Xigmatek AIO-S80DP

INTRODUCCIÓN.

De vez en cuando aparecen productos distintos en el mercado y el Xigmatek AIO-S80DP es uno de ellos, se trata de un disipador que en realidad es una mini refrigeración líquida. AIO quiere decir All In One (todo en uno), concepto que define acertadamente el disipador que probaré para vosotros a continuación, ya que integra bomba de agua, radiador doble y ventilador bajo el aspecto de un disipador normal y corriente.

 

Sobre Xigmatek:

El propósito y objetivo de convertirse en uno de los líderes mundiales de la industria de refrigeración de PCs fue establecido por Xigmatek Co. Ltd en 2005, el año de su fundación. Para asegurar llegar a estos objetivos, la administración de Xigmatek siguió con duro trabajo, experiencias y un estilo de negocio dirigido al cliente.

Perfeccionar una de las mecánicas de fabricación más eficientes del mundo, la ‘presencia en la integración’ en las principales regiones económicas, incluirse entre las más importantes alianzas estratégicas entre proveedores, círculos académicos y las amplias inversiones en I+D son algunas de las agresivas estrategias de Xigmatek.

Combinando la élite de diseñadores de productos, ingenieros de I+D y personal técnico (con el equipo principal en Alemania), en Xigmatek se sienten orgullosos y llenos de confianza para ofrecer productos y servicio de excelente calidad para cubrir las necesidades de los clientes.

Dentro de los canales estándar como el mercado de consumidores y la distribución de aparatos electrónicos, Xigmatek seguirá centrándose en el desarrollo e incluso el establecimiento de nuevos canales de venta, para satisfacer las siempre cambiantes demandas y necesidades.

Varios años de experiencia en el sector de la industria térmica proporcionan a nuestros clientes la mejor refrigeración de sistemas, más fiable, mejor adaptada y de mayor rendimiento, incluyendo un excelente servicio para cumplir con las necesidades de usuarios y clientes de todo el mundo.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

En la siguiente tabla podemos ver las dimensiones del Xigmatek AIO-S80DP, su peso, el rango de velocidades del ventilador PWM que incorpora, la compatibilidad con todos los sockets Intel 775 y AMD AM2, 939, 754 y 940 y los detalles de la bomba y el radiador. Su escasa altura lo hace idóneo para equipos con cajas de dimensiones ajustadas.

 

Como características principales presenta:

– Bomba de agua con un caudal de 72 litros a la hora y 3100rpm de máximo.

– Radiador doble de 80x88x22mm.

– Ventilador PWM de 80mm (52.72CFM), con un máximo de 3200rpm (lo que me hace ver el ruido que hará a tope de revoluciones…)

– Bloque de agua de cobre, para una mejor conducción del calor.

ANÁLISIS EXTERNO.

El frontal de la caja ya nos muestra uno de los radiadores del disipador.

 

En el lateral tenemos las características.

 

La parte trasera nos indica las especificaciones del producto, como es habitual.

 

El AIO-S80DP se nos presenta en un enorme blíster de plástico que evita que sufra daños durante los transportes.

El Xigmatek AIO-S80DP es igual por delante que por detrás, dado que emplea 2 radiadores, pensad en ello como una U, dejando la parte hueca para albergar la bomba y el ventilador.

  

En la parte superior está el tapón del circuito de agua, así como una flecha que nos indica la dirección hacia la que el ventilador expulsa el aire (que deberemos colocar de forma que el aire vaya hacia la parte trasera de la caja).

  

Para la base del disipador se hace uso de una gruesa base de cobre. El pulido es bueno, aunque no llega a ser de espejo. Se puede ver una marca de mecanizado en la superficie, pero dada su pequeño tamaño no debe suponer ninguna pega.

 

Entre los accesorios tenemos 2 adaptadores molex de 4 pines a 3 pines (al necesitar alimentar ventilador y bomba), las piezas de montaje para AMD o Intel, así como diversos tornillos, arandelas y muelles necesarios para ello. Incluye la pasta térmica Silmore, como siempre recomiendo, evitad usarla siempre que sea posible. Los anclajes vienen diferenciados ya que llevan escrito en relieve el socket al que pertenece cada uno, evitando cualquier posible confusión.

 

MONTAJE.

Este es el primer disipador de Xigmatek que tiene un montaje algo más lento ya que hay que desmontar la placa y colocar las piezas que sujetarán el disipador, pero sigue siendo sencillo.

Para empezar hemos de encajar los pequeños cilindros de plástico en los brackets de plástico (anclajes).

Luego hay que colocar las piezas que harán de soporte al disipador mediante los 4 tornillos y arandelas de plástico que vienen incluidos. Los tornillos y arandelas van en la parte trasera de la placa.

Una vez hecho esto nos quedará así.

