¿Qué RAM comprar para Intel? ¿DDR4 o DDR5? Estas son las mejores

La elección de la memoria RAM es uno de los puntos cruciales a la hora de configurar nuestro equipo. El hecho de no escoger la memoria adecuada puede suponer una pérdida de rendimiento o encontrarnos que por las capacidades de nuestra placa base no podemos aprovechar el overclock de ciertos módulos DIMM. Es por ello que hemos pensado crear una lista con las mejores memorias RAM para Intel.

Si te has planteado montarte un PC para gaming basado en una CPU Intel de decimoprimera generación o los nuevos Intel Core 12, entonces habrás llegado al punto en que te tendrás que plantear qué tipo de memoria RAM colocar y a qué velocidad hacerlo. Esto es importante por el hecho que lo que buscamos no solo es el máximo rendimiento de nuestro sistema, sino también el equilibrio entre el rendimiento que podemos obtener y el dinero que vamos a gastar.

Consideraciones sobre la RAM en CPU Intel

CPU-Memorias-RAM-portada

Con la renovación del controlador de memoria para DDR4 en los Intel Core 11 y el añadido del soporte para DDR5 en la decimosegunda generación nos encontramos con que las reglas de cara al rendimiento en el caso de las CPU de Intel han cambiado levemente respecto a generaciones anteriores. El cambio más fundamental son los Gear, los cuales se basan en darle soporte a módulos de memoria a mayor velocidad que la que permite el controlador de memoria a cambio de trabajar este a una porción de la velocidad de la RAM.

Si por ejemplo tenemos que nuestro procesador soporta memoria DDR4 hasta una velocidad de hasta 3.200 MHz entonces toda memoria conectada al procesador con una velocidad igual o menor a tal velocidad irá a la misma velocidad en ambos extremos. En cambio, solo que superemos por un solo ciclo de reloj dicha velocidad límite entonces la velocidad de la CPU se bajará a la mitad de la de la RAM y entrará en modo Gear 2.

El motivo por el cual ocurre esto es por un hecho muy simple: una de las partes que más energía consumen y, por tanto, más calor liberan es la interfaz entre el procesador y la memoria, por eso para soportar las altas transferencias es necesario disminuir la velocidad de reloj de la interfaz desde la CPU.

RAM en modo overclock

Se ha de tener en cuenta que una cosa es la velocidad de transferencia del controlador de memoria, la cual puede mantener el 100% del tiempo, y la otra es la velocidad de overclock que podrá mantener en momentos puntuales, siendo este límite marcado por las especificaciones del propio módulo de memoria y la placa base. Por lo tanto, asegurarte antes de nada si el chipset escogido soporta overclock de la memoria y las velocidades a las que funciona la RAM, ya que Intel limita precisamente por este componente a diferencia de lo que hace AMD, y no por IMC.

En el caso de la DDR5 no es un problema, ya que al ser un tipo de RAM de reciente aparición la mayoría de módulos de memoria tienen una velocidad de transferencia base de 4.800 MHz. En cambió con la DDR4 tenemos módulos disponibles a menos de 3.200 MHz cuyos tiempos de latencia son mejores,pero en ancho de banda son mucho peores. Por lo que si vas a optar por la DDR4 descarta cualquier opción de RAM a menos de dicha velocidad.

Hay que tener en cuenta que aunque un módulo de memoria vaya a 4.800 MHz o 6.000 MHz, esa nomenclatura solo garantía que los stick funcionen correctamente, pero no implica que el IMC pueda soportarlos, y si lo hiciese (4.800 MHz en DDR5 sí lo haría porque es el mínimo del estándar) habría que ver con qué voltaje, porque seguro que se dispara y hay que tener conocimientos avanzados para estabilizar, sin olvidar la degradación del propio IMC, que es alta.

¿Qué RAM escoger para tu CPU Intel?

