¿Para qué son todos los puertos de tu tarjeta de sonido de PC?

¿Para qué son todos los puertos de tu tarjeta de sonido de PC?

Rodrigo Alonso

Las tarjetas de sonido para PC, incluso las integradas en la placa base, incorporan multitud de conectores -generalmente de muchos colores para poder identificarlos fácilmente- aunque al final solo utilicemos uno o dos en muchos casos. Entonces, ¿para qué tienen tantos conectores y para qué sirven? En este artículo vamos a explicártelo para que seas capaz de exprimir al máximo sus capacidades técnicas.

Las tarjetas de sonido, al igual que cualquier otra de expansión, tienen una serie de puertos que nos permiten conectar periféricos relacionados con el mundo del audio, ya sean sintetizadores externos, instrumentos MIDI, micrófonos, altavoces o cualquier otro parecido. Huelga decir que cada fabricante y cada modelo de tarjeta de sonido utiliza su propia disposición, y en algunos casos podemos encontrarnos con tarjetas de sonido que tienen ciertos conectores que otras optan por no usar.

En cualquier caso, lo que vamos a explicar a continuación son todas las posibilidades que podréis encontraros en una tarjeta de sonido moderna para PC, de manera que ahora sabréis qué se conecta en cada puerto, para que a la hora de escoger una en la tienda sepas qué opciones permite, tanto si eres profesional del sonido como si la prefieres para uso doméstico.

 

Los conectores de las tarjetas de sonido integradas

Hoy en día la totalidad de placas base para PC ya incorporan una tarjeta de sonido integrada con su propia controladora. Por lo tanto, en los puertos traseros de la placa base ya encontraremos los conectores de audio correspondientes a la tarjeta de sonido, donde podremos conectar nuestros altavoces, auriculares o sistema de sonido siempre y cuando no sean USB, claro (en cuyo caso no hay mucho que explicar, los conectas a cualquier port libre y listo).

Puertos placa base

Lo más común es encontrarnos los conectores dispuestos como en la imagen de arriba, justo en la parte derecha, identificados tanto con el serigrafiado en el escudo I/O como codificado por colores. Normalmente, solo utilizarás el verde para los altavoces y el rosa para el micrófono, pero este es el uso de todos los demás:

  • Naranja: altavoz central o subwoofer.
  • Azul: entrada de línea. Sirve para conectar fuentes de audio externas, y es el único conector de entrada de la tarjeta de sonido, además del micrófono.
  • Negro: altavoz trasero.
  • Verde: altavoces frontales estéreo.
  • Rosa: micrófono.
  • El conector TOSLINK (titulado como S/PDIF out) es la salida de audio digital, capaz de integrar todos los anteriores con un solo cable. Es por eso que muchos de los sistemas de altavoces envolventes comunican su decodificador central con la tarjeta de sonido a través de uno de estos conectores.

Nota: en algunas placas base encontraremos otro conector minijack de 3,5 mm de color gris en lugar del TOSLINK, que está destinado al altavoz central, dejando el naranja exclusivamente para un subwoofer.

 

El código de colores no siempre se respeta

Hay que tener cuidado con el código de colores, porque en algunas placas base (especialmente las de alta gama) no vienen identificados de la misma manera. En el ejemplo que podéis apreciar en la imagen inferior, todos los puertos tienen el mismo color por lo que el «truco» de la guía de colores no funcionará y tendremos que leer en cada uno cuál es su función.

Conectores placa base

Sería raro que los conectores no tuvieran ni color ni una identificación pero podría suceder, así que en ese caso no nos quedará más remedio que consultar el manual de la placa o del componente para poder identificar cuál es cuál.

 

Cómo identificar los conectores

No obstante, si no existen colores vendrán identificados los puertos con los rótulos, aunque por desgracia casi siempre estarán en inglés. En todo caso, la disposición siempre es la misma y esto es lo que significan:

  • C/SUB: es el equivalente al naranja, y sirve para el altavoz central o subwoofer.
  • Line IN: el equivalente al azul, la entrada de línea.
  • Rear: equivalente al negro, sirve para conectar el altavoz trasero.
  • Line out: equivalente al verde, es para los altavoces frontales.
  • Mic in: equivale al rosa y es para el micrófono.
  • SPDIF OUT: igual que en el anterior.

