Ya está aquí la especificación Intel ATX12VO pero, ¿qué es lo que cambia?

ATX12VO es el nombre que Intel le ha puesto a la nueva especificación para fuentes de alimentación; publicada en julio de 2019, y que básicamente elimina los carriles de 3.3 y 5V de la fuente de alimentación, dejando tan solo el de 12V. ¿Cómo es esto posible? ¿Cómo van a cambiar los PCs modernos si las fuentes de alimentación dejan de tener raíles de 3.3 y 5 voltios? Vamos a verlo.

Antes de nada, debéis saber que en realidad 12VO en cierto sentido no es realmente nuevo. Compañías como Dell, HP y Lenovo (especialmente HP) llevan mucho tiempo utilizando fuentes de alimentación que solo tienen raíl de +12V, aunque obviamente en estos PCs las placas base están equipadas con todos los componentes necesarios (básicamente conversores DC/DC) para poder convertir los voltajes. No obstante, a pesar de que esto existe desde hace ya tiempo, no había sido estandarizado hasta ahora y a menudo se utilizaba con conectores específicos (es decir, no estándar) en la fuente de alimentación.

¿En qué consiste el estándar Intel ATX12VO?

Comencemos con algunos antecedentes: Intel publicó la especificación ATX (no la -12VO) original para placas base y fuentes de alimentación en 1995, y la especificación actual ATX12V (no -O) en el año 2000, de la cual podemos sacar dos conclusiones importantes para empezar. Primero, ATX12VO es una revisión de la propia tecnología de Intel en lugar de que la compañía esté intentando tomar las riendas de la nada.

Fecha especificación ATX

Segundo, la especificación ATX12V es vieja; técnicamente ATX se refiere al factor de forma y al diseño general (actualmente está en la versión 2.2) y ATX12V se refiere específicamente a las características de la fuente de alimentación (actualmente está en la versión 2.52). Hay que tener en cuenta que la especificación ATX12V también es responsable de cosas como el requisito de 120 mV de ripple máximo, lo cual destaca su antigüedad.

Las fuentes de alimentación proporcionan tensiones de 12V, 5V y 3,3V a las placas base, divididos en tres raíles diferentes. De los cables que incluyen las fuentes de alimentación modernas hay pines de 5V y 3,3V solo en el conector ATX de 24 pines, MOLEX de 4 pines y SATA; los conectores PCIe, ATX12V y EPS12V usan solo 12V y tierra.

Una de las razones de esta especificación es que, según Intel, la energía de 3,3V y 5V se utiliza mucho menos en los PCs modernos que cuando se publicó la especificación ATX hace décadas, y cada vez se utiliza menos (la realidad es que sí se utiliza mucho, pero según ellos solo en periféricos y algunos medios de almacenamiento, como si esto fuera poco).

Con todo esto en mente, Intel ha publicado esta especificación que denominan «solo 12 voltios» (12 volts only, 12VO), que utiliza un único conector de 10 pines para reemplazar el conector ATX de 24 pines y, como su nombre indica, la fuente pasará a ser un mero transformador a 12V a través de todos los cables, dejando que la placa base haga el resto del trabajo.

Conector Intel ATX12VO

La especificación incluye un conjunto completo de pautas eléctricas y físicas para construir fuentes de alimentación compatibles con Intel ATX12VO, incluyendo versiones CFX, LFX, SFX, TFX y Flex ATX, así como recomendaciones para conectores y cables.

¿Qué razón de ser tiene el estándar ATX12VO?

La diferencia hoy en día es que Intel se está moviendo para estandarizar este ATX12VO y la principal razón es la de cumplir más fácilmente con los requisitos de eficiencia que las organizaciones gubernamentales están implantando para los dispositivos como las fuentes de alimentación. Estas regulaciones se aplican a sistemas preconstruidos y no a las fuentes de alimentación que podemos comprar por separado, eso sí.

Dicho de otra manera, al eliminar los raíles de 3,3 y 5V de las fuentes de alimentación se quitan literalmente dos conversores DC/DC, dejando un único transformador AC/DC para los 12V y evitando así pérdidas de potencia en dichas conversiones, por lo que la eficiencia de las fuentes de alimentación será bastante mejor.

Corsair RM1000x interior

Ahora bien, lo que están haciendo realmente es trasladar el problema a otro lado porque los dispositivos de hardware siguen necesitando los raíles de 3,3 y 5 voltios para funcionar y, por lo tanto, ahora esa etapa de transformación se traslada a la placa y la eficiencia energética se degradará ahí en lugar de en la fuente de alimentación. Este estándar es, por lo tanto, un mero «parche» para cumplir con las legislaciones pero que solo sirve para empeorar las cosas, ya que los transformadores que integrarán las placas serán peores y más ineficientes que los de las propias fuentes.

¿Qué ventajas y desventajas tiene? ¿Cómo cambiarán los PCs modernos?

Vamos a comenzar enumerando las ventajas que tendría este estándar frente al actual, que principalmente son dos:

  • Se simplifica el diseño de la fuente de alimentación, abaratando su coste y haciendo que sea mucho más sencillo para los fabricantes alcanzar altas cotas de eficiencia energética, requerida por los organismos reguladores.
  • Se reduce el tamaño y el número de pines del conector principal de la placa base de 24 a 10 pines.

Y ahora, hablemos de las desventajas:

  • Intel ATX12VO hace el conector más pequeño pero no elimina la etapa de conversión DC/DC para los raíles de 5V y 3,3V, todavía necesarios para dispositivos SATA y USB por ejemplo. Esto, aunque abarata el coste de las fuentes y las hace más eficientes, encarece las placas base, las hará más caras y además empeorará la eficiencia al separar tanto los transformadores DC/DC.
  • A pesar de que se reduce el tamaño del conector principal, el conector EPS de 4+4 pines sigue siendo necesario, así como el resto de cables de la fuente.

Protecciones fuente

Como veis, este estándar es simplemente un parche para poder cumplir con las normativas energéticas que están requiriendo los organismos gubernamentales y nada más, pero lo único que hace es pasar el problema de la fuente de alimentación a la placa base. Además de esto, y teniendo en cuenta que estas regulaciones solo afectarán a PCs OEM, esto significa que con toda probabilidad no veremos cambios en el mercado de consumo convencional, es decir, en las fuentes de alimentación que podemos comprar en las tiendas, así como en las placas base.

Intel ATX12VO no es por lo tanto un estándar que vayamos a ver «estandarizado» como tal, sino que simplemente afectará a los equipos OEM de los principales fabricantes, que ahora serán menos eficientes y darán más problemas que antes. Pero los usuarios normales de PC podemos estar tranquilos porque no va a haber cambios, al menos no a corto o medio plazo (veremos qué pasa cuando las «mentes pensantes» que han tenido estas brillantes ideas se den cuenta de que ahora lo ineficiente será la placas base y decidan atacar también a estas).