¿Sabes como diferenciar una estación de trabajo de un servidor?

Históricamente ha habido dos categorías de ordenador por encima del ordenador personal: la estación de trabajo y el servidor. Por tanto han sido vistos como versiones vitaminadas del PC que solemos tener en casa. No obstante no son ni sirven para lo mismo y hoy os explicaremos sus elementos diferenciales.

Las estaciones de trabajo y los servidores son variaciones de un ordenador personal pensadas para aplicaciones que requieren varios usuarios y/o una mayor potencia que las que pueden dar los ordenadores que utilizamos a diario. ¿Qué puntos tienen en común y en que se diferencian?

¿Qué es un servidor?

Servidores

La palabra servidor es una traducción del significante inglés «Server» y su origen viene de antes de la era de los ordenadores personales donde existían la computación de tiempo compartido, en las cuales un ordenador central servía los cálculos a las diferentes terminales que estaban conectadas a la red local. Así pues, la primera diferencia obvia entre un servidor y una estación de trabajo es que el primero tiene como objetivo entregar su potencia no solo a un único usuario sino a varios de manera simultánea.

El hecho de que un servidor haya de procesar las peticiones de los programas de varios usuarios significa también que ha de tener una potencia mucho más alta que la de un PC en cuanto a usuario, ya sea portátil o sobremesa, pero al mismo tiempo su potencia se va a dividir entre los diferentes usuarios que hagan uso de las capacidades del mismo. Con tal de gestionar varios usuarios al mismo tiempo, los servidores suelen utilizar sistemas operativos especiales para realizar dicha función y a día de hoy se utilizan sistemas operativos en la nube consistentes en un hipervisor capaz de correr varios sistemas operativos encima, uno por cada uno de los clientes.

Un servidor a día de hoy se utiliza para varias funciones:

  • Se puede utilizar como servidor de archivos al que tener acceso a través de una aplicación FTP para la transferencia de los mismos.
  • Para almacenar y gestionar el correo electrónico de una empresa.
  • Como servidor web, almacenando una página web y sus servicios.
  • Para ejecutar una aplicación remotamente para uno o varios usuarios.
  • Almacenando una base de datos de gran tamaño donde se requiere acceso por parte de varios consultores a la misma.

Características de un servidor

Servidor por dentro

La arquitectura general de los servidores es la misma que la de un ordenador personal y una estación de trabajo, por lo que es del tipo Von Neumann. No obstante a día de escribir este artículo podemos dar unas cuantas pinceladas de como es un servidor en la actualidad.

  • Actualmente suelen estar compuestas por decenas de núcleos por CPU, los más avanzados han llegado a la cifra de 64 y algunos incluso a los 128. Es por ello que son procesadores de gran tamaño con infraestructuras complejas. En algunos casos puede haber varios procesadores en un servidor.
  • Una gran cantidad de núcleos requiere una gran cantidad de memoria, si en la actualidad se suelen utilizar dos canales de memoria DDR4 o cuatro en el caso de la DDR5, en las estaciones de trabajo hemos de cuadriplicar ambas cifras.
  • Utilizan módulos de memoria con sistema de corrección de datos.
  • Las CPU para servidores están pensados para funcionar todo el tiempo y por tanto sus núcleos no están pensados para alcanzar picos de rendimiento muy altos en forma de acelerones en la velocidad de reloj.
  • El sistema de E/S en un servidor es varias veces más complejo, ya que técnicamente han de operar como varios ordenadores distintos y por eso suelen tener una mayor cantidad de interfaces PCI Express, SATA, USB en comparación con una estación de trabajo o un ordenador personal.

Se ha de aclarar que cualquier PC con el sistema operativo adecuado se puede convertir en un servidor, pero lo hará a menor escala en cuanto a potencia, un ejemplo hay usuarios que han montado un servidor para Minecraft haciendo uso de un simple PC doméstico.

¿Qué es una estación de trabajo?

Estación Trabajo servidor

Una estación de trabajo es un tipo de ordenador personal, el cual se utiliza para aplicaciones que requieren una potencia que esta por encima de lo que un ordenador personal puede ofrecer y por tanto hace servidor hardware mucho más complejo y potente. A día de hoy las estaciones de trabajo derivan todas de la tecnología del PC, en especial después de que Intel pusiera fin a la amenaza que les suponía las arquitecturas RISC con el lanzamiento de la primera arquitectura Post-RISC, la del Pentium Pro que trajo la ejecución fuera de orden.

Así pues durante los años 80 y 90 existieron estaciones de trabajo de marcas como: Sun Microsystems, Silicon Graphics, Apollo Computer, Digital Equipment Corporation, Hewlett Packard o IBM. La mayoría de dichas empresas han desaparecido, otras han dejado dicho mercado y las que han quedado han adoptado las llamadas CPU HEDT de Intel y AMD.

Una estación de trabajo se utiliza hoy en día para varias funciones, pero al contrario que lo que ocurre con un servidor estas solo son para el uso de un solo usuario y no difieren en general del uso que se le da a un PC convencional de alta gama, por lo que su uso se centra en tareas que requieren una alta potencia para funcionar:

  • Edición y manipulación de vídeo.
  • Creación, renderizado y animación de escenas en tres dimensiones.
  • Trabajos de arquitectura de edificios y otros tipos de ingeniería compleja.
  • Computación científica, un laboratorio avanzado suele tener una estación de trabajo para realizar cálculos complejos.

Características de una estación de trabajo

estación trabajo servidor

Debido a que las estaciones de trabajo están diseñadas para mercados altamente profesionales con la capacidad de gastar dinero esto les permite tener hardware mucho más avanzado que en un PC de escritorio:

  • Los procesadores suelen ser los mismos que los de los servidores, pero puestos a dieta en número de núcleos, pero alcanzando velocidades de reloj mayores. Es por ello que utilizan sockets distintos en comparación tanto a las CPU de servidor como a las de escritorio.
  • Su sistema de memoria RAM esta a medio camino en cantidad de accesos entre un PC convencional y un servidor, por lo que suelen tener el doble de canales que los primeros y la mitad que los segundos.
  • Muchas estaciones de trabajo utilizan tarjetas gráficas especializadas que en principio son similares a las utilizadas para gaming, pero haciendo uso de los mejores chips de cada oblea y que por tanto pueden alcanzar mayores velocidades de reloj durante un tiempo más sostenido, drivers de mayor calidad y en especial pequeños cambios que no son de valor para los usuarios de a pie, pero de gran importancia para ciertos sectores profesionales.

A día de hoy cualquier PC mínimamente potente puede ser considerado una pequeña estación de trabajo, y hay muchos profesionales con pocos recursos que hacen uso de un ordenador personal para sus quehaceres diarios. Al fin y al cabo las workstation originales utilizaban CPU de 32 bits como el Motorola 68K, algo ya superado en los PC, con sistemas multitarea, idea respecto a lo anterior, con hardware gráfico y sonoro avanzado, tanto de lo mismo, y conexión de red.

3 Comentarios