MSI GT60 2PC-614ES

MSI GT60 2PC-614ES

Rodrigo Alonso

MSI Logo Gaming

Esta semana volvemos a traeros otro análisis de un portátil perteneciente a la familia Gaming de MSI, concretamente el MSI GT60 2PC-614ES, un equipo que de verdad está orientado a usuarios que necesitan una estación de juegos móvil (debido a su tamaño) que no comprometa el rendimiento con la movilidad. Por ello, este equipo está equipado con hardware de gama alta, incluyendo el famoso sistema SuperRAID de MSI con dos SSDs en formato mSATA que tan buenos resultados da.

Como decíamos antes, no se trata de un equipo enfocado en la movilidad, sino en el rendimiento. Por ello tiene un tamaño y peso considerables, así que lo consideramos más una estación de juegos o trabajo móvil más que un portátil en sí (no sería muy cómodo trabajar con él colocándolo en nuestras rodillas). Esto tiene además la ventaja de que hay espacio para instalar un muy buen sistema de refrigeración, de manera que nuevamente no se vea comprometido el rendimiento ni la integridad del sistema cuando queramos sacarle el máximo partido.

Se trata de un equipo con unas características de hardware similares el MSI GS70 Stealth que analizamos hace unas semanas, pero como ya hemos dicho, y repetimos, basándose en el rendimiento puro. El GS70 Stealth tenía casi el mismo hardware que éste GT60 pero además de tener una pantalla de 17 pulgadas se caracterizaba por su diseño slim. Por ello, vamos a comparar estos dos equipos durante todo este análisis.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web del fabricante.

Specs

Hay muchos modelos diferentes de este MSI GT60 2PC, así que MSI da unas especificaciones generales en su web. Concretamente, el GT60 2PC-614ES que analizamos tiene un procesador Intel Core i7-4800MQ (4 núcleos, 8 hilos, 2,7 Ghz (3,7 Ghz turbo), 6MB caché L3, 47W TDP), una NVIDIA GeForce GTX 870M de 3 GB GDDR5 como tarjeta gráfica, dos SSDs mSATA de 128 GB cada uno en SuperRAID (256 GB de SSD en total) + un disco mecánico de 1 Tb a 7200 rpm como almacenamiento, 16 GB de memoria RAM (2×8 GB) a 1600 Mhz (tiene 4 zócalos de memoria, se pueden instalar hasta 32 GB en 4x8GB) y una pantalla Full HD de 15.6 pulgadas. Nada mal para jugar, ¿verdad?

ANÁLISIS EXTERNO.

El embalaje que MSI ha elegido para este GT60 es el mismo que el resto de la serie Gaming (a excepción de los Stealth, que es distinta), por lo que viene en una caja de cartón duro y color negro con el logo de la compañía en una esquina y los motivos del dragón «Gaming» de la marca en el centro, destacando la conexión LAN Killer, el sonido Dynaudio y el teclado SteelSeries en la esquina inferior izquierda. No encontramos ninguna información relativa al equipo excepto en la pagatina que MSI dispone siempre en el lateral.

Al abrir la caja, encontramos el portátil perfectamente protegido con sus accesorios a un lado. Como de costumbre, vamos a ver primero éstos: MSI incluye, además de la fuente de alimentación externa de 180W y cable de corriente, una serie de panfletos (Explicación de la función de recuperación, guía de inicio rápido, información sobre la garantía, información sobre Windows 8, etc.) y un DVD con los drivers del equipo. Hay que comentar que este portátil viene con Windows 8 preinstalado, pero se puede actualizar de forma gratuita a Windows 8.1.

Aquí tenéis el portátil. Tiene unas dimensiones y un peso considerables para tratarse de un equipo de 15.6 pulgadas (pesa 3,5 Kg con la batería puesta), pero nada más cogerlo ya se nota que es un equipo sólido, fabricado con materiales de buena calidad. En la parte de arriba tenemos una cubierta de aluminio cepillado con el logo de MSI y por supuesto el escudo de Gaming G Series.

