Cooler Master Storm Scout 2

Cooler Master Storm Scout 2

Miguel Ángel Rodríguez

CM Storm Logo

 

Desde hace más de tres años Cooler Master nos viene presentando productos orientados al sector «gamer» bajo el nombre de «Cooler Master Storm«. Teclados, alfombrillas, ratones, auriculares y por supuesto cajas son las señas de identidad de esta digamos sub marca a través de la cual Cooler Master se ha dado a conocer en el cada vez más amplio mercado gamer. Hoy le toca el turno a la caja Cooler Master Storm Scout 2 que, como su nombre indica, es la revisión de la Scout original. ¿Un simple lavado de cara o un verdadero salto cualitativo?. Leed nuestro análisis y podremos salir de dudas.

La Cooler Master Scout fue presentada ya en el año 2009 y a grandes rasgos era una media torre con unas dimensiones de 489 x 219 x 495.5 mm. Estaba construida en acero y plástico y contaba con 7 slots de expansión para placas Micro-ATX y ATX. Llevaba de serie dos ventilador de 140mm (uno en el frontal y otro en la parte superior) y uno de 120mm en la parte trasera. A grandes rasgos esas eran las características con las que salía al mercado el predecesor de la caja que hoy nos ocupa.

Pero entrando en detalle y sin querer echar la vista atrás pasamos como empezamos todos nuestro análisis poniendo de manifiesto las especificaciones de la nueva Cooler master Storm Scout 2.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

specs

ANÁLISIS EXTERNO.

 

Empezamos, como siempre, con una vista general del embalaje. Como todos los productos de Cooler Master Storm el principal reclamo de la caja está constituido por motivos militares y en este caso se observa una imagen con miembros del SWAT, en la parte frontal, flanqueados por diferentes perspectivas de la caja.

En la parte trasera se aprecian diferentes imágenes de la caja (parte trasera, interior y parte frontal) con las principales características de la misma en ocho idiomas diferentes.

Por fin accedemos al interior del embalaje y lo primero que encontramos es la caja protegida con dos grandes planchas de poliestireno y uno de los primeros signos de identidad de esta caja y, desde mi punto de vista, uno de los principales aciertos del fabricante. Un inmenso asa para poder trasladar la caja. Para empezar ya agradecemos el asa con la cual nos resulta mucho más fácil sacar la caja de su embalaje. A la derecha una vista general de la caja una vez extraída del embalaje con las dos planchas de poliestireno y un plástico que cubre su totalidad.

Junto con la caja, su contenido. En el interior de la misma y bien ajustada para evitar los posibles vaivenes nos encontramos con un pequeño embalaje de cartón, que junto con el pequeño boceto de instrucciones son los típicos acompañantes.

accesorios

Observamos junto con el boceto explicativo dos adaptadores de discos de 3,5″ a 2,5″, ocho railes adicionales para poder ajustar los discos duros al rack y una bolsa con los típicos tornillos separadores para atornillar la placa y sus respectivos tornillos negros, unas cuantas bridas de sujección para mantener la caja con una apropiada gestión del cableado y por último el conector del speaker.

EL EXTERIOR

A primera vista la construcción general de la caja se puede considerar bastante robusta y en general bien ensamblada. Sin partes que a simple vista puedan parecer frágiles queremos volver a llamar la atención sobre el asa que acompaña a la caja. Una vez desenfundada de su plástico protector pudimos probar el asa de acero (de hecho es lo primero que hicimos) y nos llamo la atención no solo lo bien unida al chasis (pues está atornillada) sino la sensación de seguridad que nos ofreció a la hora de cogerla y moverla a los lados con la absoluta certeza de que no se iba a salir. Si a ello unimos el agradable tacto de goma de ese asa ya podemos dar un primer punto positivo a Cooler Master.

Aprovechando que tenemos las fotos de la parte cenital de la caja podemos comprobar que el filtro superior fue muy sencillo de extraer y bajo él podemos encontrar la posibilidad de incluir dos ventiladores de 120 mm.

Si hemos echado una rápida mirada a la parte superior de la caja porque no ver con más detalle la parte inferior.

Las fotografías hablan por sí mismas. La parte inferior tiene dos huecos; el que está protegido con un filtro que es el encargado de extraer el aire caliente que genera la fuente de alimentación, y el de la derecha que sirve para colocar un ventilador de 120 mm metiendo aire desde el exterior. El filtro de una sencillez absoluta para poder extraerlo y proceder a su limpieza cada vez que lo consideremos oportuno. Y por último un detalle de las patas que son bastante grandes, bien fijadas al chasis con un gran tornillo en el centro y cubiertas de caucho para darle absoluta estabilidad a la caja y evitar cualquier tipo de vibraciones desde el exterior.

