Even Gamer by MSI

A día de hoy, el tener un equipo Gaming es el objetivo de la mayoría de los usuarios, al menos para poder jugar de una manera decente a los últimos juegos del mercado. Pero claro, para poder lograrlo normalmente hace falta tener un presupuesto bastante holgado, especialmente por la tarjeta gráfica, y casi siempre estamos hablando de equipos de más de 1.000 euros. La tienda Even, en colaboración con MSI, han creado un equipo preconfigurado al que han llamado Even Gamer by MSI, un equipo que apenas cuesta 625 euros y que promete poder ejecutar todos los últimos títulos del mercado a resolución Full HD y 60 FPS con una calidad decente. En el día de hoy vamos a mostraros con nuestro análisis éste equipo y por supuesto contaros qué tal funciona y si ésta premisa se cumple o no.

Como vais a poder ver en seguida, éste equipo dista mucho de los preconfigurados OEM que utilizan componentes de baja calidad. El Even Gamer by MSI es un equipo que si bien utiliza un hardware sencillo lo hace con primeras marcas para garantizar la calidad, así que no nos vamos a encontrar el disipador de stock del fabricante ni una fuente de alimentación OEM de dudosa calidad: Corsair, Kingston y por supuesto MSI son los protagonistas de este equipo que, con el precio que tiene, desde luego pinta bastante atractivo a primera vista.

En nuestro análisis os vamos a mostrar todos y cada uno de los componentes de éste ordenador premontado con máxima atención al detalle, y por supuesto lo vamos a poner a prueba con los benchmarks y juegos habituales para poder contaros de primera mano qué tal se desenvuelve en situaciones reales. ¿Podremos tener por 625 euros un equipo Gaming de verdad? En seguida vamos a salir de dudas.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tomadas de la página web de la tienda.

Como decíamos antes, estamos ante un equipo con componentes de hardware de primera calidad, como la placa base y gráfica de MSI, fuente de alimentación Corsair o la RAM y el SSD de Kingston, si bien es cierto que tanto la caja como el disipador pueden no ser especialmente buenos, al menos por renombre (la caja es de la propia tienda, a todo esto). A priori es como podéis ver un equipo con hardware sencillo -los 625 euros es para lo que dan- pero tiene bastante buena pinta para jugar a Full HD, y hay que mencionar el hecho de que es raro encontrar un equipo de este rango de precios que venga con SSD.

A continuación podéis ver un vídeo de la selección de componentes y cómo los montan a mano.

ANÁLISIS EXTERNO

El equipo Even Gamer by MSI viene embalado en la típica caja de cartón duro en la que, lamentablemente, no encontramos ninguna información más allá del fabricante.

Sacamos el equipo de la caja y nos topamos con ese chasis marca Even. A primera vista estéticamente tiene buena pinta, si bien es cierto que ya de primeras parece una caja bastante endeble.

Una pegatina nos advierte de que encontraremos embalaje en la zona interior del equipo con el objetivo de proteger los componentes durante el transporte, dado que éstos vienen ya montados. De no hacerlo, especialmente el zócalo PCI-Express de la tarjeta gráfica y el disipador, que es de tipo torre, correrían el riesgo de sufrir graves daños.

Vamos a comenzar a ver las partes por el frontal. Tenemos un aspecto sobrio, con plástico negro que imita al aluminio cepillado. El logo de Even está en la parte superior y el de MSI adorna la parte central. Encontramos dos bahías para unidades de 5,25 pulgadas y sendas rejillas tanto en los lados como en la parte inferior.

Detalle del logo de MSI.

En el lateral izquierdo encontramos una ventana de plástico oscurecido que nos permitirá ver el hardware interno. Aquí ya vemos cómo está todo el interior protegido por plástico de burbujas.

El lateral opuesto está completamente vacío.

Vamos al techo de la caja, donde encontramos el panel de conexiones “frontal” y una rejilla tras la que podremos instalar un ventilador. Ésta cuenta con un filtro anti polvo magnético que podemos retirar desde fuera.

