Thermaltake Toughpower GF1 750W, review: una fuente asequible que lo tiene todo

No cabe duda de que en el mercado actual, Thermaltake ya es uno de los fabricantes más veteranos en el ámbito de la refrigeración y de las fuentes de alimentación. Y, dentro de estas, la familia Toughpower ha ido evolucionando mucho con los años, adaptándose a las nuevas tecnologías y los nuevos tiempos, con numerosos modelos todavía vivos en el mercado. Hoy vamos a mostraros nuestro análisis de una de las últimas fuentes de alimentación que Thermaltake ha incorporado en su catálogo, la Thermaltake Toughpower GF1 de 750W, una fuente de alimentación sencilla y sin florituras pero que cuenta con cableado 100% modular, certificación de eficiencia 80 Plus Gold, y por supuesto todas las protecciones posibles.

Dentro del extenso catálogo de Thermaltake, y más concretamente de la gama Toughpower, podemos encontrar fuentes de alimentación de muchas potencias y formatos diferentes -incluyendo, claro, con iluminación RGB incorporada si queremos-, pero somos muchos los usuarios que preferimos fuentes de alimentación más sobrias en cuanto a estética, pero sin renunciar a la calidad, la eficiencia y la seguridad. Para este tipo de usuarios, el fabricante mantiene, dentro de la gama Toughpower, la categoría GF1, con fuentes de alimentación de alta potencia, preparadas para tarjetas gráficas de última generación, sin muchas florituras pero que garantizan la mejor seguridad gracias a una gran calidad en sus componentes, además de un funcionamiento silencioso y, por supuesto, versatilidad con el cableado modular.

Índice

Características técnicas

Estamos, como podéis ver, ante una fuente de alimentación de 750W de potencia (aunque ojo a esos 900W de potencia pico que es capaz de suministrar), con PFC activo y todas las protecciones deseables, y refrigerada por un ventilador de 120 mm que funciona por PWM y que garantiza un funcionamiento silencioso. No tenemos colores llamativos ni iluminación RGB, solo una fuente de color negro con cableado 100% modular, eficiencia 80 Plus Gold, y con potencia y conectores de sobra para dar servicio a sistemas de alta gama sin problemas. Esta fuente de alimentación es, de hecho, capaz de dar servicio a tarjetas gráficas de alta gama e incluso por parejas, gracias al único y potente raíl de +12V capaz de suministrar hasta 62.5 amperios de intensidad de corriente. Finalmente, a destacar que Thermaltake presume de una disposición interna limpia y sin cables, para asegurar el mínimo ruido eléctrico desde que entra la electricidad por la toma de entrada, y con un funcionamiento silencioso.

La eficiencia 80 Plus Gold en la Thermaltake Toughpower GF1 750W

Todas las fuentes de alimentación que llevan la certificación 80 Plus en cualquiera de sus grados deben pasar una rigurosa prueba de eficiencia llevada a cabo por Ecovag, mediante la que se medirá su eficiencia real en diversas situaciones de carga. En este caso, estamos ante una fuente con certificación de eficiencia 80 Plus Gold, lo que significa que la fuente tendrá, como mínimo, una eficiencia del 87% al 20% de carga, del 90% al 50% de carga y del 87% al 100% de carga. Un dato curioso de esta Toughpower GF1 es que, a pesar de tener certificación de eficiencia 80 Plus Gold, en realidad según las pruebas realizadas para ésta cuenta con eficiencia de nivel Platinum (90, 92 y 87% respectivamente al 20, 50 y 100% de carga), en lugar de Gold. Unos datos espectaculares para una fuente de alimentación que, en realidad, es más bien de gama media o media-alta según su rango de precios, y el que Thermaltake la venda como 80 Plus Gold en lugar de Platinum puede tener que ver precisamente porque no quisieron que ésta subiera de gama, o por el hecho de que solo la variante de 750W de esta familia llega a esta eficiencia. A saber, pero el hecho es que, según los datos, esta Toughpower GF1 de Thermaltake tiene en realidad eficiencia de 80 Plus Platinum y no Gold.

Unboxing y análisis externo

La Thermaltake Toughpower GF1 750W viene embalada en una caja de cartón duro y color negro, en cuya cara frontal podemos ver una imagen de la fuente y sus principales características destacadas, dejando para la parte posterior la tabla de potencias, enumeración de cables y gráficas de ruido y eficiencia, y en los laterales el croquis del interior que vimos en la introducción.

Junto con la fuente de alimentación viene un escueto manual de instrucciones que no da mucha información más allá de la que ya conocíamos de antemano. También se incluye, por supuesto, una bolsa con todos los cables modulares, así como el cable de alimentación, tornillos y bridas.

Todos los cables son planos y de color negro, algo de agradecer porque facilita en gran medida su canalización en cualquier tipo de caja. La Toughpower GF1 750W tiene cables suficientes para dar servicio a cualquier equipo de alta gama, incluyendo sistemas de dos tarjetas gráficas de alto consumo dado que incluye dos cables que, cada uno, tiene dos conectores PCIe de 6+2 pines.

