Intel Core i5-11400, un procesador para gaming para todos los bolsillos

Intel Core i5-11400, un procesador para gaming para todos los bolsillos

Rodrigo Alonso

Con cada nueva generación de procesadores que sale al mercado, los datos de rendimiento suelen centrarse únicamente en los modelos de más alta gama porque son los que marcan el punto de referencia de lo que una nueva arquitectura de CPU es capaz de hacer y, sin embargo, son los procesadores de gama media los que al final terminan más a menudo en los PC de usuario. Hoy queremos hablaros del procesador Intel Core i5-11400 de la 11ª Generación de Intel (Rocket Lake-S) que aun teniendo un precio contenido, demuestra ser una sólida apuesta para cualquier PC gaming, incluyendo aquellos que van acompañados de tarjetas gráficas dedicadas de gama alta.

No vamos a engañaros: un procesador de más alta gama va a dar un mejor rendimiento que un procesador de gama media como es el caso del procesador sobre el que hoy vamos a hablar. No obstante, y más cuando se trata de gaming en PC, son los procesadores de la gama media y media-alta los que se llevan el gato al agua porque aunque tengan un rendimiento inferior (si bien es cierto que a veces no por mucha diferencia), su relación precio – prestaciones es muchísimo mejor.

Especificaciones técnicas del procesador Intel Core i5-11400

 Intel Core i5-11400
ArquitecturaRocket Lake
SegmentoEscritorio
SocketLGA1200
Die11.5 x 24.0 mm
Núcleos6
Hilos12
Caché L164K por núcleo
Caché L2256K por núcleo
Caché L312 MB compartida
Frecuencia base2.6 GHz
Frecuencia Turbo4.4 GHz
TDP65 W
Litografía12 nm
Temperatura máxima100 ºC
Memoria RAMHasta 128 GB DDR4-3200
Configuración de memoriaDual channel
PCIe4.0
Gráfica integradaIntel UHD Graphiucs 730
Frecuencia de la iGPU1.300 MHz
LanzamientoQ1 2021
OverclockNo

Estamos ante un procesador que incluso perteneciendo a la gama media como buen Core i5 que es, proporciona 6 núcleos físicos y 12 hilos de proceso gracias a la tecnología Hyper-Threading de la marca que funcionan a una frecuencia base de 2,6 GHz pero que alcanza los 4,4 GHz. Esto permite proporcionar un rendimiento excelente con tan solo 65 vatios de TDP, lo que significa que tendremos la ventaja de no necesitar un disipador monstruoso para mantener la CPU a una buena temperatura de funcionamiento.

En esta 11ª Generación, Intel ha mejorado la memoria caché de toda la línea de procesadores, ahora con una mayor cantidad tanto por núcleo como en cuanto a la caché L3 compartida por todos ellos, dando como resultado un desempeño mucho mejor en cálculos inmediatos. Aunque siempre ha sido uno de los puntos fuertes de las plataformas de Intel, también se ha mejorado y mucho la controladora de la memoria RAM, ahora compatible con hasta 128 GB DDR4 a 3200 MHz de manera nativa.

Por supuesto, este Core i5-11400 es compatible también con la nueva interfaz PCI-Express 4.0, lo que significa que incluso siendo un procesador de gama media podremos utilizar los nuevos SSDs NVMe que ofrecen velocidades que alcanzan los 7.000 MB/s, asegurándonos así el mejor rendimiento de almacenamiento. Además, y al contrario de lo que sucedió en alguna de las generaciones anteriores, podemos tener tanto una GPU como un SSD PCIe 4.0 bajo el mismo bus conectados directamente a la CPU y sin penalizaciones, entregándonos todo el potencial de la interfaz.

Procesador Intel Core

Como no podía ser de otra manera, para hacer funcionar este procesador necesitaremos una plataforma con socket LGA1200, y al igual que el resto de procesadores de esta generación cuenta con tecnologías como Intel DL Boost, Turbo Boost 2.0, HyperThreading, VT-d, VT-x, SpeedStep, AES, OS Guard y Boot Guard entre otras. Su precio de venta recomendado es de 184 dólares, hecho que lo sitúa también compitiendo en la gama media de procesadores de las generaciones actuales y que lo coloca, de hecho, como una apuesta muy interesante para todo tipo de PCs (no solo PC gaming).

¿Necesitas un Intel Core i7 o superior para poder jugar a tope?

No, y tradicionalmente nunca ha sido así. Cierto es que un procesador más potente y con más hilos de proceso (especialmente ahora que la programación de los juegos ya aprovecha los procesadores multi hilo) te va a dar beneficios en términos de rendimiento en juegos, pero como hemos indicado al principio la realidad es que ese tipo de procesadores están más bien orientados a entusiastas que al usuario medio, quien busca más una buena relación entre rendimiento y precio que rendimiento puro y duro.

Por lo tanto, opciones como el Core i5-11400 del que os hablamos hoy parecen ideales, porque en este caso estamos ante un procesador con 12 hilos a 4,4 GHz que entrega un notable rendimiento en cualquier juego de última generación y cuyas carencias, como puede ser la posibilidad de hacerle overclock, entran de nuevo en el ámbito de los entusiastas y no del usuario medio.

Medir FPS

Y es que al final, con la programación multi hilo de los juegos actuales, éstos dependen mucho más del desempeño de la tarjeta gráfica y de la memoria RAM que del procesador en sí mismo, porque realmente con 12 hilos a 4,4 GHz y las mejoras que Intel ha metido en la arquitectura de esta 11ª Generación, la era en la que la CPU hacía cuello de botella en los juegos hace tiempo que se terminó.

Recordemos que el Core i5-11400 presenta de media un 15% de mejora de rendimiento con respecto al Core i5-10400 de generación anterior, y esto dice mucho de las mejoras en la arquitectura que Intel ha logrado, incluso a pesar de que mantiene la litografía de 14 nm.

Un procesador asequible no significa escatimar en rendimiento

Como te hemos venido contando en este artículo, realmente para montar un PC gaming razonablemente bueno no necesitas invertir en un procesador tope de gama; obviamente cuanto mejor sea el procesador mejor rendimiento tendrás en juegos, pero la mejora no es tan notable como para invertir el doble o el triple en un procesador para ganar menos de una decena de FPS, ¿verdad?

El Intel Core i5-11400 tiene un precio que ronda los 185 euros en tiendas, y por ese precio desbanca a la competencia y por mucho, así que desde luego nuestra recomendación es que si buscas montarte un PC gaming de buena calidad y con un excelente rendimiento para jugar a todos los últimos títulos, este procesador es un punto de partida óptimo.

Antaño, muchos usuarios optaban por la competencia por el simple hecho de poder beneficiarse del almacenamiento PCIe 4.0, pero con la 11ª Generación de procesadores de Intel, esta ventaja se terminó y a igualdad de precio, la diferencia de rendimiento es lo que decanta notablemente la balanza.