be quiet! Dark Power vs Dark Power Pro, ¿vale la pena una fuente digital?

Dado el alto consumo y requisitos eléctricos de las nuevas generaciones de tarjetas gráficas, la importancia de tener una buena fuente de alimentación es ahora mayor que nunca, y por lo tanto a veces su elección puede hacerse más complicada. Por este motivo, hoy vamos a realizar una comparativa técnica de dos fuentes del fabricante be quiet!, concretamente de los modelos Dark Power 12 y Dark Power Pro 12, siendo una analógica y otra digital, para ver si vale o no la pena pagar más dinero por tener una fuente digital.

Para esta comparativa vamos a utilizar dos de las fuentes de alimentación de más alta gama del mismo fabricante, con el objetivo de que la diferencia fundamental entre ambos modelos sea precisamente el que una de ellas sea digital y la otra no. A este respecto, en ambos casos vamos a optar por los modelos «12» que son los últimos disponibles en el mercado en la fecha de redacción de este artículo, de manera que así la comparativa estará lo más igualada posible.

be quiet! Dark Power vs Dark Power Pro, características

Comencemos con las especificaciones técnicas de ambas fuentes para verlas comparadas frente a frente:

 be quiet! Dark Power Pro 12be quiet! Dark Power 12
Potencias1200W y 1500W750W, 850W, 1000W
Certificado80 Plus Titanium80 Plus Titanium
Versión ATX2.512.52
Versión EPS2.922.92
ProteccionesOCP, OVP, UVP, SCP, OTP, OPPOCP, OVP, UVP, SCP, OTP, OPP
Modular o Semimodular100% Modular100% Modular
Tipos de cablesSleevedNormales
Ventilador auto reguladoSí, be quiet! Silent Wings 3 135 mm personalizadoSí, be quiet! Silent Wings 3 135 mm personalizado
RuidodB(A) al 20% de carga 12.1
dB(A) al 50% de carga 12.4
dB(A) al 100 % de carga 31.5
dB(A) al 20% de carga 9
dB(A) al 50% de carga 9.7
dB(A) al 100 % de carga 25.8
Railes de 12V6 (puede funcionar en modo con un único raíl)4 (puede funcionar en modo con un único raíl)
Amperios en Railes+12V1 (A) 40
+12V2 (A) 40
+12V3 (A) 40
+12V4 (A) 40
+12V5 (A) 45
+12V6 (A) 45
+12V1 (A) 32
+12V2 (A) 32
+12V3 (A) 40
+12V4 (A) 40
Dimensiones200 x 150 x 86175 x 150 x 86 mm
Peso2,41 Kg1.97 Kg
Conectores SATA1613
Conectores PCIe108
Molex85
Conector EPS21
Soporte CrossFire o SLI
Garantía10 años10 años

Estamos como podéis apreciar ante dos fuentes muy similares, cuyas principales diferencias radican esencialmente en que el modelo Pro se ofrece en mayores potencias que el modelo normal y por lo tanto cuenta con mayores amperajes en los raíles y un mayor número de conectores, pero más allá de eso sus parámetros son prácticamente idénticos.

Sí que es cierto que la versión Dark Power Pro es una edición que el fabricante alemán ha querido lanzar al mercado como Premium, y por lo tanto incluye detalles como los cables sleeved que no vemos en la versión convencional, pero también hay que tener en cuenta que hay una diferencia de precio bastante sustancial entre ambas, ya que el modelo de 1500W de la versión Pro supera los 400 euros de precio, mientras que el modelo normal de 1000W se puede adquirir por menos de 300.

Dejando esto de lado, ambos modelos de fuente de alimentación son muy similares, con su certificación de eficiencia 80 Plus Titanium, la más alta existente en PC, cableado completamente modular, ventilador muy silencioso que mantiene la fuente a buena temperatura y un diseño muy similar, con una gran rejilla que ocupa toda la zona del ventilador y construcción en aluminio cepillado de gran calidad.

