Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W

Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W

Rodrigo Alonso

La fuente de alimentación: el corazón de todo sistema. A veces no las tenemos muy en cuenta, pero sin este componente nada funcionaría, ya que es lo que alimenta todos y cada uno de los componentes del ordenador. Hoy en día hay muchísimas fuentes de alimentación en el mercado, de todas las calidades y potencias y para todas las necesidades, por lo que la elección de la misma es a la vez sencillo y complicado. Cooler Master, como no podía ser de otra manera, es uno de los fabricantes líderes del mercado en este sector.

Hoy os presentamos el análisis de una fuente considerada de gama alta, y viendo sus prestaciones deberíamos crear una nueva categoría por encima de esta: la Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W. Sobre el papel, esta fuente de alimentación lo tiene todo: certificación 80 Plus Gold (que indica una eficiencia mínima del 88% al 20%, 92% al 50% y 88% al 100%), un solo raíl de 12V capaz de suministrar hasta 82A, cableado 100% modular (incluso el conector ATX de 20+4 pines), y por si fuera poco cuenta con refrigeración híbrida; en el caso de esta fuente, opera a 0 dBA cuando el consumo del sistema está por debajo de los 200W. Al superar este valor, el ventilador comienza a funcionar, pero con el sistema en Idle tendremos una fuente casi «fanless» (Sin ventilador).

Vamos a ver sus características técnicas para que veáis lo que os comento.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Cooler Master.

Poco que decir que no haya comentado ya, excepto que cuenta con PFC activo, con todas las protecciones habidas y por haber, es compatible con tri-SLI y CrossFire y con placas base de doble procesador (fijaos que cuenta con dos conectores CPU 4+4 pines). Esta fuente de alimentación pertenece a la serie Silent de Cooler Master, y en este caso como ya hemos comentado es una fuente con refrigeración híbrida: con un consumo por debajo de los 200W (un consumo que incluso un PC de gama alta no alcanza si está en Idle) el ventilador está totalmente apagado. A partir de 200W, este se enciende, pero gracias a su gran tamaño (135mm) y su tecnología Silent Hydraulic Bearings) es tremendamente silencioso. Más tarde lo veremos con más detalle.

El fabricante real de esta fuente de alimentación es Enhance, un afamado fabricante de fuentes de alimentación que lleva ya muchos años ganándose a pulso certificaciones 80Plus en todas sus fuentes.

ANÁLISIS EXTERNO.

La fuente de alimentación Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W viene embalada en una caja rectangular de cartón duro bastante pesada (algo más de 4 Kg). El blanco y el morado de Cooler Master son los colores predominantes, aunque una gran fotografía a escala de la fuente (de color negro) decora la cara principal de la caja. Además, en la parte izquierda encontramos una foto de un rehobús que veremos más adelante.

En la parte derecha nos indica que se trata de una fuente que hasta 200W funciona en modo fanless, que cuenta con una potencia de 82A en el raíl de +12V y que cuenta con puertos integrados de 7V para controlar ventiladores. En la zona de arriba a la derecha encontramos el logotipo de 80 Plus Gold, y un identificativo que indica que la fuente cuenta con 5 años de garantía.

Solo con tocar la caja ya podemos notar que tenemos entre manos un producto de gran calidad. En la cara opuesta podemos encontrar las características principales en ocho idiomas, así como dos gráficas: en la superior s emuestra la curva del ventilador, y en la inferior la de eficiencia.

En este lateral encontramos una pequeña descripción de la fuente de alimentación, esta vez en 21 idiomas, además de los diversos logos que certifican que esta fuente de alimentación cumple diversas normativas y estándares.

En esta otra cara encontramos las características técnicas.

Al abrir la caja nos encontramos la fuente en el centro perfectamente protegida. A la izquierda de la imagen podemos ver el rehobús que Cooler Master ha incluído. Tras el cartón de la zona de la derecha se encuentran todos los cables modulares.

Un poco más de cerca.

