¿Qué significa que un portátil sea un Chromebook?

De un tiempo a esta parte han aparecido una serie de ordenadores, los cuales son de muy bajo coste, que reciben el nombre genéricos de Chromebooks. A simple vista tienen el aspecto de un ordenador portátil y suelen ser relativamente baratos en comparación con un laptop convencional. ¿Cuáles son sus características generales y en que se diferencian de otros ordenadores?

Un Chromebook es un ordenador portátil de muy baja potencia que se basa en la capacidad para ejecutar aplicaciones web, las cuales son ejecutadas en su mayor parte por servidores remotos. Por lo que su trabajo se reduce a captar las acciones del usuario, transmitirlas a través de internet y mostrarle en pantalla el resultado que ha procesado el ordenador remoto. Por lo que al igual que ocurre en que una página web no está disponible sin conexión a internet, las aplicaciones web tampoco.

Durante el 2020, y como efecto colateral de las medidas sanitarias frente a la COVID-19, se dispararon por completo la venta de los llamados Chromebooks por la necesidad de trabajar o estudiar desde casa. Creando un cambio en el suministro de equipos informáticos. ¿El motivo? La necesidad de tener un sistema barato que les permitiese trabajar o estudiar, dependiendo del caso, y que les fuese relativamente barato. Sin embargo, para ciertas tareas básicas, su rendimiento es lo suficientemente buenos. Y con internet ya situado en todos los hogares, se han convertido en una alternativa barata a tener un ordenador completo.

¿Cuál es el origen de los Chromebooks?

El concepto de computación en la nube no es nuevo y si hay una empresa que es líder en ello es Google. Al fin y al cabo hemos visto un cambio de las aplicaciones informáticas del modelo de producto a servicio. Fue con la aparición de la versión 5 del lenguaje HTML, el que se usa para codificar las páginas web, y de las mejores en JavaScript a mediados de los 2000, donde se empezó a desplegar las llamadas aplicaciones web. En concreto por las capacidades del motor WebKit, el cual se utiliza día de hoy en todo tipo de navegadores, incluyendo Chrome de Google.

Así pues, aprovechando de que existe Linux, a la gente de Google se le ocurrió hacer una distribución de dicho sistema operativo, pero que no ejecutara nada más que el navegador y sus aplicaciones web. Al fin y al cabo, la segunda generación de teléfonos inteligentes que había estrenado el iPhone de Apple no empezó con las App famosas, sino con aplicaciones web, las cuales fueron creciendo en funcionalidad con el tiempo. Por lo que llegado a un punto y a partir de 2011 la empresa del Gmail empezó a lanzar los primeros Chromebooks al mercado.

No es ningún secreto que los Chromebooks se idearon especialmente para el mercado educativo, uno que es muy lucrativo y donde Apple tradicionalmente ha sido siempre muy fuerte. Aunque el concepto de estos ordenadores parece estar más influenciado por el programa OLPC, un portátil por niño, de Nicholas Negroponte que no en competir de manera directa contra la marca de la manzana mordida.

Chromebooks Cerrados

Baratos si, pero mucho menos potentes que un portátil

La mejor analogía que podemos hacer para que ustedes, señores lectores, entiendan en que se diferencian es la analogía de dos tipos de coches. Por un lado, un coche sin carné que solo puede circular en pueblos y ciudades al no ir a más de 50 KM/h. Por el otro lado, un coche convencional que podemos utilizar para movernos por cualquier lugar. Pues bien, el primer caso sería un Chromebook y el segundo un portátil convencional.

De la misma manera que el vehículo que no requiere carné no va a necesitar un motor muy potente, nuestro Chromebook tampoco, el motivo de ello es que la mayoría de las aplicaciones se ejecutaran de forma remota. Otras, en cambio, se ejecutan de manera local, pero están pensadas para operar en ordenadores de muy baja potencia y, por tanto, se pueden ejecutar en dichos ordenadores sin tenerse que estar conectado a la red. Así pues, si un portátil de gama baja se suele mover sobre los 4 núcleos de procesador a día de hoy, los Chromebooks tienen configuraciones de 1 o 2 núcleos y funcionando a muy bajo consumo.

El segundo de los elementos que los diferencia en cuanto a hardware es el almacenamiento, para ahorrar costes utilizan almacenamiento NAND Flash de baja velocidad y capacidad. Dado que se espera que el usuario tire de almacenamiento en la nube. Aunque hay modelos que suelen tener puertos para tarjetas SD. En general no destacan por el rendimiento, pero es que tampoco lo necesitan.

Chromebooks

¿Cómo los puedo diferenciar de un ordenador portátil convencional?

Principalmente por dos motivos claros, el primero de ellos es por sus especificaciones, es posible que no entiendas de modelos de procesadores, sin embargo, hay una serie de detalles que te ayudaran a detectarlos. En lo primero que te has de fijar es el tipo de almacenamiento. Debido a que muchos usan eMMC. Un tipo de memoria flash mucho más lenta que los NVMe, la cual no es recomendable para un portátil convencional, pero con la que un Chromebook no tiene problemas.

Por otro lado, Muchos fabricantes, por suerte, marcan en sus modelos que estás delante de un Chromebook añadiendo la palabra al nombre del producto, otros, en cambio, son más sutiles y suelen colocar eufemismos como Go en sus modelos.

Aunque una forma más rápida de reconocerlos es por el hecho que su teclado es distinto al de un PC convencional. Dado que una imagen vale más que mil palabras, os dejamos arriba de estas líneas la imagen de uno de ellos para que podáis ver las diferencias visuales del teclado de este tipo de ordenadores. Como se puede ver, algunas teclas han sido reemplazadas por otras, en especial las teclas F1 a F12. También podréis observar como en las especificaciones suelen tener soporte para poder colocar una SIM para internet móvil para conectarse a redes 4G o 5G, algo que los portátiles convencionales no suelen llevar.

Saber diferenciarlos es importante, ya que a día de hoy nos podemos encontrar Chromebooks de varios tamaños y factores forma. Aunque pensamos que con estos sencillos consejos los podréis diferenciar muy fácilmente de un portátil convencional.

¡Sé el primero en comentar!