Detalle del panel de conexiones. De arriba hacia abajo podemos ver: botón de encendido, minijacks de audio, un USB 2.0, dos USB 3.0, LEDs de actividad de disco y encendido al lado del botón de Reset, y finalmente un lector de tarjetas 2 en 1 para tarjetas SD y microSD.

Aquí el detalle de la rejilla y su filtro magnético.

Pasamos al suelo de la caja, en el que predominan cuatro patas de plástico pero que tienen unas pequeñas inserciones de terciopelo -no es goma- para evitar rozamientos en la mesa. También una rejilla con un filtro metálico en la zona de la fuente de alimentación.

 

Pasamos a la parte trasera, que es donde están los puertos de conexión de la placa base, tarjeta gráfica y fuente de alimentación, además claro del ventilador de 120 mm trasero que viene instalado de fábrica.

La placa base MSI Bazooka B250M de formato micro ATX nos proporciona (de arriba hacia abajo en la imagen) dos puertos PS/2, un DVI, dos USB 2.0, RJ-45 para LAN Gigabit, un HDMI, dos USB 3.0 Type-A, dos USB 3.1, siendo uno de ellos con conector reversible Type-C, y minijacks de audio. La tarjeta gráfica por su parte nos proporciona un DVI-DL, un HDMI y un DisplayPort.

Visto el equipo por fuera, es hora de ver qué tiene en su interior.

ANÁLISIS INTERNO

Retiramos los laterales y ya podemos ver el hardware, si bien es cierto que al principio viene acolchado por ese plástico de burbujas protector.

Lo retiramos y ahora sí podemos ver el hardware que monta éste Even Gamer by MSI.

Encontramos un interior bastante ordenado con los cables bien canalizados, dejando que el flujo de aire haga su trabajo en buenas condiciones. Un disipador de pequeño tamaño (ventilador de 92 mm) de tipo torre con tres heatpipes de cobre se encarga de refrigerar el procesador, mientras que tenemos a la GTX 1050 Ti de MSI justo debajo en la imagen.

Aquí podéis ver la gráfica, de sobra conocida con su disipador Twin Frozr IV.

En la parte trasera, éste ventilador de 120 mm con LED rojo se encargará de sacar el aire caliente fuera de la caja.

En el frontal tenemos otro ventilador igual metiendo aire y completando así el flujo interno.

Aquí podéis ver el disipador con su ventilador de 92 mm, junto a las memorias RAM Kingston HyperX Fury DDR4.

La fuente de alimentación es una Corsair VS450.

Aquí tenéis la parte trasera, con una buena gestión de cables y el SSD en la parte derecha.

Aquí está el SSD de Kingston, en formato de 2,5 pulgadas y con interfaz SATA 3.

No es que la caja sea un portento para poder canalizar cables, pero los chicos de Even PC no han escatimado en bridas.

Por cierto que tenemos espacio para añadir unidades de disco de 3,5 pulgadas si queremos.

TESTEO

Vamos a mostraros una imagen del equipo encendido. Se iluminan en rojo los ventiladores delantero y trasero, así como la tarjeta gráfica. Pero queremos que veáis una cosa, y es que a través de la ventana de plástico oscurecido no se ve demasiado bien. Es lo malo de utilizar plástico del malo. Desde luego la única pega que le puedo sacar al equipo de momento es la mala calidad de materiales de la caja.

Vamos a comenzar, como siempre, con las capturas de GPU-Z y CPU-Z de rigor para que veáis el hardware que manejamos.

Temperatura

La temperatura es un factor que podría llegar a preocupar bastante en un equipo con hardware dedicado al Gaming que está orientado a ser “barato”, y que por ello no emplea sistemas de refrigeración de gama alta.

Para medir la temperatura hemos realizado las pruebas de siempre: en reposo (dejándolo sin hacer nada durante 20 minutos), en carga (estresando el procesador con Prime95 y la gráfica con Furmark al mismo tiempo durante 20 minutos, a la vez que hacíamos un test de lectura secuencial para el SSD con Aida64). Se ha tomado el dato de temperatura más elevado en cada caso con el software gratuito Open Hardware Monitor. Hay que tener en cuenta que el dato de temperatura que se muestra en la siguiente gráfica es el Delta, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De esta manera se muestra el incremento de temperatura sin importar qué temperatura ambiente tengamos en cada momento.

