Chuwi Herobook, review: un portátil barato con una pantalla excelente

Chuwi es uno de los fabricantes chinos más populares de tablets y ordenadores portátiles. Aunque la compañía sigue fabricando tablets, en el último año se han centrado sobre todo en ordenadores portátiles ligeros y en mini PC. En lo que llevamos de año han lanzado modelos como el Chuwi HeroBook, el Chuwi AeroBook y el Chuwi LapBook Plus, y hoy vamos a analizar el HeroBook, un portátil ligero, sin ventiladores, y bastante asequible.

Chuwi HeroBook: características técnicas

El Chuwi HeroBook es un portátil ligero con una pantalla antirreflejo de 14,1 pulgadas y resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles). Viene con Windows 10 preinstalado y activado, además de estar en español.

El procesador que incluye es un Intel Atom x5-E8000, un procesador de 4 núcleos y 4 hilos de 1,04 GHz de frecuencia base y 2.0 GHz de boost. Está basado en arquitectura Braswell de 14 nm, y cuenta con una caché de 2 MB. Su TDP es de 5 vatios, lo cual hace que el portátil no tenga ventiladores porque no le hacen falta; funciona totalmente pasivo y en silencio. Cuenta con una tarjeta gráfica integrada Intel HD N3000.

Le acompañan 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna con su chip de memoria eMMC (como la que tenemos en los móviles). Esta memoria es más rápida que un disco duro, pero queda algo por detrás de lo que ofrece un SSD. No obstante, el portátil va bastante fluido. También tiene slot para tarjetas microSD de hasta 128 GB.

La batería tiene una capacidad de 37,24 Wh (aunque en HWiNFO da 43 Wh), lo que le otorga una autonomía de hasta 9 horas sobre el papel. El cargador incluido es de 12 V y 2 A, con carga rápida de 24 W.

En cuanto al resto de características, encontramos un micrófono, una webcam de 0,3 MP y cuatro altavoces de baja potencia (calculo que unos 2 vatios cada uno, aunque la compañía no lo especifica). El WiFi es 802.11n (WiFi 4), por lo que no podremos disfrutar de la máxima velocidad de una conexión de fibra. Tiene Bluetooth, pero la compañía no especifica la versión.

Por último, las dimensiones son de 332 x 225 x 21,3 mm. Su peso es de 1,4 kg.

Unboxing y análisis externo

La caja es bastante compacta y bien diseñada, incluyendo en su interior una caja con el cargador del portátil, y unas gomas acolchadas de plástico en las que va el portátil envuelto en la típica funda algodonada blanca. La protección es muy buena para evitar cualquier posible daño al portátil.

El cable de la corriente que incluye viene con conector americano, por lo que necesitas un adaptador de enchufe americano a europeo o cualquier otro cable C7 (el de los de dos agujeros) que tengas en casa para enchufarlo al adaptador de corriente. Con esto, podemos alargar el cable de carga hasta superar los 2 metros. En la caja también encontramos una pequeña pieza de plástico por si queremos poner un SSD 2242. El agujero para el 2280 ya vienen por defecto.

Entre todos los papeles que vienen, encontramos uno que garantiza que el portátil ha pasado una serie de pruebas que garantizan su calidad y que funciona correctamente. Además, en el proceso de diseño han garantizado que el portátil aguanta al menos 10 caídas de 1 metro, uso continuado las 24 horas del día, 20.000 conexiones de enchufe, 30.000 aperturas de pantalla, 100.000 pulsaciones por cada tecla, 23 pruebas de rendimiento, y soporte de temperaturas entre los -20 y 60 ºC.

Yéndonos ya al portátil en cuestión, encontramos una carcasa de plástico que le da una apariencia de portátil de gama alta, con unos cantos redondeados. Si abrimos la pantalla, que no lleva ninguna pestaña y que podemos abrir con una mano, nos encontramos el teclado y una pantalla que tiene un buen aprovechamiento del frontal del dispositivo.

