¿Quieres reutilizar tu viejo disco duro? Te damos algunas ideas

¿Quieres reutilizar tu viejo disco duro? Te damos algunas ideas

Rodrigo Alonso

¿Tienes un disco duro viejo o estropeado y vas a tirarlo? En este artículo vamos a darte algunas ideas para reutilizar tu viejo disco duro para que, en lugar de tirarlo o tenerlo olvidado en un cajón cogiendo polvo, puedas darle una segunda vida de maneras que ni te imaginas.

Para algunas de estas ideas que os vamos a proponer a continuación necesitarás que el disco duro siga funcionando, aunque sea viejo, pero para otras podrás reutilizar incluso un disco duro que haya dejado de funcionar, aunque eso sí, necesitarás ser un poco «manitas» para poder desmontarlo.

Reutilizar tu disco como almacenamiento extra

Esta es la idea más obvia y evidente: si el disco duro está funcionando, puedes darle una segunda vida como dispositivo de almacenamiento externo, por ejemplo. Para ello tendrás que comprar una carcasa externa que te permita conectarlo mediante USB, y si el disco es de 3,5 pulgadas deberás tener en cuenta que necesitará alimentación adicional.

Esto es ideal si por ejemplo has comprado un portátil que venía con disco mecánico y le has instalado un SSD, ya que podrás utilizar el disco duro que venía -que entendemos que estará nuevo y en perfectas condiciones- para otros menesteres, en cuyo caso con una carcasa USB de 2,5″ tendrás suficiente, con la ventaja de que en este caso no necesitas alimentación adicional.

Por otro lado, si el disco duro funciona también podrás integrarlo en un NAS o DAS, para igualmente tener almacenamiento externo extra que podrás utilizar en cualquier PC y para cualquier menester.

Ideas para reutilizar un disco estropeado

Entramos ya en un terreno solo apto para los más manitas, o para personas que tengan cierta pericia y tiempo. Probablemente necesites algunas herramientas especiales que no todo el mundo tiene en su casa, como destornilladores Torx y Philips de métrica pequeña, ya que cada disco duro tiene un sistema de cierre diferente aunque todos son parecidos. En todo caso, vamos a ver qué cosas podréis hacer con un disco duro que ya no funciona, pero como hemos advertido antes, esto implica «destriparlo».

Soporte magnético para utensilios

Los discos duros mecánicos tienen unos potentes imanes en su interior, lo suficientemente grandes y potentes como para sujetar casi cualquier tipo de utensilio, sean destornilladores, sierras o incluso cuchillos de cocina.

Reutilizar imanes disco duro viejo

Para montar por ejemplo una sujeción para cuchillos de cocina necesitarás una pieza de madera. Por la parte trasera solo tendrás que hacer unas hendiduras con la forma de los imanes, y colgarla de la pared. Incluso con piezas de madera gruesa (2-3 cm de grosor) el imán tiene suficiente fuerza para sujetar los cuchillos.

Cuchillos de cocina con imán de disco duro

Espejo de pequeño tamaño

Los platos de los discos duros son muy reflectantes, y si no están rayados los podrás utilizar de pequeños espejos invertidos (como el retrovisor de los coches).

Espejo con plato de disco duro

Como consejo, podrás crear un anclaje justo en el agujero del centro y quedará bastante bien. Dado su tamaño puede servir de espejo para llevar en el bolso, o incluso podrías colgarlo en la pared si quieres.

Espantar pájaros e insectos

Seguro que muchas veces habéis visto CDs o DVDs colgados con hilos en los porches de las casas, y es que sirven para reflejar la luz y espantar insectos y pájaros. Dado que los platos de los discos duros tienen el mismo tamaño y las mismas propiedades, pueden servir precisamente para lo mismo. De hecho, si juntas varios platos de disco cerca, con el viento se creará una «sinfonía» bastante curiosa.

Caja de caudales oculta

Cuando quieres esconder dinero u objetos de valor en casa, son muchas las opciones que tienes, pero la que suele tener mejor resultado es convertir objetos cotidianos en pequeñas cajas de caudales. Para esto, puede servirte perfectamente la carcasa externa de un disco duro, especialmente si la tienes guardada en un cajón junto con otros discos, ya que seguramente pasará desapercibida.

Reutilizar disco como caja fuerte

Evidentemente para esto necesitarás vaciar completamente el interior y quedarte solo con la carcasa externa. Fijaos que, hasta aquí, podríamos hacerlo todo con un único disco duro (imanes, platos y carcasa), aprovechando casi todos sus componentes.