Le damos la vuelta al portátil, y en la zona inferior lo primero que nos llama la atención son las cinco grandes patas de goma que mantendrán el portátil quieto en su sitio, y además elevarán la base unos milímetros, lo suficiente para que pueda entrar aire fresco por las numerosas y generosas rejillas de ventilación. En la sección del análisis interno veremos con más detalle esta zona.

MSI GT60 -010

En el lateral derecho del portátil encontramos los cinco minijacks (bañados en oro) de 3.5 mm para el sistema de sonido externo 5.1 que se puede conectar en el equipo. De por sí, este MSI GT60 integra sonido 5.1de por sí, pero se pueden conectar equipos externos. En este lado también tenemos un puerto USB 2.0, la regrabadora de DVD y un sensor de infrarrojos.

MSI GT60 -011

En el lado opuesto encontramos, de izquierda a derecha, una gran rejilla de ventilación (salida de aire caliente), dos USB 3.0, lector de tarjetas, y otro USB 3.0.

MSI GT60 -012

En la parte trasera del equipo podemos ver que tiene dos rejillas, aunque la izquierda está tapada. Esto es así porque la carcasa del portátil está preparada para que en su interior se instalen sistemas de varias tarjetas gráficas con refrigeración individual, pero como este portátil solo tiene una gráfica, se utiliza nada más que la rejilla derecha, justo la que pega con la rejilla lateral ya que comparten disipador. De izquierda a derecha tenemos el cierre de seguridad Kensington (justo a la izquierda de la rejilla que no se usa), toma de corriente, conector RJ-45, dos mini DisplayPort, HDMI, y la rejilla de salida de aire caliente trasera.

MSI GT60 -013

Finalmente, en la parte delantera solo encontramos dos rejillas tras las que se esconden dos altavoces, y los LEDs de estado.

MSI GT60 -014

Abrimos la tapa, y lo primero que nos llama la atención son dos cosas: la primera es la estética de la zona de los botones, con el de encendido en el centro y flanqueado por los otros dos altavoces del sistema de audio 5.1. La segunda cosa que llama la atención es el grosor del marco de la pantalla, muy grueso, demasiado… Eso sí, hay espacio de sobra para instalar la webcam.

Finalmente, aquí tenéis el teclado fabricado por SteelSeries, igual que en el resto de equipos de la serie Gaming de MSI. El touchpad tiene un tacto casi metálico muy agradable, y sus botones son uno solo. La pantalla de 15.6 pulgadas y resolución Full HD es, por cierto, anti reflejos.

ANÁLISIS INTERNO.

Por algún motivo, la batería del equipo venía ya instalada en el portátil, así que lo primero que hacemos es quitarla para ver su capacidad. Se trata de una batería de litio de 7800 mAh (87 Wh) que debería de dar una buena autonomía, aunque tratándose de un portátil de esta potencia no esperéis poder jugar durante horas sin conectarlo a la corriente. Repetimos que tanto por tamaño como por prestaciones se trata de una estación de juegos móvil más que de un portátil.

Acceder al hardware interno del equipo es tan sencillo como retirar un puñado de tornillos y levantar la tapa, otorgándonos de esta manera una visión general del hardware instalado.

MSI GT60 -025

Vamos a verlo por partes. Primeramente, en la esquina superior izquierda tenemos el PCB que soporta el SuperRAID de MSI, con dos SSDs de 128GB de formato mSATA instalados y espacio para instalar un tercero.

MSI GT60 -026

El disco duro mecánico de 1 Tb y 7200 rpm está instalado en la esquina inferior derecha del equipo (mirándolo desde abajo, claro). Es de la marca HGST, perteneciente a Western Digital.

MSI GT60 -027

El equipo cuenta con 4 zócalos de memoria RAM SO-DIMM DDR3, dos de ellos disponibles para que el usuario instale más memoria RAM si quiere, y los otros dos ocupados por dos módulos de 8 GB cada uno. Éstos últimos no están a la vista, y suponemos que se encuentran debajo del PCB del SuperRAID.