 

Pero volvamos a lanzar una mirada al aspecto externo de la caja y a su estética que nos dejó gratamente sorprendidos.

Empezamos por el frontal de la caja en la que la parte de la mitad inferior esta ocupada por una malla de metal que facilitará el flujo de aire pues, como se puede apreciar en la segunda fotografía, justo detrás de dicha malla se encuentran dos ventiladores de 120 mm responsables de meter aire. Continuando con la mitad superior del frontal de la caja, se aprecian 3 huecos para unidades ópticas de 5,25″, un número más que de sobra para el uso que hoy por hoy se le dan a estas unidades. Una de las cosas que más gratamente nos han sorprendido es la facilidad con la que se puede desmontar el frontal al igual que los embellecedores que dan acceso a las unidades ópticas. Esto sin duda es algo que no está muy bien conseguido en otras cajas llegando a ser hasta un suplicio el desensamblar dichas partes en más de una ocasión. Pequeños detalles pero no olvidemos que son los que acaban dándole valor añadido.

En la parte trasera se puede apreciar que la fuente de alimentación irá equipada en la parte inferior y un poco mas arriba las 7+1 ranuras de expansión. En la parte superior el ventilador trasero también de 120mm y por último los dos agujeros realizados para pasar los tubos de una hipotética refrigeración líquida.

Finalmente, en las imágenes inferiores podemos apreciar los dos laterales de la caja de entre los cuales cabe destacar el lateral con una pequeña ventana para poder tener un contacto visual con el interior y los dos huecos para poder poner dos ventiladores de 120 mm.

Pero antes de empezar con el análisis del interior de la caja vamos a dar un rápido vistazo al panel frontal de los conectores así como a los tres grande botones que coronan la parte superior delantera.

 

La primera fotografía nos muestra claramente los tres botones de los que dispone la caja que son, de izquierda a derecha, el botón que permite encender o apagar a nuestro gusto los leds de los ventiladores delanteros, el botón de encendido y apagado y el botón de reset.

En cuanto a los conectores del panel frontal, como se puede apreciar en la imagen, disponemos, de izquierda a derecha, de los conectores habituales de audio, dos puertos USB 3.0 y dos puertos USB 2.0, que deberían ser más que suficientes para cumplir con todas nuestras expectativas.

 

EL INTERIOR

El interior de la caja ya nos empieza a mostrar una serie de detalles que nos hablan del gran trabajo que ha hecho Cooler Master para conseguir una caja bien refrigerada y de una sencillez absoluta para el montaje cosa que es de agradecer para aquellos que estamos constantemente montando y desmontando piezas en nuestro PC.

Uno de los pocos inconvenientes que le vemos a esta caja es que al ser una Mid-tower soporta el montaje de placas solo Micro-ATX y ATX, y con la proliferación que hay hoy en día de placas Extended ATX incluso XL-ATX podemos concluir que el mercado es algo limitado.

En primer lugar debemos reseñar que las tapas laterales van unidas a la caja con dos tornillos de los ya utilizados habitualmente que no exigen destornillador para poder quitarlos. Además el color negro de los mismos  hace sin duda un bonito contraste con el color blanco reluciente de la caja.

Pero volvamos al interior que es lo que nos ocupa en este momento y como podéis observar a simple vista es una caja que está muy bien preparada para poder realizar una óptima gestión del cableado con lo que facilitará la refrigeración del sistema.

En primer lugar destacar el gran hueco de 15cm de ancho por 12 de alto que se impone en medio de la caja para poder trabajar de una manera cómoda con un posible cambio de disipador sin necesidad de quitar la placa base para poder extraer el backplate que en cada vez más disipadores ayudan a su sujección a la placa. Sin duda prima la comodidad a la hora de trabajar con esta caja.

Alrededor de ese gran hueco podemos observar otros tres grandes huecos abiertos y cubiertos con goma  para poder pasar los cables a la parte posterior de la caja facilitando sin duda el flujo de aire interior de la caja. El hueco inferior es ideal para poder pasar a la parte posterior de la caja todos los cables que salen de la PSU que volveran al interior de la caja a través de los huecos que hay en el lateral como es el caso del conector de 20+4 pines que da alimentación a la placa. Sobre todo cuando hagamos uso de fuentes no modulares estos huecos se hacen ideales para dejar todos los cables que no van a ser usados en la parte posterior facilitando un óptimo enrutado de los cables.