El teclado, como veis, tiene una distribución ANSI de Estados Unidos, por lo que no tiene Ñ. Además, las teclas tienen un tacto rugoso y ligeramente áspero, donde las letras de las teclas están sobreimpresionadas en lugar de ser transparentes. Obviamente, debido a esto, el teclado tampoco está retroiluminado, pero es algo normal teniendo en cuenta el precio del portátil.

Teclado CHB

La pulsación de las teclas es corta y rápida, aunque la distribución es mejorable, ya que por ejemplo la tecla Retroceso y el Mayús derecho son demasiado pequeñas, lo que induce a errores hasta que nos acostumbramos. Es uno de los sacrificios que hace Chuwi a cambio de tener un touchpad más grande, pero yo preferiría que hubiera sido más grande el teclado y algo más pequeño el touchpad, ya que en la mayoría de ocasiones se acaba usando un ratón externo. El teclado cuenta con el modo FN activado por defecto, por lo que si pulsamos la tecla F3 o F4 directamente, bajaremos el volumen.

En la parte inferior encontramos una bahía con dos pequeños tornillos, la cual nos permite insertar una SSD en formato M.2, ya sea 2280 o 2242. Es la única parte que podemos ampliar del portátil.

La conectividad del portátil es algo peculiar, ya que la compañía muestra unas fotos distintas en la web de lo que tiene el dispositivo en la realidad, así como también en las especificaciones se muestran algunos conectores que no tiene. En la parte derecha del portátil tenemos un slot para tarjetas microSD, un conector jack de 3,5 mm para los auriculares, y un puerto USB 3.0. En la parte izquierda encontramos un puerto mini HDMI (no micro como pone en la web), el conector de la corriente, y un puerto USB 3.0.

El portátil no tiene USB C, aunque la intención de la compañía era incluir el conector. En las fotos promocionales y renders del portátil podemos ver que sí llevaba USB C, y si inspeccionamos físicamente el producto, podemos ver las marcas en el chasis para hacer el agujero de no sólo uno, sino dos puertos: uno USB C (el de los renders) y otro algo más pequeño que no sabemos exactamente qué utilidad tendría. Desconocemos por qué finalmente decidieron no incluirlos, pero habría sido un puntazo tener al menos uno. Por tanto, la conectividad es bastante buena, pero le falta el USB C para tener todo lo que cabe esperar en un portátil ligero.

Por último, los altavoces entran entre la pantalla y el teclado, estando ubicados en la base del portátil mirando hace la parte de atrás del mismo si estamos mirando a la pantalla. Una ubicación bastante inteligente para que no se vea ningún agujero en la parte frontal.

Teclado CHB

Prueba

Nada más encenderlo vemos que el portátil viene con Windows 10 1803 (April 2018 Update). Teniendo en cuenta que October 2018 Update da problemas, y May 2019 Update es demasiado reciente y puede ser incompatible con diversos drivers, la prueba se ha hecho con la versión 1803 actualizada con todos los parches de seguridad al día de junio de 2019.

El tiempo de arranque es de 23 segundos desde que pulsamos el botón hasta que estamos en el escritorio. El de apagado es de 5 segundos para que se apague la pantalla, pero para que se apague el LED azul de encendido pasan otros 20 segs, tardando en total 25 segs en apagarse.

El portátil, como avanzábamos en las características técnicas, es completamente silencioso ya que no tiene ventiladores. Los 5 vatios de TDP del procesador permiten al portátil prescindir de refrigeración, ya que básicamente tiene el mismo hardware que podríamos encontrar en algunas de las tablets que la compañía tiene en el mercado. Hasta el chipset de las placas X570 es más potente y genera más calor.

Review CHB

La pantalla es uno de los aspectos más positivos de este portátil, ya que encontramos un panel IPS mate antirreflejos y sin pérdida de calidad de imagen al ver la pantalla desde varios ángulos. El brillo es bastante bueno, y en general la experiencia de uso a nivel visual es casi de un portátil de gama media que cueste el doble. Para encontrar normalmente resolución 1080p en la pantalla hay que irse por lo menos a 500 o 550 euros. Gran elección aquí por parte de la compañía.