Fuera de sus protecciones, aquí vemos la Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W. El logotipo de Cooler Master adorna el centro de la rejilla tras la cual se encuentra el ventilador de 135mm.

En la cara opuesta encontramos la típica pegatina que nos muestra la tabla de potencia y las diversas certificaciones de la fuente.

Detalle de la tabla de potencia. Como vemos, la Silent Pro Hybrid de 1050W es capaz de generar 82A en el raíl de +12V, generando una potencia total de 984W en el mismo. Con tantísima potencia, esta fuente de alimentación es capaz de dar servicio a configuraciones de tres tarjetas gráficas de gama alta sin problemas.

Veamos los conectores modulares. Comenzando por abajo, de izquierda a derecha, encontramos en gris cuatro conectores para PCI-e y a la derecha del todo el conector ATX de 24 pines. En la parte de arriba siguen 5 conectores para puertos SATA y MÓLEX. En la última fila, arriba del todo, tenemos un conector para el rehobús, dos conectores de 7V para ventiladores, y por último dos conectores para CPU de 4+4 pines. Un pequeño gráfico en la esquina superior izquierda nos indica qué es cada conector.

En la cara opuesta tenemos el conector para la toma de pared, el interruptor y la rejilla de salida de aire de la fuente.

Vamos a ver el rehobús que Cooler Master ha incluído para controlar tanto el ventilador de la propia fuente de alimentación como de los dos ventiladores que podemos conectar directamente a esta. Encaja en una bahía de 5.25 pulgadas.

Podemos ver que cuenta con dos ruedas y un switch. La rueda de la izquierda sirve para controlar la velocidad del ventilador de la fuente de alimentación, mientras que la derecha hará lo propio con los ventiladores conectados a esta. El switch se puede cambiar de AUTO a MANUAL, de manera que nos permite dejar que sea la propia fuente la que controle la velocidad de los ventiladores.

Por la parte trasera vemos que únicamente se conecta el cable que va directamente a la fuente de alimentación.

Junto con el rehobús se incluyen diversos cables y accesorios. En la imagen podemos ver a la izquierda los 4 tornillos para anclarlo a una bahía de 5.25 pulgadas, un cable duplicador para conectar dos ventiladores a un solo conector de la fuente, otro cable extensor y por último el cable que alimenta el rehobús.

Vamos a ver qué cables modulares incluye la fuente. Todos estos vienen en una bolsita de color negro.

Al abrirla nos encontramos con estos cables.

Vamos a verlos en detalle. El primero y más grande es el cable ATX de 24 pines.

En esta maraña encontramos los cables PCI-e de 6+2 pines y los dos cables EPS +12V para CPU de 4+4 pines.

Aquí vemos los conectores considerados de periféricos, es decir, conectores SATA y MÓLEX.

La longitud de los cables difiere dependiendo del mismo. Desde los cables PCI-Express (70cm) hasta los SATA (84cm). Los cables son suficientemente largos para poder ser utilizados sin el mayor inconveniente en una supertorre.


Además incluye conectores suficientes para cualquier sistema de gama alta, incluyendo configuraciones 4-way SLI / CrossFireX e incluso placas base con doble procesador.

Por último, se incluye el típico cable de alimentación.

Así mismo, Cooler Master incluye una tarjeta de garantía y un manual de usuario.

Vamos a conectar la fuente y ver qué tal funciona.

TESTEO.

Antes de montarla en un equipo, vamos a utilizar un tester para ver qué valores nos da la fuente. Lo primero que hay que hacer es conectar los cables necesarios para testear todos los canales.

El tester que hemos empleado es un Digitus DA-70601 que aunque no es un tester profesional, nos sirve perfectamente para ver qué valores nos entrega esta fuente de alimentación en cada uno de los canales. Este ha sido el resultado.

De cerca.

Como vemos, los valores están dentro de los rangos aceptables, así que vamos a proceder a montar la fuente en un PC.

Vista por detrás.

Dentro de la caja. Como vemos es un poco más larga de lo habitual.