Igualmente, si os fijáis en la primera foto se pueden apreciar dos huecos más pequeños (no recubiertos con goma) en la parte superior para poder pasar el cable de 4 u 8 pines (el del lado izquierdo) necesario para alimentar la CPU. De esta manera, dicho cable puede salir por el hueco de abajo atravesar la parte posterior de la caja y volver a la placa para ser pinchado en el conector que alimenta al micro. El de la derecha tiene un claro uso sobre todo para pasar por detrás los cables de los ventiladores.

Una vez comprobado el idóneo enrutado de los cables debemos comprobar si la parte posterior tiene hueco suficiente para poder alojar todos los cables de manera que posteriormente se pueda cerrar la tapa sin dificultad. Como podéis observar en la fotografía el hueco que ha dejado el fabricante es de 2 cm, un hueco más que suficiente para que los cables puedan ser alojados en la parte de atrás sin entorpecer lo más mínimo a la apertura y cierre de la tapa posterior de la caja.

Pero dejando de lado el enrutado de los cables seguimos observando una serie de detalles que hace que esta caja, con el paso del tiempo, nos parezca mejor aún de lo que su primera impresión nos pudo dar. Como podéis observar, en el lado izquierdo de la caja encontramos dos jaulas para discos duros. En la jaula inferior se pueden montar hasta tres discos duros de 3,5″ o de 2,5″ gracias a los adaptadores que nos ofrece el fabricante y en la jaula superior se pueden montar hasta cuatro discos duros. Otro de los detalles positivos de esta caja es que la jaula superior se puede desmontar, como veremos más tarde, para poder dar cabida a gráficas de más de 27cm aunque, si se mantiene puesta, nos da la opción de poner un ventilador de 120 cm inyectando aire directamente a la tarjeta gráfica. Todo depende de las necesidades del sistema. Si tiene gráficas con más de 27 cm de longitud puedes quitar perfectamente la jaula simplemente quitando cinco tornillos, si lo que necesitas son más de tres discos duros y no tienes la limitación de la longitud de la caja puedes dejar la jaula de la parte superior.

Justo por encima de las dos jaulas de discos duros nos encontramos con el sistema de anclaje de las tres unidades ópticas de 5,25″ que son anclados mediante una palanca que segun movamos a la izquierda a la derecha bloquea o desbloquea las unidades. Cabe destacar que es un sistema que está muy bien conseguido tanto desde el punto de vista de la sencillez de uso como desde el punto de vista de seguridad y fijación de la unidad.

Finalmente podemos apreciar un detalle del ventilador trasero de 12 cm que trae de serie la caja y que ya tendremos tiempo de probar en el momento del testeo.

Por último cerramos este análisis con una mirada a los cables que trae la caja.

En la primera fotografía podemos observar los cables para los puertos USB 3.0 y USB 2.o del panel frontal de la caja así como los cables de audio.

En la segunda fotografía los cables de actividad del Disco Duro, power y reset.

Poco más que destacar de la parte interior pero poniendo un pequeño pero. No es una caja que se caracterice por poder optar por incluir una refrigeración liquida de tamaño medio. Si quisiéramos poner un radiador de 240 mm en la parte superior tendría mis dudas sobre la posibilidad de hacerlo y además en caso de que pudiera ser así ya podemos adelantar que sería más que complicado.

Y por fin afrontamos el último punto de esta review con

TESTEO:

Los componentes que se han utilizado para realizar las pruebas de la caja son los siguientes:

  • Placa Base Gigabyte B75-D3V
  • Microprocesador intel i5-2500K
  • Memoria RAM Patriot Viper II Sector 5 PC3-16000 a 2000Mhz (2X2 GB)
  • Disco Duro SSD Corsair Force GT 240GB SATA 3
  • GPU PowerColor Radeon HD7870 VORTEX II
  • Disipador Noctua NH-D14
  • Fuente de Alimentación Corsair TX850W (no modular) 

Y la metodología es la siguiente:

Con el fin de realizar las pruebas de la manera más aséptica posible se han realizado las pruebas con tan solo los ventiladores que la caja lleva de serie, que como hemos visto en el análisis anterior son los dos ventiladores frontales de 120 mm y el trasero de 120 mm aunque, como os hemos señalado anteriormente, la caja está preparada para albergar hasta un total de 9 ventiladores de 120 mm. (los dos del frontal, el trasero, dos en la parte superior, uno en la parte inferior (al lado de la PSU) y uno en la jaula extraible superior de los discos duros. Y finalmente dos ventiladores más en la tapa lateral con ventana). El incrementar el número de ventiladores podría cambiar de manera sustancial el escenario, pero como os hemos dicho, no queremos crear elementos de distorsión para ver que mediciones nos puede dar la caja tal como viene de serie. El único ventilador extra que hemos incluido es el ventilador circular de 140 mm que Noctua trae de serie para poner en su disipador NH-D14.

