Riser cards, encaja esa placa o tarjeta que no cabe en tu caja

El uso de riser card en el PC se ha comenzado a poner de moda entre varios usuarios. Porque este tipo de complementos permiten montar las tarjetas de expansión no directamente a nuestra placa base, sino en otras ubicaciones de nuestra caja. Se amplía, de esta manera, las posibilidades y la funcionalidad de las cajas de PC y de servidores. En este artículo, vamos a ver cuáles son los usos más habituales que se le suele dar a las riser card.

Pese a que las Riser Cards no suelen verse de manera común en el mercado del PC son sumamente útiles cuando no disponemos de espacio suficiente en la caja de nuestro PC y necesitamos reordenar por completo el contenido de los componentes dentro del PC, en especial los que utilizan la interfaz PCI Express como lo son las tarjetas gráficas. Por lo que estás en la situación que necesitas un PC potente sin sacrificar ninguna pieza pero necesitas espacio entonces te puedes plantear la compra de una Riser Card para solucionar el problema del espacio disponible.

¿Qué es una Riser Card y para qué se utiliza?

Hace ya unos meses que escribimos un artículo explicando qué es una riser card. Básicamente, uno de estos dispositivos permite conectar las tarjetas de expansión de nuestro PC en una posición diferente a la habitual. Que es, con el conector de datos colocado directamente al puerto correspondiente de la placa base. Esta característica, las hace muy útiles cuando queremos conectar varias tarjetas bastante gruesas que, en circunstancias normales, se estorbarían entre ellas.

Por ejemplo, en los racks de los mineros de criptomonedas se suelen emplear riser card como las que veis en la anterior imagen. Éstas se aprovechan de una característica importante del bus PCIe: su capacidad para ser modular. Esto significa que, a una ranura PCIe x16, le podemos conectar una tarjeta que sea PCIe x1, x4, x8 o x16. Las tarjetas que veis en la imagen son del tipo x1. Y emplean un cable USB para conectarse a un conector similar que está sujeto al conector PCIe x16 de la tarjeta gráfica. Esto da flexibilidad a la hora de montar nuestra configuración en cualquier tipo de caja.

Cuando decimos que el puerto PCI Express es modular a lo que nos referimos es que si tenemos una interfaz PCI Express de 16 líneas la podemos convertir en 2 de 8 líneas o 1 de 8 líneas y 2 de 4 líneas. A día de hoy la mayoría de controladoras PCI Express de PC son de 20 o 24 líneas PCI que se subdividen para colocar la gráfica y otros componentes como los discos M.2. No obstante la Riser Card no va a dar jamás una mayor cantidad de líneas PCI Express de las que soporte la CPU y el chipset de manera combinada.

Su uso se ha puesto de moda con cierto tipo de cajas

El comienzo de uso de las riser card no es en los PC de los usuarios. El comienzo de su uso lo podemos localizar en los servidores. En los racks que van destinados a montar este tipo de ordenadores, la altura disponible para los componentes no suele ser especialmente grande. Por ello, los usuarios de los mismos tienen dos opciones:

  • Usar tarjetas de expansión de perfil bajo.
  • Usar una riser card, que les permitirá emplear tarjetas de expansión de tamaño normal.

Dado que muchas tarjetas de expansión solo se fabrican con una altura mayor que la disponible en un rack de servidores, la riser card permite montarla en posición girada 90º frente a la habitual. Lo que permite un mejor aprovechamiento del espacio dentro del rack del servidor.

Placa base Riser PCI

Precisamente, este tipo de utilidad se les ha dado a estos dispositivos en un tipo de PC muy particular: los HTPC de reducidas dimensiones. En ellos, no es posible colocar tarjetas gráficas de altura normal, por lo que muchos recurren al uso de estos dispositivos para poder instalarlas en ellos. Y, como ya sucede en los racks de servidores, incrementan la versatilidad del sistema.

Debido a que los HTPC tiene un espacio en altura muy bajo, el hecho de poder colocar la tarjeta gráfica en paralelo a la placa base cómo se ve en la imagen gracias a un Riser Card es una gran opción, en especial si no tenemos espacio para colocar una torre o queremos que la caja de nuestro HTPC ocupe la menor cantidad de espacio posible al lado de nuestro televisor.

Pon tu GPU gaming en vertical gracias a una Riser Card

GPU-Vertical-mount

En los últimos tiempos se han puesto de moda las cajas de PC gaming que permiten montar la tarjeta gráfica en vertical; obviamente esto se logra utilizando una riser card, generalmente con un puente flexible que conecta el zócalo PCI-Express de la placa base con la tarjeta gráfica. Obviamente la caja debe tener anclajes que permitan instalar la GPU en vertical, ya que de lo contrario este tipo de tarjetas de expansión no tendría razón de ser.

Los motivos por el cual colocar la GPU en vertical son variados, por un lado puede que sea por motivos estéticos a la hora de mostrar el contenido dentro del PC y por el otro el hecho de poder organizar mejor la circulación del aire o la organización de los radiadores dependiendo de manera más eficiente. Aunque existe un tercer motivo que es cuando nuestra caja no nos permite instalar la GPU por falta de espacio en horizontal.

No obstante hay que tener en cuenta que muchas tarjetas gráficas tienen su sistema de ventilación para que su flujo de aire funcione en horizontal, por lo que colocar la tarjeta gráfica de esta forma utilizando un Riser PCI, aunque nos puede hacer ganar espacio puede ser contraproducente para ciertos modelos de tarjetas gráficas en concreto, aunque no suele ser lo habitual. Por eso te recomendamos que te informes bien para saber si tu tarjeta gráfica se puede colocar en vertical respecto al suelo. Es más, a veces para colocar los radiadores para la refrigeración líquida de la manera más eficiente es indispensable instalar la tarjeta gráfica en vertical.

¡Sé el primero en comentar!