En este caso podemos encontrarnos otro conector en lugar del TOSLINK titulado como «center» directamente, y equivale lógicamente al conector gris.

 

Otros conectores de la tarjeta de sonido

En muchas tarjetas de sonido dedicadas, e incluso en algunas integradas dentro de la placa base, podemos encontrarnos con otros conectores aunque ya os avisamos que es algo extremadamente raro. Concretamente, podríamos ver un conector RCA de color naranja (comúnmente) que, aunque no lo parezca por su simpleza, se trata de un conector digital que hace lo mismo que el S/PDIF TOSLINK.

Conectores Tarjeta sonido colores

Hay algunos casos más raros todavía y que solo veremos en tarjetas de sonido orientadas a profesionales en los que podremos encontrarnos otros conectores más. Como por ejemplo:

  • MIDI, para conectar instrumentos bajo dicho estándar.
  • FireWire, utilizado durante muchos años para periféricos del mundo musical que requerían más ancho de banda que el que daban las primeras versiones del USB. Hoy en día se encuentra en desuso.
  • El llamado «Gaming controller port» o también conocido como DB-15, que es el puerto para los joysticks clásicos con los que jugar a los título de PC de finales de los 80 y principios de los 90. Es, por cierto, uno de los motivos por los que las tarjetas de sonido se popularizaron hace ya tres décadas. Podéis ver una imagen de este conector de 15 pines en la imagen justo debajo de estas líneas.

Conector 15 pines

 

¿Qué utilidad tiene ofrecer varios conectores de sonido?

Como hemos explicado, las tarjetas de sonido cuentan muchas veces con una gran cantidad de conectores diferentes, y aunque os hemos contado ya para qué sirve cada uno de ellos, es posible que no les veas utilidad, ya que, al fin y al cabo, la mayoría de altavoces y auriculares tan solo necesitan un conector mini Jack para funcionar. Y por tanto, será tan fácil como conectarlos a uno de los conectores para que reciba la señal eléctrica que el propio altavoz convierte en el sonido que escuchamos.

tarjeta de sonido Creative Sound Blaster

En general y en la gran mayoría de ordenadores, en especial en portátiles y en los concentradores frontales de las torres, se suelen utilizar dos: el verde (altavoces frontales) y el del micrófono, que se suele identificar con el color rosa. Visto que la mayoría de altavoces reducen su conexión a un jack que va conectado al conector verde, es normal que surja la duda sobre la utilidad de los demás conectores de audio. También debemos tener en cuenta aqéellos que usan un conector Mini Jack de 3 aros, que combinan tres canales de sonido: izquierdo, derecho y micrófono. Son ideales para auriculares, sean estos para gaming o para teletrabajo, por lo que si queremos separarlos en dos salidas distintas, entonces necesitaremos de un adaptador especial.

 

Integradas versus dedicadas en cuanto a conectores

Si os fijáis bien, las tarjetas de sonido integradas suelen tener menos conexiones que las tarjetas de sonido dedicadas. Tener más conectores de sonido nos ofrece más posibilidades de conexión de distintos positivos: Home Cinema, altavoces Hi-Fi, etc. Es cierto que podemos tener un sistema de altavoces 5.1  o 7.1 y únicamente usar un jack que va conectado a la conexión verde. Sin embargo, existen altavoces que tienen más de un jack para conectar en el dispositivo, que no son sino los sistemas que ofrecen sonido envolvente y, de hecho, podemos encontrar incluso auriculares que emplean más de un conector de la tarjeta de sonido.

monitores alesis

Aquí, es donde las tarjetas de sonido nos enseñan la utilidad de ofrecer un puerto dedicado para el subwoofer, otro a los speakers laterales, otro para los frontales y un último para los traseros. Además, no estamos teniendo en cuenta aquellas tarjetas de sonido integradas que están pensadas para monitores profesionales. En dicho caso, no nos bastará con las conexiones integradas de la placa base, sino que buscaremos una tarjeta de sonido profesional que nos ofrezca distintos conectores.

1 Comentario