Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 3600 Mhz, review: las primeras memorias RAM con LED Capellix

Durante el CES de este año, una de las grandes novedades que presentó Corsair fue la inclusión de su galardonada familia de memorias RAM Dominator Platinum a la gama de productos RGB, y además por la puerta grande puesto que con ellas estrenan la nueva tecnología LED Capellix. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis de estas memorias RAM, concretamente de las Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 a 3600 Mhz en su formato de 4×8 GB.

La familia de memorias RAM Dominator Platinum de Corsair ha sido siempre su tope de gama en términos de calidad y rendimiento, y por supuesto estas nuevas Dominator Platinum RGB mantienen todas esas características de las que siempre han hecho gala. Con su diseño icónico y una construcción en aluminio de la mejor manufactura, sus disipadores no solo son bonitos estéticamente, sino que además hacen su trabajo a la perfección manteniendo los chips de memoria a unas excelentes temperaturas de trabajo.

Ahora, al haberle añadido iluminación RGB (hasta ahora esta familia solo tenía iluminación mono color), Corsair no solo dota de mayor personalización a sus mejores memorias RAM, sino que además estrenan una nueva tecnología de iluminación, cómo no, en su producto buque insignia de esta categoría.

Índice

Características técnicas

En cuanto a características técnicas, estamos ante una familia que se presenta en kits de entre 16 GB (2×8 GB) y 128 GB (8 x 16 GB), en velocidades que van desde los 3000 hasta los 4800 Mhz, por lo que con esto Corsair cubre prácticamente todas las posibles necesidades de los usuarios. En nuestro análisis, vamos a enseñaros el kit de 32 GB (4×8 GB) a 3600 Mhz, que podríamos considerar algo así como el término medio de la familia.

Como siempre, Corsair fabrica estas memorias RAM con su PCB personalizado de 10 capas que le dota de una gran estabilidad, de manera que no solo proporcionarán un gran rendimiento, sino que además se mejora su capacidad de overclock.

Los disipadores utilizados están fabricados en aluminio de la mejor calidad, y emplean como siempre la tecnología patentada Corsair Dual-Channel DHX, con el disipador integrado directamente en el PCB (que no es desmontable) para extraer el calor generado por los chips de memoria de la manera más eficiente posible. Lo que sí es desmontable es la barra superior de iluminación de silicona, tras la que encontraremos ahora los 12 LED Capellix configurables de manera individual mediante software, que en este caso vienen aislados para minimizar la dilución de la luz emitida entre los recuadros de luz, mejorando la precisión de color.

¿En qué consiste la tecnología LED Capellix?

La mayor novedad de estas nuevas memorias Dominator Platinum RGB es la inclusión del nuevo sistema de iluminación Corsair Capellix. Para empezar, los LED Capellix son muchísimo más pequeños que los LED RGB (SMD) normales, reduciendo los 2,8 mm2 de los normales hasta solo 0,2 mm2, lo que permite que la iluminación quede mucho más definida.

corsair LED comparison_result

Para lograr esto, lo que ha hecho Corsair ha sido eliminar la capa del diodo, haciendo que la capa del sustrato quede en contacto directo con el PCB. De esta manera, un LED con tecnología Capellix es un 60% más brillante, un 60% más eficiente, consume un 40% menos de energía y tiene una vida útil un 35% mayor en comparación con un LED RGB normal.

corsair small leds closeup_result

Como podéis ver, sin duda la tecnología Capellix no solo es una gran novedad, sino que representa un enorme avance en la iluminación que, a buen seguro, comenzarán a implementar en el resto de los dispositivos del fabricante a corto plazo. Teniendo en cuenta que la gran mayoría de fabricantes ya utilizan la iluminación LED RGB para todo, con Capellix Corsair va a tomar una buena delantera, aunque ahora veremos en nuestra review qué tal se ve a la hora de la verdad.

Unboxing y análisis externo

Las Corsair Dominator Platinum RGB, a diferencia del resto de familias de memoria del fabricante, vienen embaladas en una caja octogonal asimétrica, en cuya cara frontal podemos ver una imagen de uno de los módulos de memoria donde se indica la marca, modelo, capacidad y velocidad, además de la compatibilidad con iCUE y con el perfil Intel XMP.

Ya en la parte posterior encontramos una breve descripción en seis idiomas y las habituales etiquetas identificativas. En los laterales no hay mucho que ver, pues solo se incorpora una imagen en pequeño de los módulos, el identificativo del modelo y la capacidad.

En el interior encontramos dos piezas de poliuretano expandido de color negro, y en cada una de ellas dos blísters de plástico transparente que cada uno de ellos contiene su correspondiente módulo de memoria.