La fuente de alimentación viene presentada con una tela antiestática con el logo de la marca. Tiene dimensiones estándar ATX a pesar de su elevada potencia, por lo que no tendremos problemas para instalarla en cajas de reducidas dimensiones (siempre que sean compatibles con fuentes ATX, claro).

Comenzamos por la parte inferior, donde encontramos una rejilla de grandes dimensiones con el logo del fabricante tras la que se encuentra el ventilador encargado de refrigerar todo el interior. En la parte opuesta, la que queda hacia arriba, encontramos las habituales etiquetas identificativas con la tabla de potencias y las certificaciones de cumplimiento. En los laterales únicamente tenemos una pegatina embellecedora con la marca y el modelo de la fuente.

En la cara interior, los conectores modulares. Y en la trasera, una rejilla con el mismo entramado que la del ventilador, con el conector de corriente y su interruptor correspondiente. Aquí encontramos algo que no es habitual, y es que una pegatina que tapa el conector nos avisa de la funcionalidad Smart Zero Fan con su correspondiente interruptor. Éste hace que el ventilador se apague completamente cuando el consumo de la fuente está por debajo del 40%, ideal para entornos de silencio. Es la primera vez que me encuentro esta función con un interruptor externo para que el usuario pueda escoger si quiere o no utilizarla.

Análisis interno

Para acceder al interior de la Thermaltake Toughpower GF1, en lugar de retirar los cuatro tornillos habtiuales encontramos seis en total, dispuestos en los laterales, motivo por el que retiramos casi toda la carcasa.

El ventilador que Thermaltake ha instalado en esta fuente de alimentación es, aparentemente, uno de la familia Riing, si bien la iluminación la tiene anulada. El ventilador en cuestión es un TT-1425 de 140mm, con 7 aspas muy pero que muy anchas para crear una gran presión estática en el interior.

Aquí tenéis el interior de la fuente, que por la disposición y por el elevado número de sisterboards parece que ha sido fabricada por SuperFlower, si bien no podemos decirlo a ciencia cierta solo por esto y el fabricante no lo indica.

Lo que sí es cierto es que esta Toughpower GF1 incorpora una pareja de condensadores japoneses de 105ºC de primer orden, lo que garantiza una buena estabilidad.

De hecho, cada uno de los condensadores tiene su propio filtro individual. No era necesario pero Thermaltake parece haber escogido la vía de la seguridad en esta fuente.

La entrada de línea lleva una pareja de condensadores X para garantizar que la energía entra limpia desde el principio, con unas soldaduras de calidad excelente.

Además, en la entrada de línea también han incorporado otro condensador Y que viene protegido por plástico (y tengo que decir que no me gusta que quede así colgando, pero bueno), por lo que no tendremos problemas por esta zona.

Lo que no me gusta mucho es cómo han soldado el conversor AC/DC a esta sisterboard. La soldadura es buena, pero el resultado es tosco como podéis apreciar.

En cuanto a la placa de conexiones de los conectores modulares, su integración y soldaduras son impecables.

Los transistores tienen una disposición excelente, con un gran disipador pasivo de color negro para garantizar un funcionamiento a buena temperatura.

En general, internamente la Toughpower GF1 tiene una muy buena pinta, salvo por esa tosca soldadura del converso AC/DC.

Pruebas de rendimiento

Para poner a prueba esta Thermaltake Toughpower GF1 de 750W la hemos conectado a nuestro banco de pruebas, con su procesador Core i5-6600K a 5 Ghz y su Radeon Vega 64, con un consumo máximo de 550 vatios contando discos duros, ventiladores y demás.

Este es el resultado de estabilidad de los raíles de +12V, +5V y +3.3V tras una prueba de OCCT de cinco minutos, con un minuto de reposo al principio y otro minuto al final.

Como se puede ver, el resultado es realmente estupendo, pues la fuente muestra una gran estabilidad en todos los raíles y con los valores siempre dentro de un rango seguro. Podemos verlo en Aida64.

En general la fuente se muestra muy estable, sin ruido eléctrico alguno, y muy silenciosa incluso con el ventilador activado desde el botón trasero, con además una eficiencia por encima del nivel de su certificación 80 Plus Gold.

Conclusión y veredicto

Con la Toughpower GF1 750, Thermaltake demuestra que sigue siendo un fabricante de fuentes de alimentación de primera línea. Este modelo ofrece una gran potencia, estabilidad y seguridad para sistemas de alta gama sin inconvenientes, con el añadido de que proporciona una potencia estable, silenciosa y con la comodidad de los cables planos y totalmente modulares.

¿Qué más se puede pedir? Que tenga un precio razonable, y esta fuente lo tiene, pues apenas cuesta 113 euros mientras que otras fuentes con la misma potencia y eficiencia rondan los 140 euros.

PROS:

  • Excelente rendimiento.
  • Cables planos y 100% modulares.
  • Muy silenciosa.
  • Todas las protecciones.
  • Componentes de primera calidad.
  • Precio.

CONTRAS:

  • Alguna soldadura en el interior es mejorable.

Por todo ello, esta Thermaltake Toughpower GF1 750W se lleva nuestro galardón de Platino, así como nuestra recomendación por su rendimiento y su relación prestaciones / precio.

Compártelo. ¡Gracias!