hecho, los consumibles de impresora son uno de los mercados donde más falsificaciones podemos encontrar, y a veces están tan bien hechas que es casi imposible distinguir un producto de otro.

No confundas un consumible falso con uno compatible para tu impresora

Antes de nada hay que tener en cuenta una cosa, y es que no es lo mismo un cartucho o tóner compatible que uno falso. Los consumibles compatibles no intentan engañar a nadie y directamente te dicen que son compatibles con ciertas impresoras, mientras que los falsos imitan hasta el empaquetado de los productos originales, incluyendo los logotipos del fabricante, para intentar descaradamente engañar a los usuarios (y obviamente muchas veces son bastante más caros que los compatibles).

Cartuchos de impresora falsos

Un cartucho o tóner compatible generalmente funcionará sin ningún tipo de problema en tu impresora, ya que ha sido fabricado específicamente para ésta. La diferencia radica en que quizá la tonalidad de color no es la misma que la que puedes encontrar en los consumibles originales, y su durabilidad suele ser también inferior. Sin embargo, normalmente no tendrás problemas de calidad ni en la propia impresora utilizando este tipo de consumibles, así que puedes estar relativamente tranquilo al utilizarlos sabiendo lo que estás comprando.

Así pues, no confundas un consumible compatible, que se vende como tal y no engaña a nadie (eso sí, debes ser consciente de lo que estás comprando porque difícilmente será igual que el original) mientras que un producto falso trata de imitar todo lo posible al consumible original… hasta que lo instalas en tu impresora y te encuentras con las desagradables sorpresas que lleva en su interior.

Cómo distinguir un consumible original de uno falso

Actualmente, el mercado de consumibles falsos para impresora se estima que asciende a unos 3.500 millones de dólares en el mercado cada año. Los cartuchos de impresora falsificados son un gran negocio en estos días, y eso no es nada bueno para los consumidores, ni siquiera para los buscadores de gangas principalmente por dos motivos:

  • La calidad del tóner o la tinta es potencialmente tan mala que es como comprar un cartucho medio vacío cuando se trata de valor.
  • La mala calidad de estos cartuchos o tóners falsificados puede dañar o desgastar tu impresora (por ejemplo, los compuestos orgánicos volátiles en la tinta erosionan gradualmente el cabezal de impresión incorporado).

Para detectar los cartuchos o tóner de impresora falsificados hay que tomar ciertas precauciones antes de comprar, pero realmente no es tan difícil como te vamos a contar a continuación.

Tiendas cuestionables

A través de una búsqueda en Internet o un anuncio de pago en cualquier página web, es posible que veas proveedores en línea que te prometen el sol y la luna cuando se trata de consumibles para la impresora. El hecho de que esté en Internet, como las noticias falsas, no significa que esté ahí de forma legítima.

Ten cuidado con las tiendas online de procedencia cuestionable, con páginas web que parecen bastante obsoletas y con precios que, como a continuación veremos, parecen demasiado buenos para ser verdad.

Sin embargo, esto no significa que tengas que desconfiar de todas las tiendas online; aquellas tiendas de renombre y confianza no se van a arriesgar a venderte productos falsos, así que generalmente puedes confiar en lo que compras. Eso sí, cuidado con los gigantes como Amazon, eBay u otros porque a menudo venden productos de terceros que no dependen de ellos, y estos vendedores ilegítimos aprovechan la confianza que los usuarios tienen en Amazon por ejemplo para vender sus falsificaciones.

Precios sospechosamente baratos

Los cartuchos y tóner de impresora originales son caros. Muy caros a decir verdad, hasta el punto de que a veces pueden costar casi tanto como la propia impresora. Seguramente puedas identificar consumibles falsos para tu impresora porque, como hemos dicho antes, los precios son demasiado buenos para ser verdad, y es que seguramente no sean verdad, obviamente.

Ojo, esto no significa que no puedas encontrar buenos descuentos y comprar los consumibles originales mucho más baratos de lo que es habitual, pero si ves unos precios así… desconfía.

Tóner HP original

Por ejemplo, un tóner negro original para una impresora HP LaserJet suele costar unos 70 euros; el tóner «compatible» equivalente para esta impresora cuesta unos 15 euros, pero el producto falso podrás encontrarlo a un precio de entre 30 y 40 euros normalmente; si te fijas, es un producto mucho más caro que el compatible, pero como se hace pasar por el original y cuesta menos que éste, puede llegar a engatusar a muchos usuarios.

Empaquetado sospechoso

Los falsificadores suelen poner el mismo cuidado en el empaquetado del producto que en la propia tinta: no mucho. Entendemos que la mayoría de las personas no prestan mucha atención a la marca de los cartuchos de impresora (ciertamente, no toman una foto de su caja para compartir en Instagram) pero todo lo que necesitas es invertir un momento en inspeccionar el embalaje para darte cuenta de si el producto es falso.

cartuchos impresora falsos

Estas son algunas de las señales que debes buscar:

  • Logotipo de la marca descolorido.
  • No hay sellos de cinta con lengüeta en los cabezales de tinta.
  • Daños visibles en el cartucho.
  • El sello de seguridad no se comporta de la manera en la que el fabricante dice que debería (los principales vendedores de impresoras ayudan en sus páginas web a identificar el aspecto de los sellos de seguridad, así como el empaquetado genuino en general).
  • Una vez que sacas el cartucho o tóner de su caja, notarás que pesa bastante poco, como si ya de por sí pareciera de plástico de mala calidad (y esto es así porque lo es).
  • No contiene instrucciones de uso.
  • El producto viene en una caja de color blanco o neutro sin nada impreso en ella.

En el siguiente vídeo explican bastante bien cómo distinguir consumibles falsos de impresoras HP:

¿Qué problemas puede darte la impresora si usas un consumible falso?

Los primeros síntomas que puedes notar es que la propia impresora te diga que has insertado un cartucho o tóner que no es original, pero esto obviamente también sucede con los productos compatibles que, como te hemos explicado, no suponen un peligro por norma general.

Los consumibles falsos empezarán a darte síntomas de mal funcionamiento bastante rápido:

  • Manchas de tinta en la impresión.
  • Fuga de tinta o polvo en el propio cartucho o tóner.
  • Colores distorsionados.
  • Texto con rayas horizontales.

Consumible impresora falso

Como te hemos explicado antes, es posible que los productos químicos que contienen las tintas, si éstas son de mala calidad, reaccionen con el cabezal de la impresora y lo desgasten más de la cuenta, haciendo que éste se eche a perder y, en resumidas cuentas, haciendo que la impresora quede inservible.

En todo caso, la recomendación es que si tienes dudas que no te de vergüenza contactar directamente con el fabricante para pedir asistencia técnica. Si has comprado un consumible falso no es tu culpa y por supuesto no incurres en ningún delito, ya que de hecho has sido tú el estafado que creía que compraba un producto original cuando no lo era.