Qué es y para qué sirve una tarjeta de expansión para ordenador

Qué es y para qué sirve una tarjeta de expansión para ordenador

Juan Diego de Usera

Nuestros ordenadores llevan décadas haciendo uso de las tarjetas de expansión, aunque muchos no conozcan qué son y para qué sirven este tipo de tarjetas. Hoy en día, su uso está bastante menos extendido que al principio de la informática de consumo. Pero, aun así, siguen realizando una labor de lo más interesante para los usuarios. En este artículo vamos a ver qué es una tarjeta de expansión para PC. Y cómo nos puede ayudar a expandir las posibilidades de este.

Como bien indica su nombre, una tarjeta de expansión es una tarjeta con la que se intenta incrementar la funcionalidad de un PC. Es decir, este tipo de dispositivos añaden características a una placa base. Características que, o bien no estaban presentes desde un principio. O bien sí lo estaban, pero los chips integrados se nos quedan cortos en potencia a la hora de usarlos. Por tanto, son instrumentos que nos pueden ayudar a prolongar la vida útil de nuestros equipos.

En el comienzo de la informática de consumo, las placas base carecían de todos los componentes integrados que poseen actualmente. Con lo cual, era el usuario el que debía de añadirlos a su placa base a base de este tipo de tarjetas. Puertos USB extra, tarjetas de red, de sonido, etc, debían de ser todos añadidos manualmente en forma de tarjeta de expansión.

Las ranuras de la placa base se crearon para las tarjetas de expansión

Como todos sabéis, en las placas base tenemos ranuras. Y dichas ranuras se crearon, como podéis ver en la anterior foto, para montar en ellas las tarjetas de expansión. Por tanto, a mayor número de ranuras, mayor es el número de este tipo de tarjetas que podremos conectar a nuestro PC. Este número de ranuras suele ser más o menos estándar, según el tipo de placa base que montemos:

  • Placas ATX: máximo de 7 ranuras de expansión.
  • Placas micro ATX: máximo 4 ranuras de expansión.
  • Placas mi ITX: solo 1 ranura de expansión.

También se puede dar el caso que la tarjeta de expansión que queramos montar ocupe más de una ranura. Este caso es habitual cuando se trata de las tarjetas gráficas (sí, las gráficas son de este tipo de tarjetas). Como es bien sabido, las tarjetas gráficas suelen ocupar entre una y dos ranuras de expansión por el ancho de sus disipadores. Por eso, habréis escuchado o leído que una tarjeta gráfica es «de dos espacios» u «ocupa dos espacios». Eso hace referencia al espacio físico en planta que ocupa.

Hoy en día, la gran mayoría de placas base integran casi todas sus funciones principales en la propia placa. Por ello, tenemos sobre la superficie de su PCB conectores para los SATA, para los USB 3.0 o 2.0, etc. De la misma manera que en su I/O trasero también encontraremos el puerto RJ45 que nos permitirá tener conexión de red. Con ello queremos decir que, las tarjetas de expansión han disminuido en su preponderancia desde hace años. Pero siguen siendo útiles para muchos usuarios, al fin y al cabo.