Por supuesto también hemos montado el rehobús.

El sistema empleado para testear la Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W ha sido el siguiente:

– Intel Core i5 2500K @ 4,4Ghz 1.32VCore.
Corsair H60 + Noctua NF-F12 PWM.
– Asus Sabertooth P67 B3.
2x4Gb Crucial Ballistix Elite 1866Mhz CL9 1.5V.
AMD Radeon HD7970 3Gb.
– 3 discos duros mecánicos Seagate Barracuda 7200.12.
– G.Skill Phoenix Pro 60Gb SSD.
– Grabadora Combo CD/DVD.
CM Storm Trooper.

El consumo máximo de este sistema es de unos 600W, muy lejos de los 1050W que es capaz de soportar esta fuente de Cooler Master. No obstante, ya es un consumo bastante elevado, por encima de la media, digamos, y que ya pone a la fuente a más de la mitad de su capacidad de carga.

Para cargar el sistema se ha utilizado OCCT con su herramienta Linpack, a la vez que Furmark para estresar al máximo la tarjeta gráfica, y se ha activado una sesión de desfragmentación simultánea en los 3 discos duros mecánicos. Máximo consumo.

Estas son las gráficas con los valores correspondientes.

3VCC

CPU VCore

Estos son los voltajes según HWMonitor Pro

Fluctuación de los voltajes en Idle/Load:

+3.3V = 3.29 – 3.33 V
+5V = 5.02 – 4.98 V
+12V = 11.99 – 12.01 V

Como vemos son unos voltajes tremendamente estables (sobretodo en el canal de +12V).

Sonoridad.

Dado que se trata de una fuente de alimentación englobada en la gama «Silent», también hemos querido hacer una mención a la sonoridad de esta.

Dejando el switch del rehobús en AUTO, la Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W cumple lo que promete, y con un consumo inferior a 200W el ventilador permanece apagado, por lo que es 100% silenciosa. Cabe destacar que un equipo como el que hemos empleado en este análisis consume unos 140W en Idle.

Ya en carga, a unos 600W de consumo, el ventilador está funcionando, pero a tan bajas revoluciones que es casi inaudible dentro de la caja.

Ahora bien, si ponemos el switch del rehobús en manual y subimos la velocidad del ventilador al máximo, parece una auténtica turbina de avión. No obstante, sea cual sea la carga de esta fuente de alimentación, es muy improbable que dejándolo en automático llegue nunca a tal temperatura que el ventilador tenga que ponerse a funcionar al máximo.

CONCLUSIÓN.

Sin lugar a dudas, la Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W es la mejor fuente de alimentación que ha pasado por mis manos (y no es decir poco, ya que la fuente que utilizaba antes que esta era una señora Cooler Master Silent Pro Gold 700W). Esta fuente rebosa calidad por los cuatro costados, y se nota que Cooler Master ha puesto especial énfasis en los detalles, como por ejemplo que sea 100% modular para facilitar su instalación en la torre del PC, o que venga con un rehobús de serie.

Es cierto que se trata de una fuente de alimentación bastante cara (el precio varía bastante, pero siempre por encima de los 200€), pero si un usuario tiene un sistema tal que necesite los más de 1000W de potencia que esta fuente genera, estaremos de acuerdo en que el precio de la misma le importará más bien poco teniendo en cuenta la inversión del resto de su sistema. Además, si tenemos en cuenta las prestaciones, su certificación 80Plus Gold y su potencia, no me parece una fuente cara para nada.

PROS:

– Calidad en todos los sentidos.
– Tremendamente silenciosa.
– Voltajes muy estables.
– Gran cantidad y diversidad de cables.
– Rehobús incluído de serie.
– Compatible con configuraciones multi GPU y multi procesador.

CONTRAS:

– ¿Precio?

Por ello, no podemos sino recomendar la Cooler Master Silent Pro Hybrid y otorgarle nuestra bendición del gurú, categoría de oro.

Queremos agradecer a Cooler Master por habernos enviado la muestra para la realización de este análisis.