Ya fuera de su embalaje, aquí tenéis los cuatro módulos de memoria Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 que componen este kit de 4x8GB a 3600 Mhz. Como se puede ver, su diseño es en negro mate, incluso en el protector de la barra de luz superior. Esto supone un cambio importante de diseño puesto que, hasta ahora, Corsair siempre había empleado una pieza plateada que contrasta con el cuerpo de color negro de los disipadores de la memoria.

En una de las caras tan solo encontramos serigrafiado el logo de Corsair, mientras que en la otra tenemos el mismo logo pero la obligatoria etiqueta identificativa del modelo. Como siempre, podemos ver los tornillos Torx que nos permitirían desmontar la cubierta de la parte superior (recordemos no obstante que los disipadores no son desmontables en este modelo).

En la parte superior encontramos la gran novedad, y es que Corsair ha decidido que la barra de luz LED Capellix esté distribuida en cinco cuadrados de luz que flanquean a cada lado el logo de “DOMINATOR” que corona el centro. Evidentemente, tanto los 10 cuadrados de luz como la palabra Dominator se iluminarán cuando las memorias estén en funcionamiento.

También como es habitual, los disipadores Dual-Channel DHX hacen que los módulos sean bastante gruesos y pesados, y producirán que queden prácticamente tocándose una vez que los tengamos instalados en nuestro equipo.

Vistas las memorias por fuera, es hora de instalarlas en nuestro banco de pruebas y comenzar a verlas en funcionamiento.

El software: Corsair iCUE

iCUE es el software unificado para todo el hardware de Corsair, lo que incluye periféricos y hardware en sí mismo. Por supuesto, las Dominator Platinum RGB son totalmente compatibles con el software sin necesidad de utilizar cables adicionales, y nada más encender el equipo con las memorias instaladas ya nos las muestra.

En la configuración del dispositivo, además de poder cambiar la intensidad de la iluminación con una barra deslizante, tenemos un botón para actualizar el firmware directamente, y la opción que dice “Permitir control de software completo”. Esta opción es interesante, pues nos permitirá hacer que el software controle completamente las memorias, dándonos más opciones de iluminación. La contrapartida es que, activándola, cualquier configuración dejará de aplicarse cuando el software no esté ejecutándose (como por ejemplo al encender el equipo).

Pulsando sobre el dispositivo se nos muestra a la izquierda todas sus opciones, y a la derecha, inicialmente, las temperaturas de cada módulo por separado.

Como ya vimos en otros análisis de memoria de la marca, como las Vengeance PRO RGB, tenemos un apartado que nos permite indicarle al software en qué disposición física tenemos instalados los módulos, de manera que éste pueda gestionar mejor los efectos de iluminación.

Después tenemos los efectos de iluminación, que nos permitirán como siempre escoger todos los colores del espectro de color RGB, y con una extensa cantidad de efectos disponibles. Las zonas de iluminación son, además, configurables de manera independiente pero, y esta es la limitación, solo si en el apartado que vimos antes marcamos la opción de permitir control de software completo.

La cantidad de efectos pre configurados es inmensa, y por supuesto podremos sincronizar éstos con el resto de hardware compatible que tengamos instalado en el equipo.

A continuación os dejamos con algunos ejemplos de cómo se ve la iluminación en estas Corsair Dominator Platinum RGB, aunque hay que decir que en las fotos no se hace justicia a cómo se ven en realidad: efectivamente, la iluminación es mucho más intensa y nítida que en las Vengeance PRO RGB y modelos anteriores, incluso mejor que en anteriores modelos de Dominator Platinum.

Seguimos con el software. En el apartado sincronizaciones simplemente veremos los valores de velocidad y latencia de las memorias.

En el apartado gráficos, tenemos información y gráficas de temperatura.

Y finalmente en el apartado notificaciones podremos configurar éstas, como siempre.

Pruebas de rendimiento

Este ha sido el hardware que hemos empleado para realizar las pruebas de rendimiento:

Antes de empezar, vamos a hablar de la configuración de las memorias. Por defecto, el sistema detectará su velocidad JEDEC, a 2133 Mhz, pero tan solo con activar el perfil XMP ya se pondrán a funcionar a 3600 Mhz, siempre y cuando la placa base admita dicha velocidad.

Finalmente, antes de pasar a las pruebas sintéticas, la captura de CPU-Z de rigor mostrando el equipo de pruebas.

Rendimiento sintético

En estas pruebas vamos a someter a las memorias a diversos benchmarks, y vamos a comparar los resultados con los obtenidos en el mismo banco de pruebas con otras memorias RAMs que hemos ido analizando en el pasado.

