De F1 a F12, ¿para qué sirven las teclas de función del teclado?

De F1 a F12, ¿para qué sirven las teclas de función del teclado?

Rodrigo Alonso

Las teclas de función de los teclados están presentes desde su creación a día de hoy, y aunque muchas de ellas no se utilizan demasiado, realmente tienen una utilidad de la que no podemos prescindir. A continuación vamos a contarte para qué sirven y cuáles son las funciones principales del F1, el F2, el F3, el F4, el F5, el F6, el F7, el F8, el F9, el F10, el F11 y el F12 en tu teclado.

La mayoría de usuarios no utiliza mas que un par de estas teclas… F5 para actualizar el navegador, y si acaso F4 combinado con ALT para cerrar una ventana. Es probable, no obstante, que te hayas pegado un susto por pulsar F11 sin querer en Chrome, o que no sepas que F1 es el acceso directo a la ayuda en la mayoría de programas de PC. Y el resto, ¿para qué sirven?

A continuación vamos a contarte cuáles son las funciones principales de las teclas de función de tu teclado, y una vez que sepas qué hacen, es probable que les quites el polvo y comiences a utilizarlas cuando veas su utilidad.

Las teclas de función del teclado

Da igual la aplicación que tengamos en primera plana, como la versión de Windows que estemos usando, ya que las teclas de función tienen un papel muy genérico en Windows. No confundir estas teclas con la tecla «Fn» que vemos en los teclados de portátiles y que, combinándola con otras, activan funciones específicas, como es bajar o subir el volumen.

F1: Con esta tecla abrirás la ventana de ayuda del programa que tengas abierto y en primer plano en cada momento. Prueba a hacerlo ahora, y accederás al panel de ayuda de tu navegador.

F2: Si seleccionas un archivo y pulsas F2, podrás cambiarle el nombre directamente. Lo mismo sucede si seleccionas una celda en Excel (editarás su contenido), y si combinas esta tecla con CTRL y ALT, abrirás la biblioteca de archivos de Office.

F3: Por norma general F3 sirve para abrir el menú de búsqueda en cualquier aplicación, el equivalente a pulsar CTRL + F en Chrome o CTRL + B en Office.

F4: Por sí sola no hace nada, pero su función principal es que si la pulsas en combinación con la tecla ALT, cerrarás la ventana que tengas en primer plano en ese momento.

F5: Esta es una de las que más utilizan los internautas, porque sirve para actualizar o refrescar la página (también funciona así en el explorador de Windows). En PowerPoint servirá para iniciar una presentación, o en Photoshop sirve para rellenar la zona seleccionada con un color.

F6: Si pulsas esta tecla estando en un navegador como Chrome o Firefox, te situará directamente en la barra de direcciones para que puedas escribir una nueva sin tener que tocar el ratón. Si estás en el explorador de archivos de Windows, te moverás por las opciones.

F7: Si pulsas esta tecla estando en Word, pasarás la revisión ortográfica directamente. Concretamente en Firefox (y solo en Firefox) también sirve para activar el modo cursor, que deshabilita el ratón para despalzarte y lo harás con los cursores del teclado.

F8: Sirve para abrir el modo a prueba de fallos cuando arrancas el ordenador, pero también sirve, en Word, para seleccionar texto como si pulsaras CTRL + E.

F9: Esta es una de las teclas de función sin una utilidad general, pero por ejemplo en Outlook sirve para forzar el enviar y recibir emails. Cada programa tiene su propia función para F9.

F10: En Chrome, te lleva directamente a la barra de navegación, donde podrás moverte con los cursores del teclado. Si combinas F10 con SHIFT (Mayúsculas), hace el mismo efecto que pulsar el botón derecho del ratón. Para el explorador de archivos deberás combinarla con ALT en su lugar.

F11: En los navegadores de Internet como Chrome o Firefox y también en el explorador de archivos de Windows, activa el modo de pantalla completa. Para volver a la vista normal solo tendrás que pulsarla de nuevo.

F12: En Chrome abre el código fuente de la página web por la que estés navegando, pero en Word por ejemplo abre el diálogo «Guardar como…» para salvar el documento que tengas abierto.

Funciones en BIOS

elegir disco arranque desde BIOS

Como habéis visto, las teclas de función nos ayudan a utilizar atajos en las aplicaciones que usemos, las cuales se pueden aprovechar mucho en los exploradores web. Además de esto, estas teclas son de vital importancia cuando queremos acceder a la BIOS o UEFI de la placa base porque, normalmente, son las que hay que usar para ello. Obviamente, dependerá del fabricante de placa base, ya que hay modelos en los que podemos acceder a la BIOS pulsando la tecla SUPR.

Una vez dentro de la BIOS, os daréis cuenta de que también desarrollan ciertas funciones, como es acceder a menús (menú para hacer flash USB y actualizar el firmware de la placa) o activar características. En definitiva, son teclas que son de tremenda utilidad desde que encendemos el PC, hasta que lo apagamos, dando igual si estamos usando un programa u otro.