Silicon Power M.2 2280 SATA III M55 120GB

Ver noticia 'Silicon Power M.2 2280 SATA III M55 120GB'

spsiliconpower_logo

Estamos ante uno de los mayores fabricantes de soluciones de almacenamiento en el mundo, si bien es cierto que Silicon Power no es especialmente conocido en nuestro mercado por lo que, para muchos de vosotros, se trate de un fabricante desconocido.

En esta ocasión estamos ante un disco M.2 SATA III ultracompacto y que puede ser utilizado en una gran variedad de equipos desde ultrabooks, portátiles hasta equipos de sobremesa gracias a su interfaz M.2 que se ha erigido como el principal conector para dispositivos de almacenamiento.

ESPECIFICACIONES

Como os hemos comentado, se trata de un disco M.2 2280 SATA III 6G cuyas velocicdades, según el fabricante, superan los 500 Mb/sg ampliamente tanto en ratios de lectura como escritura. Silicon Power fabrica estos discos M.2 en capacidesde de 120, 240 y 480 GB y el disco que nosotros vamos a analizar es el de 120 GB.

Si echamos un vistazo a su página web podemos ver las principales características de las que hace gala el producto podemos observar la importancia que se le da actualmente al tamaño ultracompacto de los discos actuales para que sean compatibles con cualquier equipo desde los ultrabooks hasta los PCs de escritorio pasando por los clásicos portátiles y mini PC.

Igualmente, haciendo uso de la tecnología flash NAND de este tipo de dispositivos, se obtienes velocidades de lectura/escritura bastante altas haciendo a estos dispositivos idóneos para cualquier aplicación y procesos multitarea.

Además, dispone de la “tecnología Intel Smart Response” gracias a la cual reconoce y almacena automáticamente las aplicaciones y los datos más utilizados en el SSD ofreciendo todo el acceso a la enorme capacidad de almacenamiento de un HDD, incluyendo en su cache los datos que más se utilizan.

Por último, en la página web, nos destaca que el M55 M.2 2280 soporta TRIM, NCQ y S.M.A.R.T.  También garantiza la estabilidad y la fiabilidad general del sistema con la corrección automática de errores incorporada (ECC), la tecnología de bloqueo de almacenamiento regrabable (nivelación de desgaste) y la gestión de bloques defectuosos.

Todo esto son características que le dan valor añadido y que en algunas ocasiones no somos conscientes de su existencia pero que en segundo plano tienen bastante importancia.

Todo ello lo vamos a comprobar bien sea con nuestros tests habituales que realizamos para evaluar el rendimiento de los discos o bien a través de la propia herramienta que nos ofrece el propio fabricante y que os podéis bajar desde su propia web. http://www.silicon-power.com/web/download-ToolBox

ASPECTO EXTERNO

El disco llega embalado simplemente en un blister de plástico en el que se nos deja ver que hay en el interior del mismo. En la parte frontal del mismo podemos ver simplemente el logo del fabricante junto con el nombre del producto y la interfaz del mismo.

En la parte posterior nos ponen dos de sus principales caracterísitcas (interfaz y compatibilidad con equipos) hasta en catorce idiomas diferentes. Igualmente nos incluyen un código QR para poder activar directamente la garantía con el fabricante.

Sacamos directamente el disco del blister de plástico. En la parte principal encontramos una etiqueta que tapa tanto las NAND como el propio chip de memoria. EN la propia etiqueta podemos ver claramente el modelo del disco que tenemos en nuestras manos. M.2 2280 M55 de Silicon Power. En la parte posterior, nada que destacar.

 

Quitamos la etiqueta de plástico para poder ver los componentes sobre los que se fabrica este disco de 120 GB. Por un lado, las NAND son NW837 y NW838 de la marca Micron Technology y por otro lado una controladora Marvel 88NV1120 con interfaz SATA 6 Gbps.

SOFTWARE

Si nos vamos a la propia web del fabricante podemos ver una gran cantidad de software que pone a disposición del usuario aunque, para nuestro análisis, las dos principales herramientas que pone a nuestra disposición son el SP Toolbox, dentro del cual podemos encontrar la información del propio dispositivo, la salud del mismo, varias pruebas de diagnóstico y rendimiento y por supuesto nos permite hacer un borrado seguro para que no se pueda recuperar la información.

Igualmente tenemos acceso a una interesante herramienta para poder actualizar el firmware de nuestro disco, el SSD Firmware Update Software.

TESTEO

Las pruebas se han realizado bajo el Sistema Operativo Windows 10 de 64 bits y con la siguiente configuración de Hardware

  • Placa Base ASUS X370 Crosshair VI Hero
  • Procesador AMD Ryzen 1800X
  • Memoria RAM 2 x 4 GB Geil Evo X 3200 Mhz
  • Tarjeta Gráfica Nvidia GTX 1080 Ti

Como siempre comenzamos con los datos que nos arroja el propio Windows 10 cuando seleccionamos las propiedades del disco

Las pruebas realizadas han sido las siguientes.