Aida64

El rendimiento que entrega según la prueba de Aida64 es excelente. En velocidad de lectura y escritura brutos, las Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 a 3600 Mhz nos entregan una velocidad muy por encima de, por ejemplo, las G.Skill SniperX DDR4 a 3600 Mhz, lo que denota que, con la misma velocidad, no todas las memorias son iguales.

SuperPi

En esta prueba sometemos al procesador y la memoria a una intensiva prueba calculando decimales del número Pi, concretamente 32 millones, y aquí suele afectar bastante más la latencia que la velocidad. Ya sabéis que a mayor velocidad de la RAM, mayor suele ser la latencia, y con estas Dominator Platinum RGB no es una excepción. Con todo y con eso, el resultado que nos ha ofrecido ha sido muy bueno, solo superado por las Vengeance PRO que, en ese caso, funcionaban a 4000 Mhz.

WPrime (4 hilos)

El benchmark WPrime hace una operación parecida a SuperPi, pero en lugar de calcular decimales de Pi lo que hace es calcular números primos, por lo que es bastante más rápida y podemos someter al equipo al cálculo de 32M y 1024M. En este caso las Dominator Platinum se coronan como las más rápidas en la prueba larga, y quedan segundas en la prueba corta.

Como curiosidad, aunque la prueba general la hacemos a cuatro hilos para que se puedan comparar diversos procesadores (ya que lo más habitual hoy en día son cuatro núcleos), también hemos realizado una prueba utilizando los 12 hilos del 8700K empleado en la prueba. Lógicamente el tiempo que ha tardado se ha visto muy reducido.

WinRAR

Con el benchmark interno de WinRAR, sometemos al equipo a una prueba de rendimiento de descompresión de archivos comprimidos, y aquí nuevamente las Dominator Platinum RGB se posicionan como las más rápidas, prácticamente empatadas con las Vengeance PRO RGB a 4000 Mhz.

7Zip

Con la prueba de 7Zip, además de medir la velocidad de descompresión también medimos la de compresión -pero con otros algoritmos-, y las Dominator Platinum RGB de Corsair vuelven a mostrarse como las más veloces, superando incluso a las Vengeance PRO RGB que funcionaban 400 Mhz más rápido.

Overclock

Para la prueba de Overclock, simplemente subimos el multiplicador de la memoria en la BIOS sin tocar voltaje, a ver hasta qué velocidad es estable. Está claro que usuarios más avanzados podrían subir voltajes y elevar todavía más la velocidad de Overclock de las memorias, pero no es algo que nos interese aquí, sino que esta prueba está orientada a usuarios de a pie que solo quieren tocar ajustes básicos.

Ésta ha sido la máxima velocidad obtenida tocando solo el multiplicador, y sin overclock en el procesador.

No está nada pero que nada mal elevar la frecuencia de funcionamiento de las memorias RAM en 400 Mhz sin tocar el voltaje, ¿verdad? Hemos logrado que las Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 a 3600 Mhz funcionen a 4000 Mhz tan solo tocando el multiplicador, denotando que se trata de unas memorias tremendamente estables y que serían propensas a alcanzar velocidades de vértigo si tocáramos el voltaje y otros parámetros.

Conclusión y veredicto

Calidad. Si tuviera que definir a estas nuevas Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 3600 Mhz sería con la palabra calidad, porque es justamente lo que rebosa por los cuatro costados, empezando por la elección de materiales del disipador, y por la elección de componentes internos -chips de memoria y PCB- que aseguran ya no solo un nivel de rendimiento excelente, sino también una gran estabilidad.

A la calidad y el rendimiento que son habituales de la familia Dominator Platinum de Corsair, ahora hay que sumarles la iluminación RGB configurable desde el software sin necesidad de cables adicionales, y reseñando en ésta la inclusión del nuevo sistema de iluminación LED Capellix de la marca que produce una iluminación más brillante, definida, y con mayor capacidad de personalización tanto a nivel de tonalidad y color como de efectos diferentes.

Corsair vuelve a demostrar que son uno de los fabricantes pioneros en el ámbito de las memorias RAM y lanzan al mercado estas Dominator Platinum RGB con todo su arsenal compactado en unas memorias que no dejarán a nadie indiferente, ni a los usuarios que buscan el máximo rendimiento y estabilidad, ni a los que buscan una estética RGB impactante en su equipo.

PROS:

  • Excelente rendimiento.
  • Calidad de materiales extraordinaria.
  • Muy estables.
  • Excelentes temperaturas de funcionamiento.
  • Iluminación LED Capellix configurable desde el software.
  • Estética y diseño.

CONTRAS:

  • Precio (569.99€ PVPR el modelo analizado).
  • Son grandes y bastante pesadas.

Por todo ello, estas Corsair Dominator Platinum RGB no solo se llevan un merecido galardón de Platino, sino también nuestra recomendación tanto por su excelente rendimiento como por su diseño.