Razer Blackwidow Chroma v2

Ver noticia 'Razer Blackwidow Chroma v2'

Razer es uno de los fabricantes de periféricos Gaming más importantes del mundo, y en sus años de trayectoria tiene varios productos icónicos, como su teclado Blackwidow, el cual ha pasado ya por una gran cantidad de versiones. En el día de hoy os mostramos nuestro particular análisis del más nuevo de todos ellos, el Blackwidow Chroma v2, en el que os lo vamos a mostrar de primera mano y, por supuesto, a contaros qué tal funciona.

Decíamos que son muchas las versiones por las que ha pasado éste icónico teclado de Razer, y en HardZone las hemos analizado todas ellas (El Ultimate Chroma, el Ultimate 2016, el X Chroma…) así que os vamos a poder dar un punto de vista de lo más objetivo y, sobre todo, con bastante experiencia en la familia de productos. Antes de enviarme éste teclado, Razer me contaba que las diferencias con respecto a la versión anterior son muchas y muy grandes, así que vamos a empezar enseñándoos las principales, según su página web.

El modelo que nos han enviado cuenta con interruptores Razer Green, con sensación táctil de pulsado y sonido “clicky” que si bien puede no ser del gusto de todos, a mi personalmente me encanta. En éste caso, Razer ha modificado la iluminación para que resulte más brillante, acentuada por el fondo del teclado bajo las teclas (iluminación que, por supuesto, es RGB con efectos Chroma). También vuelve a añadir teclas dedicadas para macros y, según mi punto de vista, la mayor diferencia es que ahora cuenta con un gran reposa muñecas de goma espuma y piel sintética, el mismo que ya pudimos ver cuando analizamos el Ornata Chroma.

Son, efectivamente, bastantes las diferencias que podemos encontrar en éste Blackwidow v2 con respecto a sus predecesores, así que vamos a ponernos manos a la obra y a enseñároslo para poder contaros qué tal funciona a la hora de la verdad y si estas modificaciones son o no acertadas por parte del fabricante.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tomadas de la web del fabricante.

Técnicamente, estamos ante un teclado bastante similar a las versiones anteriores; interruptores Razer Green con 50 gramos de fuerza de actuación, respuesta táctil y sonido clicky que soportan 80 millones de pulsaciones, capacidad anti ghosting de 10 teclas (10-Key Rollover), cinco teclas para macro dedicadas, 1 ms de tiempo de respuesta (polling de 1000 Hz), y conector USB Passthrough, además de minijacks de audio. Pero lo que llama la atención es que el nuevo teclado de la marca aumenta de peso, alcanzando 1,5 Kg, convirtiéndose en uno de los teclados más pesados del mercado y eso que no incorpora superficie metálica sino de plástico.

Pero claro, en las características técnicas el fabricante no indica las novedades con respecto al anterior modelo (que ya os las hemos contado), considerando las más importantes el cambio de modo de iluminación y, por supuesto, el reposamuñecas magnético acolchado.

ANÁLISIS EXTERNO

En lo que Razer no ha cambiado prácticamente nada es en el embalaje. Con los colores habituales negro y verde, el fabricante nos muestra una imagen del teclado en la cara principal, con un hueco que nos permite comprobar sin tener que abrir la caja el tacto de las teclas.

Eso sí, en éste caso en lugar de abrir una “ventana” a las propias teclas del teclado, podemos ver que es una única tecla que está debajo de donde estará, y es que como veréis más adelante Razer nos “regala” un llavero con una tecla con mecanismo que se ilumina y todo.

En la parte trasera, las características principales del producto.

En uno de los laterales tenemos la habitual lista de contenido, requisitos y características, además de indicarnos que estamos ante un teclado con disposición en español (es_ES).

Abrimos la caja en forma de cofre y nos topamos con el teclado perfectamente protegido por poliestireno expandido negro en los laterales, y una cúpula de plástico transparente por encima. En la parte superior de la tapa tenemos los habituales manuales y demás.

En el cartón de la zona inferior encontramos encajado el llavero con la tecla que vimos desde fuera. Cuenta con una pequeña batería que nos permite ver su iluminación, todo un detalle.

Como decíamos hace un momento, los habituales manuales y demás se encuentran en la parte superior de la tapa de la caja.

Y debajo del teclado tenemos el reposa muñecas que, como indicábamos al principio, es exactamente igual que el que ya vimos en el Ornata Chroma, con gomaespuma recubierta de polipiel y encaje magnético al teclado (lógicamente está adaptado a la forma de éste teclado).

El reposamuñecas añade varias bases de goma para evitar el deslizamiento durante el uso.

Aquí podéis ver el Razer Blackwidow Chroma v2 ya fuera de la caja, con su característica tipografía en las teclas.

Como indicábamos, éste modelo cuenta con cinco teclas dedicadas para macros en la zona izquierda, y tiene el habitual logo bajo una capa brillante en la zona central, así como los símbolos con LEDs de estado en la zona derecha, encima del pad numérico.

