Artlii P3, review: un excelente proyector 720p por 100 euros

Hoy os traemos el análisis del Artlii P3, un proyector barato con resolución 720p. Este fabricante de proyectores es uno de los más populares en Amazon, y no es de extrañar teniendo en cuenta que ofrecen un proyector que alcanza 1280 x 768 píxeles de resolución por sólo 120 euros (más un descuento que suele hacer la compañía). ¿Merece la pena comprarlo por ese precio?

Índice

Artlii P3: características técnicas

La mayoría de proyectores baratos que encontramos en Amazon suelen tener 480p de resolución. Esto hace que tengamos que ponerlos lo más lejos posible para notar esa falta de resolución. Con este proyector de Artlii no es el caso, ya que incluso en distancias medias tenemos una definición muy buena.

  • Unidad de imagen: LCD
  • Resolución nativa: 1280 x 768 píxeles
  • Resolución máxima de fuente externa: 1920 x 1080 píxeles
  • Vida útil de la lámpara: 30.000 horas
  • Tipo de fuente de luz: LED
  • Brillo: hasta 2800 lúmenes
  • Contraste: hasta 2000:1
  • Tamaño de imagen mínimo y máximo: 40 a 120 pulgadas
  • Distancia de proyección mínima y máxima: 1,2 a 3,6 metros
  • Relación de tiro: 1,4:1
  • Color: 16777 K
  • Potencia: 58 W
  • Voltaje: 110-220 V
  • Peso: 1,32 kg
  • Tamaño: 223 x 168 x 85 mm
  • Conectores: 1x jack 3,5 mm, 2x HDMI, 1xVGA, 1x AV, 1x USB, 1x tarjetas SD
  • Proporción de imagen: 16:9/4:3
  • Lente: F = 140
  • Gama de color: 80%
  • Altavoz: 4 ohmios, 3 vatios
  • Corrección manual: ± 15º
  • Zoom: 75% a 100%
  • Idiomas disponibles: 23 (español e inglés incluidos)
  • Garantía: 3 años

Como vemos, detalles como el hecho de que la iluminación sea LED nos garantizan una durabilidad mucho mayor a la que encontramos en proyectores con iluminación tradicional. Estos últimos tienen la ventaja de tener una mayor luminosidad, pero con 2.800 lúmenes tendremos más que de sobra.

En cuanto a los archivos que es capaz de abrir el reproductor multimedia integrado encontramos:

  • Vídeo: AVI(MPEG1/2/4)FLV/MKV/MP4/RM/MPG(MPEG1)/MPG(MPEG2)/MOV(MPEG4)/AVI (MPEG)/3GP/DIVX/RMVB/VOB/TS/TP
  • Audio: MP3/MAV/WMA/FLAC/M4A(AAC)/AC3
  • Imagen: JPEG/JPG/PNG/BMP
  • Texto: TXT

Unboxing y aspecto externo

El proyector viene bastante bien protegido, además de contar con una gran cantidad de accesorios. Nada más sacarla el plástico de la caja con todo el contenido, nos encontramos con un cable HDMI, un cable para la corriente, un cable AV, el manual, y el mando. El mando viene sin pilas, y cuenta con teclas fotosensibles que se ven en la oscuridad.

El Artlii P3 tiene un diseño muy compacto, y la propia compañía lo publicita en Amazon como “proyector portátil”. Los conectores están situados en la parte lateral izquierda (si miramos el proyector desde atrás), mientras que en la parte trasera tenemos el conector VGA y un sensor de infrarrojos. En la parte frontal del proyector tenemos otro sensor de infrarrojos, mientras que en la parte derecha tenemos el conector de corriente. Los acabados del proyector son de plástico duro, y está muy bien terminado. La compañía garantiza que no va a entrar polvo dentro de la unidad durante su vida útil gracias a su diseño.

En la parte inferior encontramos tres agujeros por si queremos colocar el proyector de manera inversa en un soporte en el techo. Luego, en el software, podemos invertir la imagen para que no se vea al revés. En la parte frontal tenemos también un tornillo que nos permite elevar la parte frontal del proyector hasta 2,6 cm. Como vemos, al proyector no le falta conectividad, con dos conectores HDMI, y sobre todo con un conector USB que es de 5V y 2ª, donde podemos conectar dispositivos inteligentes como un Chromecast o un Amazon Fire TV para poder tener un proyector inteligente a bajo precio.

Prueba

Ruido y sonido

Para encenderlo, tan sólo tenemos que pulsar el botón rojo retroiluminado que hay en la zona de la botonera. Para apagar el proyector se usa el mismo botón, pero pulsándolo dos veces. El apagado tarda unos tres segundos en realizarse, por lo que la bombilla no necesita refrigeración extra después de haberla estado usando. Otros proyectores sí necesitan estar un rato refrigerando la bombilla hasta que se apagan con el fin de aumentar la durabilidad.

Nada más encenderlo, el ventilador comienza a coger algo de velocidad, y a partir de unos 15 segundos alcanza el máximo nivel de ruido con la bombilla ya encendida. El ruido puede ser algo molesto si lo tenemos cerca o no le estamos dando suficiente volumen al contenido que estamos viendo, pero en cuanto nos pongamos a ver algo el ruido se tapa. A 20 cm, el sonido del ventilador alcanza los 42 dB.

Un proyector se considera silencioso cuando el ruido está por debajo de los 30 dB, pero como decimos si lo vais a colocar en el techo, vais a usar el altavoz incorporado o lo vais a tener algo alejado de la cabeza, el ruido no os supondrá una molestia salvo que esteis en silencio en la habitación. Esto suele ser normal en proyectores pequeños. Cuanto más grande sea, menos suele ser el ruido que genera.