MSI GT60 -028

Vamos con la disipación, que es un factor un poco peliagudo en este portátil. A pesar de que hay espacio más que de sobra para instalar disipadores independientes para el procesador y la tarjeta gráfica, MSI ha optado por instalar solo uno compartido, si bien es cierto que cuenta con un total de 5 heatpipes (dos para el procesador y tres para la gráfica). A decir verdad habría preferido que MSI eliminara la opción de los 4 zócalos de memoria RAM, dejándolo solo en dos, pero que los disipadores de CPU y GPU fueran independientes, ya que esto supondría menores temperaturas y menor nivel sonoro.

TESTEO.

Temperatura y sonoridad.

Acabamos de ver en el análisis interno el disipador compartido por GPU y CPU. Viendo el tamaño del equipo, invitaba a pensar que serían independientes y que no tendríamos que preocuparnos por las temperaturas de funcionamiento, pero al ver el sistema de refrigeración elegido por MSI para este GT60, la cosa cambia.

Para medir la temperatura de funcionamiento hemos realizado las pruebas de siempre: en reposo (dejándolo sin hacer nada durante 20 minutos), en carga (estresando el procesador con Prime95 y la gráfica con Furmark al mismo tiempo durante 20 minutos, a la vez que hacíamos un test de lectura secuencial para los discos duros con Aida64). Se ha tomado el dato de temperatura más elevado en cada caso con el software gratuito Open Hardware Monitor. Hay que tener en cuenta que el dato de temperatura que se muestra en la siguiente gráfica es el Delta, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De esta manera se muestra el incremento de temperatura sin importar qué temperatura ambiente tengamos en cada momento.

Gráfica temperatura

Como podéis ver son unas temperaturas bastante elevadas, sobre todo en la tarjeta gráfica. A pesar del gran tamaño del equipo, se hace muy recomendable el uso de una base refrigeradora para paliar en cierta medida estas temperaturas, si bien es cierto que el análisis lo hemos realizado en verano con una temperatura ambiente bastante elevada.

En cuanto a la sonoridad, en reposo el equipo es bastante silencioso, pero en cuanto empezamos a «darle caña» la turbina del ventilador tipo blower encargada de refrigerar tanto CPU como GPU se pone a una velocidad considerable, emitiendo un también considerable ruido. Recomendado utilizar auriculares circumaurales cerrados cuando se usa este equipo para jugar, o no escucharéis nada del juego. Lamentablemente MSI ha cometido un gran error en la elección del sistema de refrigeración de este equipo.

Test sintéticos.

Comenzamos nuestras pruebas como siempre mostrándoos una captura de GPU-Z y CPU-Z.

CPUz

GPUz

Al principio del análisis os comentábamos que íbamos a comprar este equipo con el MSI GS70 Stealth que analizamos hace unas semanas, y en este punto hemos de comentar que la diferencia de hardware entre ambos es exclusivamente el procesador; este GT60 hace uso de un Intel Core i7-4800MQ (3,7Ghz turbo) mientras que el GS70 utiliza un Core i7-4700HQ (3,4 GHz turbo), por lo que el procesador de este GT60 es sensiblemente superior.

PCMark 8

PCMark 8 HomePCMark 8 CreativePCMark 8 Work

Tenemos unas puntuaciones de 3356, 3963 y 4165 en las pruebas PCMark 8 Home, Creative y Work respectivamente, pruebas donde el GS70 Stealth obtuvo unas puntuaciones de 3301, 3839 y 4114. El GT70 nota aquí la inclusión de un procesador más potente para tomar cierta ventaja.

Cinebench 11.5

Cinebench

El GS70 obtuvo una puntuación de 53.37 FPS en la prueba OpenGL, sorprendentemente unos 5 FPS más que este GT60. Sin embargo, en la prueba de CPU, el GS70 se quedó en los 6.33 puntos, casi un punto por debajo de éste.

Aida64 Caché & Memory Benchmark

Aida64

El rendimiento de los 16 GB de RAM DDR3 a 1600 Mhz de este equipo es similar al obtenido en el GS70, cosa lógica puesto que equipan exactamente la misma cantidad y velocidad de memoria y con el mismo controlador (Intel Lynx Point HM87).