Como en todos los teclados mecánicos, las teclas se pueden quitar solo tirando de la caperuza hacia arriba, dejando al descubierto el interruptor Razer Green en éste caso. Fijaos que el LED no es la habitual “bombillita” en miniatura, sino que se extiende hacia los lados y es más blanquecino. Ésta es una de las novedades de éste teclado, pues con éste tipo de LED la iluminación se extiende más y rebota en la zona inferior, de color blanco, haciendo que quede más brillante, nítida y extendida.

En el lateral derecho tenemos un USB 2.0 y un minijack de audio de 3.5 mm combo (auriculares más micro en el mismo conector)

En la zona central, la salida del cable con reborde de goma para preservar su integridad.

El cable como siempre es bastante grueso y está mallado. Termina en dos conectores USB 2.0 y un minijack de 3.5 mm combo.

Por debajo, un diseño plano con solo la etiqueta destacando en el centro, además claro de las patas elevadoras y las inserciones de goma habituales (las patas también, afortunadamente).

Para ir terminando, aquí tenéis cómo queda el dispositivo con el reposa muñecas magnético puesto.

Y una pequeña galería de cómo queda una vez conectado, con su iluminación pertinente.

TESTEO

Comenzamos como siempre mostrándoos el software. Razer está a punto de lanzar Synapse Pro, pero hasta este momento no está disponible y por ello lo que os vamos a enseñar es el conocido Synapse 2.0, un software que ya os hemos enseñado en múltiples ocasiones y que, por lo tanto, no vamos a entrar en profundidad.

El software

Como siempre, la primera pestaña nos permite personalizar la asignación de teclas del dispositivo, pudiendo seleccionar literalmente la acción que queramos en cada una de ellas, así como crear perfiles y accesos directos para los mismos.

La segunda pestaña corresponde a la iluminación, y aquí podremos seleccionar alguno de los perfiles que vienen pre configurados y modificar la intensidad del brillo.

Por supuesto aquí tenemos acceso al configurador Chroma que nos permitirá configurar a nuestro gusto la iluminación. Por ejemplo en la imagen podéis ver mi perfil, con las teclas en blanco excepto WASD en amarillo, y que cuando pulso cualquier tecla se pondrá en color rojo durante un segundo para volver a su color normal.

La siguiente pestaña nos permite configurar qué queremos que ocurra con el modo de juego, permitiendo activar o desactivar combinaciones de alt + tab, alt + f4 o la tecla windows.

Como siempre, también tenemos un completo editor de macros que nos permite incluso crear macros para el ratón aunque éste no sea de la marca.

Así mismo, tenemos la parte de aplicaciones Chroma desde la que podremos descargar apps que interaccionen con el teclado. Por ejemplo podremos descargar un perfil para Advanced Combat Tracker para el Final Fantasy XIV, en el que el teclado se pondrá azul cuando nos falte maná o rojo cuando estemos bajos de vida.

Por último, tenemos la pestaña de estadísticas y mapa de calor.

El Blackwidow Chroma v2 en uso

El dispositivo se comporta a la perfección en cualquier tipo de juego o tarea, con unas pulsaciones cómodas y precisas y la agradable sensación táctil que tienen éstos mecanismos. Se trata de un teclado diseñado especialmente para juegos y a este respecto no decepciona, entregando pulsaciones instantáneas y sin retardo.

Además he de decir una cosa, y es que Razer ha acertado de lleno incorporando el nuevo reposa muñecas, pues hace que las sesiones largas de juego no repercutan en molestias en las muñecas puesto que éstas estarán en una superficie suave y blanda en todo momento. Eso sí, éste reposa muñecas eleva un poco la posición natural de la mano así que ojo con esto porque puede no ser del gusto de todos, si bien es cierto que podremos ponerlo y quitarlo cómodamente ya que su anclaje es magnético.

CONCLUSIÓN

Creo personalmente que Razer ha acertado de lleno con los cambios introducidos en éste Blackwidow Chroma V2. Tendremos el teclado de siempre pero con una iluminación más intensa, y con una postura más cómoda gracias al reposa muñecas blando y suave, el cual podremos poner y quitar en un segundo dado que su anclaje es magnético. Creo personalmente que todo son aciertos en éste producto (aunque a mi personalmente no me gustan las teclas dedicadas para macros, pero esto es según las preferencias de cada usuario, claro).

PROS:

  • Excelente rendimiento en cualquier situación.
  • Teclas dedicadas para macros.
  • Excelente iluminación.
  • Muy cómodo gracias a su reposa muñecas blanco extraíble magnético.
  • Agradable sensación de pulsación con los interruptores Razer Green.
  • Buena calidad de construcción.
  • Un USB adicional en el lateral con tensión adicional (permite conectar un ratón, un receptor inalámbrico o recargar un Smartphone por ejemplo).

CONTRAS:

  • Precio (168 euros en Amazon.es)
EUR 160,50 EUR

Por todo ello, el nuevo Razer Blackwidow Chroma v2 se merece nuestro galardón de Oro y nuestra recomendación por su rendimiento.

Revisado por Rodrigo Alonso el 25 julio 2017