Entonces, ¿dónde está la diferencia? Tal y como os hemos mencionado al principio, además de los aspectos Premium de la versión Dark Power Pro tenemos el hecho de que éstas son digitales, mientras que la versión normal es analógica. ¿Merecerá entonces la pena pagar la diferencia de precio?

¿Por qué elegir una fuente digital?

be quiet dark power pro 12

De manera general, los circuitos analógicos monitorizan y regulan todas las funciones y valores de la fuente de alimentación de manera suficiente, pero un control digital lo que nos proporciona es una mayor afinación en el control y monitorización de éstos. Eso sí, no confundamos el concepto de que una fuente tenga control digital a que cuente con un display o con un sistema de monitorización mediante USB como en algunos casos, que no son sino fuentes analógicas con un display LED o que permiten monitorizar sus parámetros mediante software y el fabricante las vende como fuentes digitales cuando en realidad solo tienen monitorización, pero no lo son.

La Dark Power Pro de be quiet! es una fuente de alimentación completamente digital, y eso significa que incluso su regulación lo es. Las fuentes de alimentación analógicas como la Dark Power 12 utilizan un circuito analógico para monitorizar y regular los voltajes de salida que entregan al PC en el lado de la corriente continua y el PFC (corrección del factor de potencia), mientras que en una fuente digital este trabajo lo realiza un micro controlador, un elemento de control que monitoriza el PFC, el control del ventilador, la regulación de los circuitos LLC-SR-12V y los puntos de accionamiento de los circuitos de protección.

El control digital permite por lo tanto un ajuste mucho más fino de todos los parámetros, pero también una reacción mucho más rápida ante problemas para hacer saltar los circuitos de protección, además de medir los valores de la fuente con una precisión muchísimo mayor. Por si esto fuera poco, cuanto más rápido se puedan ajustar los MOSFET de los circuitos LLC y SR de la fuente de alimentación más cortos serán los tiempos muertos y, por lo tanto, mayor será la eficiencia también.

Diagrama de fuente con PFC

Ya sabéis que una mayor eficiencia significa un funcionamiento en el que la fuente malgasta menos energía convirtiéndola en calor, y por consiguiente ayuda a reducir la factura de la luz al mismo tiempo que se calienta menos, por lo que tiene un funcionamiento más silencioso y asegura una mayor longevidad del dispositivo, así que desde luego todo son ventajas.

Entonces, ¿cuál de las dos merece más la pena?

be quiet Dark Power 12

No cabe duda de que estamos ante dos modelos de fuente de alimentación de gama muy alta, cuya única diferencia sustancial es el hecho de que las Dark Power Pro son fuentes completamente digitales, pero si a esto le añadimos los factores «Premium» que be quiet! ha añadido como los cables sleeved, tenemos una diferencia de precio bastante sustancial.

Por lo tanto, la be quiet! Dark Power 12 es una fuente de alimentación recomendada para usuarios que buscan tener la confianza de poseer una de las mejores fuentes de alimentación del mercado, con una gran calidad, eficiencia, potencia y 10 años de garantía. Sin embargo, el modelo Dark Power Pro 12 es ya para los más sibaritas a quienes no les importa gastar algo más de dinero con tal de tener lo mejor de lo mejor, con una eficiencia todavía mayor (a pesar de que ambas portan el certificado 80 Plus Titanium) y detalles de categoría Premium que terminan por marcar la diferencia.

Obviamente, para nosotros el control digital en una fuente de alimentación es un activo bastante interesante pero a día de hoy no consideramos que sea imprescindible, al menos no cuando lo comparamos con una fuente de la talla de la Dark Power 12. Por lo tanto, si lo que buscas es una fuente de calidad excelente te instamos a ir a por este modelo normal, pero si buscas lo mejor de lo mejor y con control digital, entonces no te arrepentirás de gastar más dinero en ir a por el modelo Pro.