CrystalDisk Mark

CrystalDisk SSD

Como siempre, el SuperRAID de MSI nos entrega un rendimiento impresionante, y en esta ocasión se nota que MSI ha elegido otros SSDs de Toshiba diferentes ya que la tasa de escritura es más del doble que la obtenida en el SuperRAID del GS70 (399.8 MB/s). La tasa de lectura también es superior (945.7 MB/s).

CrystalDisk HD

El rendimiento del disco duro mecánico de 1 Tb se corresponde con el de cualquier otro disco duro mecánico SATA 3.

3DMark 11

Comenzamos con las pruebas gráficas de verdad.

3DMark11 P 3DMark11 X

La tarjeta gráfica de este GT60 es la misma que la del GS70 (GTX 870M de 2 GB), por lo que los resultados obtenidos en esta prueba son similares (P7067 y X2303), un poco superiores gracias a la inclusión de un procesador más potente.

3DMark

En la última versión de 3DMark, Futuremark añadió el nuevo test Sky Diver, específicamente pensado para portátiles Gaming como es este caso, así que no hemos podido dejar pasar la oportunidad de utilizarlo. También por supuesto incluimos el ya típico Fire Strike.

3DMark SkyDiver3DMark FireStrike

De nuevo, unos resultados de rendimiento gráfico similares (el GS70 obtuvo 14425 en Sky Diver y 4402 en Fire Strike).

Juegos.

En la siguiente gráfica os mostramos el rendimiento en algunos de los juegos más populares del panorama actual. El rendimiento está medido en FPS (Frames por Segundo) y ha sido medido con la utilidad de benchmarking FRAPS durante sesiones de 20 minutos de juego, intentando hacerlo en pantallas o misiones lo más sobrecargadas posible. Cada juego es diferente, pero en todos los casos los gráficos han sido configurados al máximo y a una resolución de 1920×1080, ya que al fin y al cabo es lo que cualquiera que se compre un portátil como este MSI GT60 busca: jugar al máximo y en Full HD. En todos los casos hemos utilizado la utilidad de benchmark propia del juego excepto en Battlefield 4, donde hemos jugado el capítulo 1 del modo campaña completo.

Gráfica juegos

Poco que añadir, este GT60 se comporta de manera excepcional en juegos, entregando una media cercana a los 60 FPS en títulos como Battlefield 4, configurado en Full HD y con los ajustes gráficos al máximo. Además destaca el hecho de que no ha bajado en ningún momento de 33 FPS en ninguno de los juegos, un detalle muy a tener en cuenta puesto que hace que la experiencia de juego sea óptima, sin «lagazos». También hemos de destacar que en todos los juegos este GT60 ha tenido unas mejores tasas de FPS que el GS70, denotando de nuevo la superioridad del procesador.

CONCLUSIÓN.

Desde luego si lo que te importa es el rendimiento para llevarte tus juegos donde quieras, el MSI GT60 es tu equipo. El rendimiento de este portátil es desbocado en cualquier situación, no ha mostrado ni un ápice de debilidad en ninguna de las pruebas a las que lo hemos sometido. Eso sí, preparad una buena base refrigeradora y unos auriculares circumaurales cerrados porque se calienta bastante y es bastante ruidoso.

En cualquier caso consideramos que es una buena adquisición por el dinero que cuesta (unos 1.500 euros).

PROS:

  • Rendimiento increíble.
  • Buena calidad de materiales.
  • Grandes capacidades de ampliación (otro disco mSATA, dos zócalos más de RAM).
  • Resolución Full HD.
  • Teclado SteelSeries Retroiluminado.
  • Sonido 5.1.
  • Tarjeta de red Killer Ethernet.

CONTRAS:

  • Bastante grande y pesado.
  • Se calienta mucho.
  • Es ruidoso bajo carga.

Puntuación

 

Nota: En esta evaluación subjetiva, hemos puntuado el diseño con un 6 puesto que achacamos a éste que el portátil se caliente y sea ruidoso, puesto que ha sido elección de MSI el utilizar un sistema de refrigeración compartido para CPU y GPU.

Por ello, este MSI GT60 2PC-614ES se hace merecedor de nuestro galardón de Oro y de nuestra recomendación por su excelente rendimiento.

HZ_Stamp_Performance_Mod1 HZ_Score_1Gold