En cuanto al touchpad, su tamaño de 5,75 pulgadas es bastante grande. De hecho, es quizás demasiado grande, y casi que habría sido preferible dejar algo más de espacio al teclado a cambio de hacerlo más pequeño. En general, la detección del tacto es muy buena, y podemos hacer gestos como hacer zoom, deslizar desplazando con dos dedos, etc. Para hacer movimientos hay que hacer una ligera presión con el dedo para que detecte el táctil, lo cual es ideal para evitar movimientos fantasma con la palma de la mano cuando estemos escribiendo. Los clicks izquierdo y derecho están en la parte inferior del teclado incluidos en el propio touchpad.

La duración de la batería es otro de los puntos a favor de este modelo, ya que sorprende lo mucho que aguanta; sobre todo porque cumple con lo que promete la compañía. Con un uso normal viendo vídeos, navegando con Chrome y escribiendo, me ha durado 9 horas y 25 minutos hasta que se apaga.

Conectores Chuwi Herobook

Sin nada abierto, Windows consume el 40% de la memoria RAM, por lo que tenemos apenas 2,4 GB para nosotros. Hacer cualquier cosa disparará el consumo de CPU, pero incluso con ésta al 100%, la batería dura mucho porque el TDP máximo va a ser siempre de 5 vatios. La potencia es limitada, pero a cambio también lo es el consumo. Es importante esperar a que Windows no esté actualizando elementos en segundo plano. Si abres el Administrador de tareas, en ocasiones veras que sólo el Administrador de tareas consume entre el 2 y el 7% de la CPU.

En cuanto a almacenamiento, 64 GB pueden quedarse cortos si instalas muchos programas, pero para instalar suites de ofimática y poco más es suficiente. Por defecto encontramos libres 42,7 GB. Siempre podemos tener conectado un pendrive, pero curiosamente éste se desconecta cada 20 o 30 minutos de manera aleatoria y vuelve a aparecer como si lo hubiéramos sacado y metido. El portátil puede también leer sin problemas discos duros externos sin alimentación externa, algo que no podían hacer los primeros modelos de tablets de la compañía.

A temperatura ambiente de 25ºC, el procesador está a 50 grados en reposo (con la parte izquierda algo caliente), y sube hasta los 75 grados cuando está al máximo de uso después de 15 minutos en pruebas de estrés. El chip está ubicado en la parte izquierda del portátil, poniéndose la parte inferior del plástico tan caliente que quema la mano. La parte del teclado que más se calienta es justo encima de la letra Q. En ningún momento hay thermal throttling, manteniendo los 2,0 GHz en todas las situaciones.

A la hora de ver vídeos en plataformas como YouTube, el consumo de CPU se va al 100%, como si no se hiciera correctamente la descodificación por hardware. La reproducción de vídeo es algo que hace con facilidad cualquier ordenador ya que se realiza todo por hardware, y éste lo hace bien si no tocamos nada. Sin embargo, si movemos el ratón en YouTube y hacemos que se muestre la barra temporal abajo, el vídeo da pequeños tirones. Y si tienes varias pestañas abiertas, habrá aún más tirones.

El sonido de los altavoces, que sale de la parte de la base hace atrás, no tiene ningún tipo de graves, pero permite escuchar claramente los diálogos, por lo que podemos ver vídeos sin problema, y tampoco vibra al poner fuerte el volumen. Eso sí, el sonido se oye mejor en el altavoz de un móvil de gama alta.

CPU-Z

GPU-Z

HWiNFO

Cinebench R15

En Cinebench, una prueba centrada en la CPU, encontramos la limitación de utilizar un procesador Atom. La puntuación obtenida es de 114 cb, lo que demuestra que este no es un portátil para tareas intensivas. La prueba tardó 6 minutos en realizarse.