Esto ocurre tanto si usamos los altavoces incluidos (a partir del 25% de volumen en Windows y 50 en el proyector ya se oye más fuerte que el propio ventilador), o con otros altavoces externos. En el siguiente vídeo podéis ver el ruido que hace y cómo se escucha la música con los altavoces de 3 vatios incorporados, llegando hasta el 50% de potencia del proyector y al 100% en Windows.

Al tener una salida jack, podemos conectar nuestros auriculares si queremos ver una película sin hacer ruido, pero disfrutando de la experiencia de tener una pantalla de hasta 120 pulgadas. También podemos enchufar cualquier conjunto de altavoces estéreo que tengamos si no queremos complicarnos la vida con la salida AV.

Calidad de imagen

La luminosidad de 2800 lúmenes nos garantizaba poder disfrutar del proyector en condiciones donde haya incluso luz natural. Cuando estamos totalmente a oscuras, con un proyector de 1.000 o 1.500 lúmenes tenemos suficiente, pero en cuanto hay algo de luz ambiente, se requiere de más lúmenes. En este caso, incluso con algo de luz ambiente, la calidad de imagen es muy buena. Además, algunos proyectores baratos garantizan muchos lúmenes, pero con un contraste bajo, lo que hace que la imagen muestre colores poco realistas y con negros poco intensos. En este caso, encontramos una luminosidad bastante homogénea.

El proyector permite dos ajustes con sus dos ruedas: la principal nos permite ajustar el enfoque, mientras que la que hay detrás nos permite ajustar la inclinación de la imagen hasta 15º. Es conveniente tener cuidado con este último ajuste, ya que, si estamos apuntando el proyector muy desde abajo o muy desde arriba, la calidad de la imagen se ve muy afectada, siendo imposible conseguir una imagen enfocada de manera homogénea.

720p es una buena resolución para un proyector siempre que nos situemos a una distancia relativamente lejana. Si nos ponemos a ver contenido cerca, podemos ver fácilmente los píxeles. En algunas de las siguientes imágenes podéis ver la calidad de éstas. Os dejamos un enlace a foto de resolución completa para que veáis la máxima resolución de esta pantalla, comparando la definición del cable y el mando en la mesa con los píxeles que se pueden ver en la imagen proyectada.

De serie, en el modo estándar, la imagen se ve como ligeramente quemada. En mi caso, reduje el contraste y aumenté el brillo para compensar, y queda una imagen iluminada de manera más homogénea sin partes quemadas. En las siguientes imágenes podéis ver la diferencia entre los cuatro modos: Estándar, Vívido, Suave y Usuario.

El resto de ajustes del menú nos permiten cambiar aspectos como la temperatura de color, la proporción de la imagen, la reducción de ruido (aunque esta no hace ningún cambio perceptible), la dirección de la proyección, el modo de HDMI, y el tamaño de la pantalla (a elegir entre 100 y 75%). Al conectar el proyector, éste se pone automáticamente en la resolución nativa 1280 x 768 píxeles.

En el siguiente menú podemos cambiar el modo de sonido o el balance. También podemos configurar el temporizador para que se apague automáticamente, volver a los ajustes por defecto, elegir la transparencia de la imagen con respecto al fondo cuando tenemos el menú desplegado, la duración de la interfaz, y la actualización de software mediante USB.

A la hora de jugar, hay un cierto input lag comparado con un monitor, pero prácticamente similar al que encontramos en un televisor. Por ello, es ideal para juego casual en single player, así como también para jugar a juegos retro.

Ver las películas en el proyector es, en definitiva, una gozada. La resolución es bastante aceptable, y si nos situamos a cierta distancia nos acostumbraremos a la menor resolución con respecto a una pantalla Full HD. Eso sí, es importante dar con un enfoque correcto y tener el proyector lo más en medio de la imagen proyectada posible, ya que si tenemos que usar el ajuste trapezoidal nos vamos a encontrar problemas para que el enfoque sea homogeneo.

Software de reproducción

El proyector incluye un software de reproducción de contenido multimedia, ya sea a través de USB como a través de tarjetas SD. Por USB podemos conectar pendrives o discos duros, con archivos en los formatos que hemos mencionado en las características técnicas. Nosotros probamos con películas y series en MKV, fotos en JPG y PNG de alta resolución, música en MP3 y archivos en TXT, y todos los abrió sin ningún problema. Con las películas no conseguimos poner los subtítulos, ya que no dejaba seleccionar la opción a pesar de aparecer en el menú. Por desgracia, no abre archivos en PPT o PPTX, teniendo que usar un ordenador conectado por cable para poder usarlo para ver presentaciones.

Conclusión

El proyector Artlii P3 es una excelente compra, siendo uno de los proyectores 720p más baratos que podemos encontrar en Amazon. Si precio es de 120 euros, pero actualmente hay un código de 20 euros que hace que se quede en 100 euros. Si tenemos en cuenta todo lo que incluye, con una buena calidad de imagen, tamaño compacto y fácil de transportar, cableado, altavoces y reproductor multimedia, tenemos un candidato ideal para las noches de verano sin tener que llevar una gran cantidad de equipamiento.

Pros

  • Compacto
  • Gran calidad de imagen
  • Buen brillo que permite usarlo incluso con luz ambiente
  • Muy asequible
  • Cable HDMI incluido

Contras

  • Algo ruidoso, pero se deja de oír cuando estamos viendo algo o el volumen del altavoz interno supera el 25%.
  • El brillo es bueno, pero podría ser aún mayor
  • Cierto desenfoque en bordes cuando se usa el ajuste trapezoidal

Por ello, el Artlii P3 recibe medalla de oro, y nuestra recomendación por su relación calidad/precio.

Podéis comprarlo en Amazon en el siguiente enlace.

Compártelo. ¡Gracias!