Goodram IRDM DDR4 SODIMM, review: memoria RAM con estilo para tu portátil

Hoy os traemos el análisis de la memoria RAM IRDM DDR4 SODIMM de Goodram, un módulo de memoria RAM para portátiles con una frecuencia de 2.666 MHz, y que está disponible en tres capacidades de 4, 8 y 16 GB de RAM para adaptarlo a tu portátil gaming en función de la capacidad que tengas ya instalada.

Índice

Goodram IRDM DDR4 SODIMM, características técnicas

La memoria RAM IRDM DDR4 de Goodram está pensada para portátiles en formato SODIMM, por lo que no podrás usarla con un ordenador de sobremesa. La tensión a la que operan es de 1,2 V, cuenta con 8 chips de 1024 MB, y puede configurarse en tres configuraciones distintas con las siguientes latencias:

  • 2133 MHz: 14-14-14
  • 2400 MHz: 15-15-15
  • 2666 MHz: 16-18-18

Otro de los puntos más interesantes de esta memoria RAM es que cuenta con garantía de por vida, por lo que, si quieres estar seguro de que no le va a pasar nada, este modelo encajará perfectamente con lo que buscas. Todas las versiones vienen en un único módulo, tanto la de 4, como la de 8 e incluso la de 16 GB, siendo ideal para poder expandir al máximo nuestro portátil. Nosotros hemos analizado el modelo de 8 GB.

Unboxing y análisis externo

La caja de la memoria RAM tiene el aspecto alargado típico que tienen los módulos de memoria, siendo realmente compacto como los módulos SO-DIMM para portátiles. En el empaquetado encontramos la memoria y el número de serie.

A nivel de refrigeración, tal y como podemos ver en las fotos, los módulos cuentan con un disipador, algo que no se ve con frecuencia en los módulos de memoria RAM para portátiles. Gracias a ello, incluso en una zona de circulación limitada de aire como es el interior del portátil en la zona donde van situados los módulos, no tendremos problemas de temperatura. El módulo cuenta con un disipador con un acabado en tonos rojos y negros, aunque no importará mucho porque nos vamos a ver nunca el módulo.

Montaje

El proceso de montaje es realmente sencillo, aunque depende también del diseño de tu portátil. Lo único que suele ser necesario es quitar unos pocos tornillos para dejar al descubierto la zona de expansión donde normalmente tenemos un espacio para añadir un módulo. Por regla general, los fabricantes ofrecen placas base con dos slots, y utilizan un módulo de 8 GB en uno para facilitarte el actualizar en el futuro en el caso de que quieras añadir uno, tal y como vamos a hacer por ejemplo nosotros.

Prueba

Las pruebas las hemos realizado con un ASUS GL752VW, que usa un procesador Intel Core i7-6700HQ. Efectivamente, este procesador Skylake está limitado a 2133 MHz en la memoria RAM, y no podemos sacarle todo el rendimiento que nos gustaría. Por ello, todas las pruebas las hemos hecho a 2133, y no a 2400 ni a 2666 MHz, ya que además la BIOS de la placa base de este portátil está capada y no permite hacer overclock a ningún componente. Esto es una muestra de las limitaciones de los ordenadores portátiles a la hora de jugar, ya que hay que andarse con mucho cuidado y mirar al detalle la compatibilidad de todos los componentes.

CPU-Z

Con CPU-Z podemos ver las especificaciones de la memoria, que está funcionando a 2133 MHz CL15 (aunque podemos bajarla a CL14). En la pestaña de SPD podemos ver los perfiles XMP que podemos llegar a configurar, pudiendo subir la RAM hasta 2666 MHz con latencias CL18.

En el caso de montarlo junto a un segundo módulo que ya tengamos en el portátil, lo detecta sin problema y se activa en Dual Channel.

AIDA64

A nivel de rendimiento, AIDA64 nos permite ver fácilmente las velocidades de escritura y lectura, así como las latencias. La velocidad de entre 15 y 15,7 GB/s es la que cabe esperar, con una latencia bastante baja de 72,5 ns.

Como curiosidad, hemos puesto el módulo de GoodRam junto con el otro de 8 GB de Samsung que incluía el portátil, y ambos se ponen a funcionar en Dual Channel inmediatamente, duplicando el ancho de banda de la memoria.

7Zip

Con 7Zip podemos ver la velocidad a la hora de comprimir y descomprimir archivos, con una velocidad algo baja, pero en consonancia con una memoria de esta frecuencia en un portátil.

wPrime y SuperPi

Con wPrime y SuperPi podemos ver el rendimiento en tareas de cálculo, con unos resultados en los que influye mucho el procesador, pero que también mejoran conforme aumenta la frecuencia de la memoria RAM. 11 minutos está muy bien para calcular los 32 millones de dígitos de Pi.

Conclusión

La memoria RAM IRDM DDR4 SODIMM de GoodRam es una elección excelente para nuestro portátil, ya que tenemos unas memorias de bajo coste con una frecuencia bastante alta que nos permitirá sacarle el máximo provecho a nuestro portátil. El hecho de poder elegir también un módulo de 16 GB es ideal para poder ampliar nuestro ordenador; sobre todo si hacemos tareas de puro procesamiento. No obstante, el precio es algo más elevado que las memorias de la competencia, donde podemos encontrar memorias de 8 GB y 2666 MHz por 44 euros con algo menos de latencia, e incluso por 45 con más frecuencia.

Pros

  • Buen rendimiento
  • Disipador incluido
  • Tres velocidades a elegir entre 2133, 2400 y 2666 MHz
  • Garantía de por vida

Contras

  • Precio algo elevado

Goodram IRDM DDR4 SODIMM nota

Por tanto, la memoria GoodRam IRDM DDR4 SODIMM recibe nuestra medalla de platino, y nuestra recomendación por su rendimiento.

La memoria RAM todavía no está a la venta, pero tendrá un precio de 56 euros.