Los mejores joysticks para jugar a Elite Dangerous

Los mejores joysticks para jugar a Elite Dangerous

Juan Diego de Usera

Para quienes no conozcáis el juego Elite Dangerous, este es un simulador espacial. Y, como bien sabréis, para disfrutar al 100% de un simulador de vuelo, sea este en la tierra o en el espacio, es importante disponer de un buen joystick. Porque este tipo de periféricos se encargan de simular la sensación de pilotar una nave espacial, de una manera más realista. Aparte de colocar muchos de los controles que necesitamos para jugar, al alcance de nuestros dedos. Estos son los mejores modelos de joysticks que podemos comprar para jugar al Elite Dangerous.

Thrustmaster USB Joystick

El primer joystick para el Elite Dangerous es un modelo muy sencillo y barato, fabricado por Thrustmaster. Dispone de tres botones configurables, un HAT, junto con una palanca de gases en su lateral izquierdo. Como decimos, es un modelo bastante sencillo, que nos puede ayudar al comenzar a hacer nuestros primeros pinitos en el juego. O bien, nos puede servir como joystick auxiliar de otro principal que tengamos.

Logitech Extreme 3D Pro

Uno de los modelos más venerables de Logitech, este joystick cuenta con la friolera de 12 botones configurables, más un HAT de 8 direcciones y una palanca de gases en su parte trasera. También cuenta con control del timón de dirección gracias a la posibilidad que tiene el modelo de rotar la palanca de mando en su eje vertical. Y su amplia base, hace que sea un modelo extremadamente estable sobre la superficie del escritorio donde lo tengamos depositado.

Thrustmaster T.16000M FCS

Un gran joystick de Thrustmaster, que cuenta con 16 botones configurables, junto a un HAT de 8 direcciones y una palanca de gases en la parte trasera de la base. Sin embargo, algo bastante único de este modelo es que es un joystick ambidextro. Dado que hay componentes que se pueden desmontar, para configurarlo según lo vayamos a usar con la mano derecha o con la izquierda.

Thrustmaster T.FLIGHT HOTAS X

Este modelo de Thrustmaster también es uno que tiene ya bastante años a sus espaldas. Pero, sobre todo, es el primer modelo que usa el concepto HOTAS (Hans On Throttle And Stick). De hecho, para Elite Dangerous, este tipo de configuración en el joystick es la más recomendable. El mando cuenta con 12 botones programables y 5 ejes independientes, también configurables de manera individual. La base del joystick se puede separar, de manera que tengamos ambos controles más distanciados entre sí. De esta manera, es mucho más cómodo su uso.

Thrustmaster T.16000M FCS HOTAS

Este combo de Thrustmaster incluye el anterior joystick T.16000M FCS, al que se la ha añadido una palanca HOTAS Thrustmaster TWCS (Thrustmaster Weapon Control System). Similar a lo que se conseguía con el anterior modelo de Thrustmaster, el T.FLIGHT HOTAS. A los botones que ya de por sí tenía el T.16000M FCS, se le añaden ahora los 5 ejes del mando de potencia auxiliar y 14 botones adicionales. Todos ellos son configurables por parte del usuario.

Saitek Pro X52

Un modelo de joystick que lleva ya también muchos años en el mercado. Y que es uno de los preferidos por los amantes de los simuladores, tanto espaciales como de vuelo. Usa una pantalla LCD en su mando de gases. Así como un botón de disparo de metal, otros 4 botones auxiliares de disparo, dos HAT de 8 direcciones en la palanca de mando y otros dos en la palanca de gases. Todos los botones del mando están iluminados con LED y son programables de manera individual.

Logitech G X52 HOTAS

Este joystick de Logitech es la evolución que hizo la marca del anterior modelo de Saitek, cuando esta marca fue comprada por Logitech. Su diseño es muy similar al del otro modelo, solo que mejorado en calidades y terminaciones.

Thrustmaster HOTAS WARTHOG

Este modelo de Thrustmaster es el más caro de todos. Pero también es el más completo de todos. Es una reproducción fiel del sistema de control real del avión de ataque A10 del ejército americano. Cuenta con 19 botones e interruptores programables, además de un HAT en el mando de control. Así como control individual de los motores, en el caso que nuestra nave use más de uno de ellos.