NVIDIA Advanced Optimus, para sacar el máximo partido a G-Sync

NVIDIA Advanced Optimus, para sacar el máximo partido a G-Sync

Rodrigo Alonso

Seguro que te suena lo que es la tecnología NVIDIA Optimus, que permite ahorrar batería en portátiles gaming desactivando la tarjeta gráfica dedicada para usar la integrada cuando no se necesita. Pero ahora NVIDIA ha presentado la nueva tecnología Advanced Optimus que da un paso más allá, permitiendo beneficiarse todavía más de los portátiles gaming equipados con gráficas dedicadas de la marca. ¿Quieres saber cómo funciona? A continuación te lo contamos al detalle.

Como recordatorio, la tecnología Optimus permite conmutar entre los gráficos integrados del procesador y la gráfica dedicada en los portátiles, con el objetivo de ahorrar batería. Así, podemos aprovechar tanto iGPU como eGPU en un mismo sistema de una manera eficiente y automática.

Ahora, junto con Dynamic Boost NVIDIA ha presentado Advanced Optimus, una evolución de la tecnología creada hace 10 años y que equipan prácticamente todos los portátiles que se venden hoy en día con GPUs de la marca que permite aprovechar al máximo las facultades de sus gráficas tanto para ahorrar batería como para entregar un mejor rendimiento. Vamos a ver a continuación en qué consiste.

Tecnología Advanced Optimus de NVIDIA

Advanced Optimus: G-Sync y Optimus juntos por fin

Aunque Optimus está muy bien y supone un gran avance en cuanto eficiencia, algo especialmente importante en portátiles en pos de ahorrar batería, siempre ha tenido un inconveniente bastante específico: el controlador de pantalla que utiliza (IGP) es siempre el de la iGPU, lo que significa que lo máximo que puede hacer está limitado por éste.

En 2010, cuando Optimus salió a la palestra, esto no era un problema significativo, pero ahora con las tecnologías de frecuencia variable de pantalla (FreeSync, Adaptive Sync, G-Sync) se han cambiado las tornas ya que hasta la llegada de la Gen 11 de gráficos integrados de Intel (que se encuentran en los procesadores Ice Lake de voltaje ultra bajo) esta característica no se admitía en las iGPU.

El impacto neto de esto ha sido que la adopción de la tecnología de refresco variable en portátiles ha sido muy escasa, y en los casos que sí cuentan con ella, no disponen de Optimus (para no usar el IGP de la iGPU sino el de la gráfica dedicada) así que ha sido limitada solo a equipos de gama muy alta. En otros casos han logrado implementarla utilizando un multiplexor (mux), pero para pasar de un sistema a otro se requiere que se reinicie el portátil, algo poco viable y que anula la característica «automática» que promete Optimus.

Tecnología Advanced Optimus

Advanced Optimus termina con este problema

Con Advanced Optimus NVIDIA parece haber encontrado la manera de saltarse esta restricción, incorporando un mux dinámico y que permite al ordenador portátil cambiar entre la gráfica integrada y la dedicada sin necesidad de reiniciar el equipo; simplemente, cuando estás en el escritorio usando la iGPU y ejecutas alguna aplicación 3D, el mux enciende la gráfica dedicada y pasa a utilizar el IGP de ésta, que será compatible con la tasa de refresco variable de la pantalla en el caso de tenerla.

En general, Advanced Optimus palia las carencias de la tecnología anterior con una implementación más moderna e inteligente, adaptada a los nuevos tiempos (recordemos que Optimus data de 2010). Así, además de hacer que la tecnología de refresco variable de pantalla esté disponible, también elimina la penalización en la latencia que tenía Optimus, ya que el buffer tampoco pasará ahora por la iGPU sino que se hará directamente en la gráfica dedicada.

En cuanto al software, Advanced Optimus se comporta más o menos igual que Optimus. Eso significa que verifica las aplicaciones 3D en una lista y luego cambia de una a otra GPU en consecuencia de manera automática, lo cual tiene sus ventajas y desventajas como todo: por un lado, es una desventaja que si no tienes el software actualizado y ejecutas un programa que no esté en la lista, podría no activarse la gráfica dedicada y tendrías un rendimiento muy bajo con la iGPU. La ventaja es que dará igual si el software está en ventana o en pantalla completa, la gráfica dedicada se activará igualmente.

En última instancia, el objetivo de NVIDIA es que los portátiles equipados con Advanced Optimus puedan disfrutar de esta tecnología que permite ahorrar batería y recursos del equipo incluso con pantallas con tasa de refresco variable, incluyendo claro está, G-Sync.

NVIDIA no desvela cómo han implementado este mux

Ahora bien, en lo que respecta a los detalles técnicos de esta tecnología NVIDIA ha sido más que escueta y, realmente, no han dado ninguno. Así pues, por el momento no está claro cómo NVIDIA ha resuelto esta implementación de la mux dinámica.

De hecho, algunos especulan con la posibilidad de que NVIDIA haya implementado el controlador de pantalla directamente en el mux, algo que sería quizá un poco irreverente por el hecho de que el equipo tendría en total tres IGP y solo usaría uno, pero que realmente tendría bastante lógica en pos de unificarlo todo en un único controlador de pantalla que lo maneje todo.