Ningún problema, dado que el procesador no es que genere demasiado calor el disipador que ha instalado el fabricante va más que de sobra para mantener un buen nivel de temperaturas en el sistema.

Vamos ahora sí con las pruebas.

CrystalDisk Mark

Todo normal para un SSD SATA3. Creo sinceramente que es un acierto emplear un SSD y no un disco mecánico para un equipo orientado a juegos. Luego ya si el usuario quiere añadir un disco para almacenamiento masivo está bien, pero lo suyo es que el sistema operativo y los principales juegos estén en un SSD para acelerar los tiempos de carga.

Cinebench

El resultado es el esperado en cuanto al procesador, ya que repetimos que no es que sea gran cosa. Pero en donde me ha sorprendido es en el rendimiento OpenGL, donde la GTX 1050 Ti de MSI ha logrado superar holgadamente los 60 FPS.

Aida64

Nada mejor que Aida64 para medir el rendimiento de la memoria RAM y la caché.

El rendimiento es el esperado, pues manejamos RAM DDR4 a solo 2400 Mhz.

3DMark

Como de costumbre, éste es el mejor benchmark para medir el rendimiento 3D del equipo. Recordad que en éste caso tenemos entre manos una GTX 1050 Ti que está lejos de ser gama alta.

Bueno, está claro que tenemos entre manos un equipo con gráfica de gama media, pero que según los resultados mostrados debería darnos de sobra para mover juegos a resolución Full HD y 60 FPS relajando eso sí algunos ajustes gráficos.

Nos acercamos a lo que seguramente estéis esperando, los juegos, pero antes vamos a ver qué rendimiento nos entrega en Heaven Benchmark, una utilidad que nos va a ayudar a hacernos una idea de la potencia para juegos que vamos a encontrarnos. En este caso no hemos utilizado los ajustes máximos, sino en alto y sin anti aliasing.

El resultado como podéis apreciar es excelente.

SteamVR

Éste es el rendimiento que muestra el Corsair ONE Pro en la herramienta SteamVR, para comprobar su capacidad de gestionar entornos de realidad virtual.

Bueno, está claro que éste Even Gamer by MSI no es un equipo diseñado para la realidad virtual, pero seguramente tengamos suficiente para poder hacer nuestros “pinitos” en ella si queremos.

Juegos

Como de costumbre, hemos probado unos cuantos juegos para ver el rendimiento real de este equipo en la que es al fin y al cabo su finalidad: juegos. En todas las pruebas hemos utilizado los ajustes gráficos en alto, sin anti aliasing (o con 2x) y con la resolución Full HD. Éste ha sido el resultado:

El resultado es francamente muy bueno, donde solo Grand Theft Auto V no ha podido lograr los 60 FPS estables pero, aun así, con una tasa de frames por segundo bastante decente que hace que el juego sea perfectamente jugable.

CONCLUSIÓN

He quedado gratamente sorprendido por éste equipo que nos proponen Even PC y MSI, con un precio realmente ajustado (625 euros) y un rendimiento más que suficiente para poder jugar a cualquier juego actual a resolución Full HD aunque eso sí, en muchos casos tendremos que jugar con los ajustes gráficos para alcanzar la deseada tasa de 60 FPS. Además tiene el plus de que han utilizado componentes de primeras marcas en lo principal, y con la salvedad de la caja que es más bien mala el resto nos da una garantía y una tranquilidad estupendas.

PROS:

  • Muy buen rendimiento en juegos a Full HD.
  • Componentes de primeras marcas a excepción de la caja y el disipador.
  • Buenas temperaturas.
  • No es para nada ruidoso.
  • SSD en su configuración básica.
  • Amplia conectividad.
  • Precio (625 euros el modelo analizado).

CONTRAS:

  • No me habría importado que costara 25 euros más pero que hubieran usado una caja de mejor calidad.

Por todo ello, éste Even Gamer by MSI se lleva nuestro galardón de Oro, y nuestra recomendación tanto por su rendimiento (teniendo en cuenta para lo que está pensado) como por su relación prestaciones / precio.

Compártelo. ¡Gracias!