Y antes de empezar con las pruebas dos detalles a tener en cuenta que dicen bastante de esta caja: la primera es la facilidad para poder instalar el disco de 2,5″ gracias a los dos adaptadores (como el de la imagen) que incluye el fabricante en el bundle y dos y más importante, es la altura máxima permitida de la caja para poder acoger disipadores de gran altura y dimensiones como es el monstruoso Noctua NH-D14.

El montaje fue de una extrema sencillez. A pesar de ser una caja con relativo poco espacio para maniobrar el montaje se hizo bastante sencillo y rápidamente teníamos montado nuestro PC preparado para estudiar el comportamiento de la caja sobre todo a nivel de temperaturas.

Como podéis observar en la fotografía parece que todo queda bastante amontonado y aunque parezca que no es así pero se ha buscado especialmente está situación para ver si la caja era capaz de albergar un sistema con componentes de gran tamaño. No podemos pedir espacio a una caja media torre que alberga dentro de sí un disipador Noctua NH-D14 que es uno de los más voluminosos del mercado y una tarjeta gráfica de gran tamaño como es una 7870 Vortex II de PowerColor con un Sistema de disipación de gran tamaño.

Si os fijáis el montaje de la gráfica se realizó quitando la jaula superior de Discos Duros aunque a pesar de sus 27 cm podría haber entrado con la jaula puesta, pero sin duda el montaje se hubiera complicado por la falta de espacio.

En la parte posterior tenemos una imagen de como ha quedado la caja con todo el cableado por detrás. Como podéis apreciar, hay espacio más que de sobra para gestionar el cableado hacia la parte posterior y eso que tuvimos que pasar todos los cables de la fuente que no usamos, pues como os dijimos al principio de este apartado, la fuente no es modular.

Finalmente os dejamos una imagen de la facilidad con la que se inserta la unidad óptica optando o bien por quitar simplemente el embellecedor o quitando el frontal entero como hicimos nosotros en este caso.

Una vez cerrada la caja procedimos a realizar un breve test de cuáles son las temperaturas en el escenario que os hemos descrito antes, es decir tan solo con los ventiladores que lleva la caja de serie. Los resultados han sido los siguientes:

 

La medición de temperatura se realizó en una sala con una temperatura ambiente de +24ºC y como os dijimos anteriormente las pruebas se realizaron con los ventiladores que vienen de serie con la caja.

Los resultados fueron, desde nuestro punto de vista, sorprendentes arrojándonos los siguientes datos:

  • La CPU mantuvo sus núcleos entre los 26 y los 28º nada más arrancar el PC y después de un uso algo continuado los núcleos no pasaron de los 36ºC.
  • El Disco Duro se mantuvo durante toda la prueba a unos óptimos 29ºC y la GPU nunca pasó de los 30ºC con los ventiladores a un 20% de sus revoluciones.

Cómo os hemos dicho unos resultados bastante positivos partiendo de la base de que los componentes eran de un gran tamaño y quizás el flujo del aire no fue el más idóneo.

Terminamos nuestro análisis con unas fotos que pretenden ofreceros la iluminación en blanco de los dos ventiladores delanteros y la luz roja en la parte superior que se ilumina con la actividad del Disco Duro.

CONCLUSIÓN:

Al principio de este análisis nos preguntábamos si la evolución presentada por Cooler Master Storm para su Scout se trataba de un simple lavado de cara o podíamos hablar de un verdadero salto cualitativo. Ahora y después de realizado el análisis ya nos encontramos con suficientes argumentos para afirmar que se ha dado un gran paso hacia adelante.

Hablamos de una caja construida con materiales que le confieren una gran robustez y ante todo unas formas que le dan una estética bastante atractiva y nada estridente.

PROS:

  • Muy buena construcción y acabado en pintura
  • Fácil montaje y desmontaje de las parte extraíbles
  • Adaptadores para discos de 2,5″
  • Instalación fácil de todos los componentes
  • Asa muy bien unida al chasis que facilita el transporte de la caja
  • Gran número de huecos para instalar hasta nueve ventiladores

CONTRAS:

  • Espacio insuficiente para albergar una refrigeración líquida cómodamente.
  • Ausencia de filtros antipolvo en algunas zonas estratégicas.

Una vez más queremos premiar al fabricante por realizar una caja de calidad y que sin duda despertará muchos seguidores.

recomendado

HZ - Oro2