Modulos-DDR5-Placa-Base

A tiempo de escribir este artículo la DDR5 es una novedad con una alta demanda que se ha visto rápidamente agotada y tiene unos precios muy por encima de la DDR4. Esto es normal para cualquier tipo de memoria que es novedad, pero debido a las diferencias en la especificación de ambos tipos de memoria escoger un tipo u otro significa elegir un tipo de placa base, al menos en el caso de que tengas pensado comprar un Intel Core 12. Si, en cambio, prefieres la generación anterior, tus elecciones sobre el tipo de memoria se reducen a la DDR4.

CORSAIR Vengeance RGB Pro, la mejor opción

Corsair Vengeance RGB Pro RAM Intel AMD

Como ejemplo de la DDR4 con soporte de overclock tenemos a la CORSAIR Vengeance RGB Pro con una velocidad en overclock de hasta 4.400 MHz de velocidad. Por lo que si tenéis en mente montar un PC gaming con un Intel Core de decimoprimera o decimosegunda generación basado en DDR4 entonces esta es tu mejor opción de cara al rendimiento.

Se convierte también en nuestra primera opción y sabemos que os podrá sorprender por el hecho que no es memoria DDR5, pero dado el alto precio de este tipo de RAM en la actualidad a la hora de montar un PC y la escasez y sobreprecio de la Dual Data Rate de quinta generación no puede llegar a serlo en este momento.

Crucial Ballistix 3.200 MHz, DDR4 estándar

Crucial-Ballistix-3200-MHz-DDR4-2-x-8-GB-C16

Este módulo de memoria de Crucial se encuentra recubierto en aluminio anodizado para evitar el sobrecalentamiento de la memoria. Su velocidad de transferencia es de 3.200 MHz, por lo que funcionará en modo Gear 1 en ambas generaciones de procesadores y donde más destaca es su latencia CAS de 16 ciclos.

Son módulos confiables, relativamente rápidos, sobre todo asequibles y lógicamente disponibles en el mercado en varias opciones, con o sin RGB por ejemplo, por lo que ocupan el segundo puesto.

Kingston Value RAM, DDR5 sin luces ni sombras

Kingston Value RAM DDR5 Intel

La Value RAM de Kingston la hemos escogido como ejemplo de módulo estándar sin soporte para overclock y que sigue a rajatabla toda la normativa de la JEDEC. Se trata, por tanto, de un tipo de módulo totalmente estándar sin soporte para overclock y que es ideal para montar en cualquier tipo de placa base con soporte para DDR5. Por lo que no es la mejor que podrás conseguir para gaming, pero sí la que podrás instalar en cualquier placa base Intel soporte este tipo de memoria.

G.SKILL Trident Z5 RGB: rápida pero cara

Trident Z5 RGB

Nos encontramos ante el tipo de memoria RAM más top que puedes encontrar para tu Intel Core 12 con la capacidad de llegar a una velocidad de hasta 6.000 MHz y una latencia CAS de 36, recordad que lo habitual en la DDR5 es que esta sea de 40. Por lo que no solo tenemos una RAM capaz de transmitir una gran cantidad de datos, sino de hacer que la comunicación de esta con el procesador en cada petición se realice de forma más rápida que la media.

Se trata, por tanto, de un tipo de RAM que sacará lo máximo de tu Intel Core 12, eso sí, habrás podido observar como el precio a la hora de escribir este artículo es extremadamente alto. Esto hace que no la recomendemos para nuestros lectores de entrada, ya que esto viene influenciado por la escasez de componentes. Es posible que en estos momentos estéis leyendo estas líneas y el precio haya bajado a la normalidad.

Si encontráis la Trident Z5 de G.SKILL a un precio competitivo entonces id de cabeza a por ella, el aumento de rendimiento para vuestro Intel Core 12 será notorio (si disponéis de una placa para tal tipo de memoria, claro), pero por el momento se convierte en nuestra opción menos recomendada.

¡Sé el primero en comentar!