CRYSTALDISKINFO

Con esta aplicación vamos a poder comprobar que el Silicon Power M.2 M55 cumple con todas las características de cualquier disco SSD de última generación como son S.M.A.R.T, APM, NCQ, TRIM y DevSleep. El disco viene identificado como SPCC M.2 SSD 120, 0 GB de la misma forma que lo hace en la propia BIOS.

Podemos ver igualmente la interfaz que es Serial ATA, el firmware y el número de serie del fabricante.

Y una vez que verificamos que tiene soporte nativo TRIM, vamos a asegurarnos de que está activado con el comando fsutil. El parámetro “NTFS DisableDeleteNotify” nos arroja un valor de cero, por lo que el soporte TRIM está activado. Si estuviera desactivado nos devolvería el valor 1.

Por cierto, si tenéis un disco con soporte nativo para TRIM y lo tenéis deshabilitado es tan sencillo como poner “fsutil behavior set DisableDeleteNotify 0” y de esta forma lo activaríais.

CrystalDiskMark

El dato verdaderamente interesantes es el que apreciáis en la tercera fila, que es el que nos da la velocidad de lectura/escritura secuencial. Este tipo de velocidad es el que nos dice cual es la velocidad de la unidad SSD al transferir archivos de gran tamaño y es sin duda el tipo de velocidad que más importa al usuario y el que el fabricante suele utilizar en la caja cuando nos habla de velocidades máximas.

El fabricante habla de velocidades máximas por encima de los 500 Mb/sg tanto para lectura como para escritura. En ambos casos las pruebas de CrystalDiskMark nos dan cifras por debajo incluso no llegando a los 400 MB/sg en el caso de la escritura. En cualquier cosa estos resultados los pondremos en “cuarentena” hasta que tengamos una idea general de todos los tests que le haremos a la unidad.

La velocidad 4k también es importante pues es la velocidad que se mide con los archivos pequeños que se encuentran “desparramados por el disco” y también se usan bastante a menudo por el propio SO o cuando descargamos archivos tipo torrent. El SP M.2 M55 no podemos decir que sea uno de los mejores dispositivos para ello.

AS SSD BENCHMARK

2 tipos de pruebas fundamentales hace este test sintético. Por un lado el AS SSD Copy nos viene a mostrar los mismos resultados que nos ofrecía CrystalDiskMark pero nos viene bien pues al ser de un desarrollador diferente nos ayuda a comparar resultados. Los resultados obtenidos mediante este test vienen a confirmar los números que nos ofrece el CrystalDiskMark por lo que podemos darlos por buenos. No son resultados decepcionantes pero sí quizas un poco por debajo de la esperado.

En el segundo test podemos apreciar los IOPS que son las operaciones de entrada y salida por segundo. Este dato es sobre todo crucial en los entornos de servidor en el que los clientes están constantemente accediendo al servidor. No son malos resultados en general si tenemos en cuenta que, aunque se trata de un disco de formato M.2, la interfaz que utiliza es SATA III y no PCI-Express.

Una tercera herramienta de este AS SSD Benchmark es el de Compression. Sin duda este test es muy importante pues con él podemos ver si esas velocidades se mantienen de manera sostenida comprimiendo y descomprimiendo archivos, rutina muy habitual en el día a día de los usuarios. Los resultados podemos decir que son bastante similares a los obtenidos en nuestras pruebas de velocidad secuenciales por lo que en este sentido, la unidad M.2 funciona correctamente.

Por último tenemos otra prueba que es la “Copy-Benchmark” en la que se puede estudiar la velocidad y duración en diferentes entornos usuales en la vida real de un usuario.

ATTO Disk Benchmark

El ATTO Disk Benchmark nos mide el rendimiento del disco con diferentes bloques de archivos. Los resultados vienen a confirmar los de los anteriores Test pero en este caso, para nuestra sorpresa, las velocidades de escritura son muy superiores a las de lectura hasta los 32 Kb. Es a partir de los bloques de 64 Kb es cuando la velocidad de lectura es superior a la de escritura que es lo obvio. Hemos repetido varias veces la prueba y nos ha arrojado los mismo resultados.

 

Anvil´s Storage Utilities

Es un compendio de todos los resultados vistos hasta el momento y además nos da una puntuación final después de hacer una media ponderada de todos los resultados.

 

CONCLUSION

Digamos que el SP M.2 M55 no va a pasar a la historia. Es un disco en formato M.2 con interfaz SATA y en consecuencia, los resultados quedan muy por debajo de aquellos que aprovechan la interfaz PCI-Express de la placa base. Como unidad de “batalla” se puede considerar una opción interesante considerando que podemos encontrar la unidad de 120 GB de capacidad por debajo de los 50 euros.

En cuanto al rendimiento en general digamos que está por debajo de las velocidad máximas anunciadas por el fabricante aunque tampoco se puede considerar que Silicon Power nos esté engañando si tenemos en cuenta que las velocidades que los fabricantes anuncian son las máximas obtenidas y por tanto pueden diferir en función de la plataforma y el equipo sobre el que se hagan las pruebas.

VENTAJAS 

  • Uso del formato M.2
  • El precio

INCONVENIENTES

  • Uso de la interfaz SATA III para un disco M.2
  • Rendimiento bastante limitado.

 

 

 

Revisado por Miguel Ángel Rodríguez el 28 noviembre 2017