 

Ahora nos queda colocar el disipador sobre el procesador (que ya deberíamos tener con su pasta térmica aplicada), asegurándonos de que el contacto sea bueno.

 

Tras lo cual tenemos que colocar los tornillos con muelles en cada uno de los 4 agujeros de los anclajes, apretando en cruz (diagonalmente).

 

El resultado sería este. Como podéis ver, el tamaño no es enorme, tiene bastante más profundidad que la mayoría de disipadores al usar 2 radiadores y dejando espacio en medio de ellos para un ventilador de 8cm. Según mi experiencia se me hace escasa la superficie de disipación, aún usando 2 radiadores, veremos que tal rinde el “pequeño” AIO-S80DP.

  

El contacto del disipador con la base es óptimo, siendo éste completo y uniforme.

 

TESTEO.

Hardware utilizado:
-Intel Core 2 Duo E8500
-Asus P5Q Deluxe
-2×1GB Crucial Ballixtix 1066mhz
-Asus 8800GTS 512MB
-Xigmatek AIO-S80DP
-Corsair TX 750W
-Creative X-Fi Titanium Fatal1ty Professional
-Cooler Master Stacker STC-01
-Pasta térmica Artic Cooling MX-2

Para poner el procesador en carga se usó el Orthos y Prime95 25.6 (ambos en small FFTs) y para medir la temperatura tanto RealTemp como CoreTemp, correctamente calibrados ambos, y siendo la temperatura ambiente de 20ºC, medida por sonda.

Como comparación he usado los disipadores HDT-S1283, HDT-D1284 y XP-S964 analizados previamente.

La tabla correspondiente a las medidas con el micro a stock:

 

Viendo los resultados podemos ver el rango en el que se mueve el AIO-S80DP, cercano al XP-S964. 1ºC de distancia del D1284 en carga y la misma temperatura en reposo, y a 1ºC del S1283 en reposo y 2ºC en carga. El AIO-S80Dp se mantiene silencioso en reposo, pero empieza a ser audible según aumenta la carga llegando a destacar bastante por encima del resto de ventiladores cuando la carga se mantiene tiempo.

Pasamos a aumentar frecuencia y voltaje del procesador para llegar a los 4GHz:

 

Los resultados con overclock nos demuestran que el rendimiento de este disipador con OC es más parejo al del XP-S964 que a los mejores S1284 y S1283. Sufre del mismo mal que el XP-S964, el AIO-S80DP es ruidoso desde revoluciones medias-altas y bastante a tope, las 3200rpm de su ventilador de 80mm son las culpables de ello.

CONCLUSIÓN.
Xigmatek ha sido innovadora con su AIO-S80DP, pero a veces no basta con innovar para sacar un producto competitivo. La idea es buena, combinar una refrigeración líquida bajo la forma de un disipador corriente, pero el reducido tamaño hace que la superficie de contacto del agua con los radiadores no sea muy elevada, lo que se traduce en el resultado que hemos visto.  El rendimiento, sin ser malo, es prácticamente el mismo que el del mucho más barato XP-S964 ¿Las causas de este rendimiento? Como ya dije antes, pienso que los radiadores no son lo suficientemente grandes para ofrecer una disipación óptima. Un disipador como este pero con mayores dimensiones, mejorando bomba y posiblemente bloque de agua, así como la lógica inclusión de un ventilador de 10 o 12cm para ofrecer buen flujo de aire a menor nivel sonoro podría contarnos una historia muy distinta.

Para resumir mis impresiones sobre este disipador, diré del AIO-S80DP prácticamente lo mismo que del XP-S964, que se trata de un disipador con buen rendimiento, tamaño reducido, silencioso hasta con un overclock ligero, pero ruidoso a tope cuando la carga de calor aumenta.

Pros:

– Buen rendimiento para su tamaño, aunque a costa del ruido generado a tope de revoluciones.

– Buena regulación PWM teniendo el micro de serie o con un overclock ligero, silencioso y eficaz.

– Tamaño compacto, es un disipador bajo que permite su ubicación casi cualquier caja, no se necesitan cajas de mucha anchura.

– Montaje sencillo, aunque es necesario desmontar la placa para ello.

– Exclusividad, se trata de una refrigeración líquida compacta.

Contras:

– Al llevar un ventilador de 80mm el ruido generado a tope de revoluciones es alto. Las rpm aumentan muy rápido al aplicar una carga fuerte al procesador, sobre todo con overclock.

– Rendimiento similar al de opciones más económicas.  

Por ser un producto novedoso y con buen rendimiento el AIO-S80DP se hace merecedor de nuestro premio de Bronce:

 

Quiero dar las gracias a Xigmatek y a Ibertrónica por cedernos el material.

 

 

Compártelo. ¡Gracias!