CHB Cinebench R15wPrime

En wPrime, la prueba de 32M tarda 30,3 segundos en realizarse, por los 1.264 segundos (21 minutos) de la prueba de 1024M.

wPrimeAIDA64

Con AIDA64 podemos entender un poco más en profundidad el hardware de este portátil. De entrada, podemos ver que el modelo de pantalla es una CMN N140HCA-EAC fabricada en septiembre de 2016. El panel es IPS como podíamos ver a simple vista por los buenos ángulos de visión que tiene, además de confirmar la resolución 1920 x 1080 píxeles. Este panel es el que equipaban portátiles como el Lenovo Ideapad 320S-14IKB de 449 euros, o el Yoga 520-14IKB de 600 euros. Hay exceso de stock de paneles en China, y los paneles están cada vez más baratos, motivo por el cual Chuwi equipa uno tan bueno en este portátil.

El chip de audio es un Realtek ALC269, mientras que el de red es un Realtek RTL8723B con WiFi 4.

Como vemos, la RAM es bastante lenta, y con una elevada latencia de 154,7 ms. La memoria va a 2133 MHz.

CrystalDiskMark

El rendimiento de la memoria eMMC es similar a la que encontramos en otros portátiles con este tipo de chips. En lectura y escrituras secuenciales tenemos un buen rendimiento, parecido al de un disco duro de 5400 RPM, pero con lecturas aleatorias más rápidas que las que ofrece un HDD. Eso sí, estamos muy lejos de lo que ofrece un SSD en este tipo de cargas, donde la apertura de programas tarda bastante; pero eso también es debido a lo rápido que la CPU se va al 100%.

CrystalDiskMark CHB

CrystalDiskInfo

Me encantaría ver toda la información del chip eMMC y quien lo fabrica, pero por desgracia al abrir el programa pone «Disco no encontrado», algo que al parecer suele pasar con los chips eMMC. Otros programas similares tampoco detectan nada, por lo que nos tendremos que quedar con la información de HWiNFO.

PCMark 10

Me habría encantado también ver la puntuación de PCMark10 de un procesador de tan bajo consumo, pero fue imposible que el benchmark se ejecutara completo. Al llegar a la parte en la que se abre GIMP, el programa no se abría y se cerraba, volviendo a empezar de nuevo a intentar abrirlo. Sólo el hecho de abrir el programa se llevó un minuto y medio, así que os hacéis una idea de la puntuación. Este hecho nos demuestra lo mismo que con el resto de pruebas: este no es un ordenador para crear contenido, sino para consumirlo. Y de uno en uno.

Test WiFi del Chuwi Herobook

La velocidad del adaptador WiFi es la que cabría esperar con WiFi N, alcanzando 51 Mbps de bajada y 47 Mbps de subida.

Test WiFi Chuwi Herobook

Conclusión de la review del Chuwi Herobook

Este HeroBook es más barato que el AeroBook que la compañía ha lanzado recientemente al mercado. El AeroBook es más potente, lleva SSD de serie, mejor procesador, y teclado retroiluminado a cambio de costar 180 euros más. Si ninguna de esas cosas te importa, y el HeroBook se ajusta mejor a tus necesidades y presupuesto, decántate por él.

El HeroBook es un portátil ideal para ver vídeos y películas en Full HD con buen nivel de brillo y gran reproducción de color. Además de consumir contenido, viene muy bien por su tamaño para transportarlo a diario, usarlo para tareas de ofimática, o navegar por Internet. En definitiva, un portátil ideal para universitarios, pudiendo ser un excelente complemento de un PC Gaming de sobremesa y llevar este portátil a todas partes sin preocuparnos por peso o duración de batería. Si buscas algo más potente y te lo puedes permitir, es mejor escoger el AeroBook.

Pros

  • Precio ajustado
  • Ligero
  • Excelente pantalla Full HD IPS
  • Buena conectividad
  • Slot para SSD M.2

Contras

  • Procesador poco potente
  • Tacto de teclas mejorable
  • Falta de USB C

Por ello, el Chuwi HeroBook se lleva nuestra medalla de plata.

Podéis comprar el Chuwi Herobook en Amazon a través del siguiente enlace

También podéis adquirir las pegatinas que os permite tener la disposición de teclas en español aquí:

2 Comentarios