QPad Heaton

Todo buen Gamer que se precie cuenta con una amplia gama de periféricos personalizados con su estilo de juego. Por ello, QPad ha creado la alfombrilla Heaton, inspirada en la leyenda del CounterStrike 1.6 Emil “Heaton” Christensen. La QPad Heaton se presenta en dos tamaños (M y XL) para cubrir todas las necesidades. Esta alfombrilla es el primer producto de la nueva línea de productos “Heaton” que ha creado QPad tras su reciente acuerdo con el jugador profesional.

Vamos a ver sus características técnicas.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

– Tamaño: M (36.5 x 28 cm) y XL (43.5 x 36.5 cm)
– Grosor: 4mm.
– Color: Negro
– Superficie: Tecnología Carbytek. Plástico duro.
– Otro: Incluye Glidz.

Como podemos ver, la QPad Heaton XL tiene un tamaño realmente enorme, con cerca de medio metro de longitud. Debe ser a gusto de Heaton, que dice haber encontrado la alfombrilla perfecta con este modelo de QPad, pero a mi personalmente me parece demasiado grande para cualquier escritorio convencional. No obstante la talla M me parece más razonable, ya que solo es un poco más grande que la Roccat Alumic.

ANÁLISIS EXTERNO.

La QPad Heaton viene embalada en un cartón negro protector con ventana, y a su vez dentro de un blíster de plástico para poder ver el contenido. A primera vista ya podemos ver los colores con los que QPad ha adornado estas alfombrillas, así como su enorme tamaño. QPad nos ha proporcionado un ejemplar de cada tamaño, así que podemos verlos comparados, aunque su aspecto, características y colores son exactamente iguales. Solo varía el tamaño.

Por la parte de detrás podemos ver una descripción de la “Alfombrilla Perfecta” hecha por Heaton en 6 idiomas diferentes. A la derecha, una foto del Gamer profesional. Me veo en la obligación de reseñar que la descripción en castellano es tremendamente mala, hasta el punto de que cometen incluso faltas de ortografía. Qpad debería de tener algo más de cuidado en este aspecto.

Ya fuera de la caja, aquí podemos ver la alfombrilla. A pesar de estar fabricada en plástico, no presenta el desagradable olor que tienen otras alfombrillas (que parecen fabricadas directamente de petróleo crudo sin tratar). A simple vista ya podemos darnos cuenta de que su superficie presenta cierto grado de rugosidad. Como adorno, encontramos unas grandes HN (de Heaton) que cubren casi toda la superficie.

En la esquina inferior izquierda se encuentra el logotipo de QPad.

Y en la esquina superior derecha, el logotipo de Heaton.

Si damos la vuelta a la alfombrilla, podemos ver que su parte trasera está formada por una goma rugosa super adherente.

En detalle.

La QPad Heaton es una alfombrilla fabricada en plástico, no es de tela, y por lo tanto presenta cierta rigidez que, aunque no llega a ser como la Roccat Alumic que está fabricada en aluminio, es bastante rígida. En esta foto podemos también apreciar el grosor, que no llega ni a medio centímetro.

Junto con la alfombrilla, QPad incluye unos “Glidz”, que no son sino unas patas que podemos (opcionalmente) ponerle a nuestro ratón para mejorar el deslizamiento sobre la Heaton.

Finalmente ya ubicada sobre el escritorio, así queda mi ratón Roccat Kone[+] sobre la QPad Heaton mediana.

Externamente la alfombrilla tiene buena pinta, aunque ens demaisado sobria en mi opinión; no hubiera estado de más haberle puesto un aspecto un poco más… gamer. Veamos qué tal funciona.

TESTEO.

Para el testeo se han utilizado los siguientes ratones:

Roccat Kone[+].
CM Storm Sentinel Zero G.
QPad 5K.

Todos los ratones han sido probados a las mismas resoluciones (1600 y 3200 DPI) para que la diferencia la marque la alfombrilla y no el ratón en sí. También tenía disponible un CM Storm Spawn, pero finalmente lo saqué de la prueba, dado que este ratón viene con la sensibilidad prefijada y no podía configurarlo a los mismos DPI que el resto.

El test de esta alfombrilla ha durado unos 15 días. He estado haciendo uso habitual de mi equipo (que es 80% gaming) aproximadamente 4 días con cada uno de los ratones, y comparado el funcionamiento con la QPad Heaton.

Test en juegos.

El comportamiento de la QPad Heaton ha sido correcto en todo tipo de juegos (Call of Duty Black Ops, EVE Online, World of Warcraft, Mass Effect 2, Dungeon Siege III…). En los shooters concretamente he notado que me costaba un poco apuntar al principio, tal vez por el cambio de alfombrilla. Sin embargo a las pocas horas ya me había acostumbrado y lograba apuntar con precisión absoluta.

En los MMORPGS, donde las sesiones suelen ser bastante más largas que en una partida al Call of Duty, por ejemplo, he notado que el sudor de la muñeca (al menos ahora en verano) hace un poco de mella en la QPad Heaton. Al ser de plástico rugoso, el sudor ni transpira como en las alfombrillas de tela ni resbala como en las de metal, sino que se queda un feo reguero en la alfombrilla que hace que las patas de teflón de los ratones resbalen y éstos se te vayan donde no quieres.

Test de utilización.

Tras varias semanas utilizando la QPad Heaton, no muestra ni el más mínimo signo de desgaste, lo que denota que está fabricada con materiales excelentes (a los que QPad denomina “Carbytek”). Su agarre a la superficie (en mi caso una mesa de madera lacada) es perfecto, no se mueve ni un ápice incluso tras sesiones intensas de juego. La verdad es que la única pega severa que le encuentro a esta alfombrilla es el problema de la sudoración, que puede que otros usuarios no la sufran.

Con las patas que incluye QPad, se nota algo de diferencia en la velocidad de desplazamiento del ratón. Se mueve de una manera más suave que con las patas de teflón que vienen de serie.

CONCLUSIÓN.

La QPad Heaton es una buena alfombrilla para juegos, de un tamaño considerable, entiendo que diseñada para aquellas personas que prefieran jugar con resoluciones de ratón muy bajas y así tener superficie de sobra sin miedo a salirte de la alfombrilla. Su agarre a la superficie es magnífico, de manera que no tienes que andar recolocando la alfombrilla entre partida y partida.

PROS:

– Adherencia a la superficie excelente.
– Buena calidad de materiales.
– Gran tamaño (para el que le guste así).
– Muy Cómoda.
– Incluye patas especiales.

CONTRAS:

– Problemas con la sudoración de las muñecas.
– Precio (unos 40 €).

Por ello, le otorgamos a la QPad Heaton nuestra bendición de plata.

Queremos agradecer a QPad que nos haya suministrado las muestras para la realización de este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!