Líneas de 12V en la fuente de alimentación, ¿por qué son tan importantes?

Líneas de 12V en la fuente de alimentación, ¿por qué son tan importantes?

Rodrigo Alonso

Cuando hablamos de fuentes de alimentación se mencionan a menudo las líneas o carriles de 12V, especialmente cuando el tema está relacionado con tarjetas gráficas de alta gama y gran consumo. Estas líneas a veces se fusionan y a veces no pero, ¿qué significa exactamente todo esto? ¿Por qué son tan importante estos carriles de 12V? ¿Cómo funcionan en realidad? En este artículo vamos a abordar todos estos temas para explicártelo en profundidad.

En su día, los componentes con chips como el procesador o la tarjeta gráfica, o incluso los circuitos lógicos, utilizaban un voltaje de 5V para funcionar, mientras que otros componentes como los ventiladores, tarjetas de sonido u otros elementos requerían 12V. Con el paso de los años, la velocidad de reloj de estos chips ha ido aumentando y con ello también lo ha hecho el consumo, y sin embargo por ejemplo el voltaje de la CPU ha caído a 3,3V. Esto significa que la fuente de alimentación tenía que ser capaz de proporcionar diferentes voltajes para ser capaz de cumplir con las necesidades de los componentes de manera precisa, por lo que surgieron los tres voltajes distintos que utiliza una fuente de alimentación moderna: 3,3V, 5V y 12V.

Las líneas de 12V en las fuentes de alimentación

Para definir qué son estas líneas de voltaje en las fuentes de alimentación, la mejor manera de hacerlo es con un símil: imagina que, simplemente la fuente de alimentación es un conversor que primero transforma la corriente alterna que le llega del enchufe a corriente continua, ya que es la que necesita el PC para funcionar, y luego transforma el voltaje que le llega de la toma eléctrica a los voltajes que necesita el PC para funcionar: 12V, 5V y 3,3V. Antaño también eran necesarios voltajes negativos de -5V y -12V, pero en las fuentes de alimentación modernas ya han desaparecido porque hace tiempo que dejaron de ser necesarios.

Mientras que la estructura interna de un procesador se iba haciendo cada vez más pequeña y al mismo tiempo las velocidades de funcionamiento iban aumentando, el voltaje del núcleos se redujo y terminó por hacerse variable. Por otro lado, las placas base o tarjetas gráficas empleaban sus propios reguladores de voltaje integrados que extraían solo la energía que necesitaban de las líneas de 12V de la fuente de alimentación.

ASUS TUF Gaming Bronze 550W 650W

Esto significa que, con el paso de los años, las líneas o carriles de 12V se convirtieron en las líneas de suministro de energía más importantes para todos los voltajes que utiliza un PC y, de hecho, incluso las fuentes de alimentación que portan tecnología CC/CC crean sus propios 5V y 3,3V internamente a partir de la línea de 12V, motivo por el que estos carriles se suelen denominar como «menores» y los de 12V, «mayores».

¿Tienen ventaja las fuentes con multi carril?

En el ámbito de las líneas de 12V en las fuentes de alimentación podemos encontrar modelos que tienen un único carril capaz de proporcionar un enorme amperaje, o modelos con varios carriles que entregan menor amperaje. Las fuentes multi carril presentan una OCP (Over Current Protection, o protección contra sobre corriente) en exclusiva para cada uno de ellos, que sirve para regular la corriente máxima en cada carril; esta es una función muy útil ya que además de tener una mayor protección contra cortocircuitos y sobrecargas en los dispositivos conectados, permite una regulación más fina sobre el voltaje.

be quiet Dark Power Pro 12 embalaje

Por el contrario, las fuentes que tienen un diseño con una sola línea de 12V no tienen protección OCP por carril sino solo la genérica de la fuente en general, por lo que se incrementa el riesgo de que los cables y los componentes tengan problemas; a cambio, ofrece toda su potencia y una carga de trabajo más uniforme en todo el carril, lo que es especialmente importante para utilizar con tarjetas gráficas con una gran demanda energética o si se le hace overclock al procesador, por ejemplo.

Por lo tanto, tener una sola línea o varias de 12V tiene sus ventajas y sus inconvenientes; siempre escucharás que para sistemas de alto rendimiento es mejor fuentes con un solo y potente carril de 12V y realmente es así, pero si tu PC no consume tanto o si tu fuente está sobredimensionada, entonces te conviene utilizar una fuente con varios raíles para una mayor seguridad.

¿Cómo puedes comprobar el voltaje del raíl de 12V?

A pesar de que las fuentes de alimentación tienen múltiples filtros y reguladores para proporcionar el voltaje lo más estable posible, no siempre consiguen un ajuste demasiado fino ya que esto depende en gran medida de la carga que tenga el sistema. La mejor manera, o al menos la más fiable de comprobar qué valores está entregando, es accediendo a la BIOS del PC y en la sección «Hardware monitoring», «PC Health Status» o similar (ya que depende de la placa base) verás los voltajes que está recibiendo la placa base de la fuente de alimentación.

Voltajes BIOS

La lectura del voltaje de 12V debería encontrarse en todo momento entre 11,8V y 12,4V, y debería ser estable con poca o ninguna fluctuación. Una ligera fluctuación de 0,05V generalmente está bien siempre y cuando no suceda más de una vez cada 10-15 segundos; una fluctuación más grande, de 0,1V, puede ser segura siempre y cuando no ocurra más de una vez cada minuto, mientras que una fluctuación de más de 0,1V cada 10 segundos o menos podría ser un indicativo de que la fuente presenta problemas en las líneas de 12V (tened en cuenta que estando en la BIOS, el PC está completamente en reposo y no debería haber fluctuación alguna).

Si deseas tomar estas lecturas con el PC en funcionamiento y/o sometido a carga, tendrás que recurrir a software de monitorización como por ejemplo Aida64, un software que es capaz de entregar unas lecturas bastante fidedignas. Es común, en este caso, que las fluctuaciones sean bastante mayores y muy especialmente si estás sometiendo al PC a algún benchmark o probándolo en algún juego; en este caso, mientras el raíl se mantenga entre los valores seguros no deberías preocuparte.