Razer Blackwidow X Chroma

Razer Logo

Hace tan solo unas semanas, el especialista en periféricos Gaming de alto rendimiento Razer anunció el lanzamiento de una nueva variante de su familia de teclados BlackWidow, los BlackWidow X, con un diseño más minimalista y con un precio relativamente inferior a su actual tope de gama, el BlackWidow Ultimate Chroma. En el día de hoy os vamos a presentar nuestro análisis del modelo de más alta gama de ésta nueva variante, el Razer BlackWidow X Chroma.

Ésta nueva línea de teclados es, como decíamos, una versión más minimalista del teclado Blackwidow original. Se sustituye la cobertura de plástico endurecido para dar paso a una estructura de metal de gran calidad, y se han eliminado las teclas para macros de la zona izquierda del teclado y el hub USB / audio. Continua teniendo la galardonada iluminación RGB Razer Chroma, si bien el fabricante ha comentado que pronto veremos una versión todavía más barata que carecerá de ésta.

Razer no renuncia, eso sí, a los interruptores mecánicos de fabricación propia (han confirmado que solamente tendrá la versión Green y no habrá versión con interruptores silenciosos Orange), aunque sí que han dicho que tendrán una versión algo más barata equipada con interruptores Cherry MX Blue originales (algo que para mi personalmente es un pro más que un contra, la pena es que no ofrecerán la versión con MX Blue con iluminación Chroma).

Dado que ésta nueva serie Blackwidow X pretende reducir el precio de los teclados, veremos varias versiones. Por una parte el tope de gama, el Blackwidow X Chroma que tendrá un precio (en la Razer Store) de 190 euros, la versión Tournament sin teclado numérico que tendrá un precio de unos 150 euros, el Razer Blackwidow X Ultimate sin iluminación Chroma por 120 euros y una versión de éste con interruptores Cherry MX Blue que se queda como el más barato del fabricante, por 100 euros.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Specs

A rasgos generales, el BlackWidow X Chroma tiene las mismas características técnicas que el resto de la gama BlackWidow, con las salvedades que hemos comentado antes que básicamente son de diseño y no de características. Así pues lo que tenemos entre manos es un teclado con la mejor selección de materiales, los interruptores Razer Green con respuesta táctil y todo lo deseable por una persona que vaya a utilizarlo principalmente para jugar, a excepción claro de aquellos a los que les gusta tener teclas dedicadas para macros.

ANÁLISIS EXTERNO.

Razer emplea el mismo embalaje que en casi todos sus teclados para éste BlackWindow X, con una perforación en la zona frontal para poder pulsar los cursores direccionales y así sentir el tacto de los interruptores de Razer. La salvedad en éste embalaje la vemos en la parte trasera, en la que el fabricante ha decidido no incluir las especificaciones como de costumbre para poner en su lugar unas imágenes para describir los interruptores y la iluminación, bajo el anagrama “siente la diferencia”.

En uno de los laterales, Razer nos indica la disposición del teclado (que en este caso es en inglés americano), así como los requisitos de sistema, contenido del paquete y certificaciones. Razer ha prescindido de indicar las características técnicas del dispositivo en el embalaje.

Razer Blackwidow X Chroma -004

También encontramos un leve cambio en el interior del paquete, y es que en lugar de incluir los manuales y demás debajo del teclado, Razer ha dispuesto un “bolsillo” en la zona superior para meterlos.

Razer Blackwidow X Chroma -005

Razer Blackwidow X Chroma -006

Aquí tenéis el Razer BlackWidow X Chroma. Ya a primera vista salta al ojo el uso de metal en la zona superior, con las teclas casi al ras de éste en lugar de estar embutidas en un protector de plástico como en las otras versiones, un estilo que hasta ahora solo había visto como seña de identidad en Corsair. Se puede apreciar también a simple vista la carencia de teclas para macro en la zona izquierda, así como un reposamuñecas prácticamente inexistente y también un recorte de material en la zona superior, encima de las teclas de función. Éste teclado es por todo ello bastante más pequeño que el BlackWidow Ultimate.

Razer emplea como decíamos antes sus mecanismos propietarios Razer Green, basados en los conocidos Cherry MX Blue. En éste caso también encontramos una modificación física y es relativa al LED de iluminación, ya que en lugar de ser una simple esfera LED, tiene una base también transparente-blanquecina que hará que la luz salga despedida en todas direcciones en lugar de solo hacia arriba. Ésto, combinado con lo que os hemos contado antes de que el mecanismo queda casi al ras de la superficie del teclado, colaborará en crear una atmósfera de color mucho más llamativa.

Razer Blackwidow X Chroma -011

En la siguiente imagen podéis ver el lateral del teclado, así como la elevación de las teclas, que quedan literalmente suspendidas encima del mecanismo.

Razer Blackwidow X Chroma -012

No hay mucha tela que cortar en cuanto a la parte trasera ya que Razer ha eliminado el HUB USB y de audio en ésta versión del teclado. Solo la salida de cable en la zona central que, en éste caso, se puede cambiar para que salga por un lateral como veremos después.

Razer Blackwidow X Chroma -013

Razer Blackwidow X Chroma -014

Vamos a ver la zona inferior del teclado. Como en los otros productos del fabricante tenemos una zona inferior muy limpia, con una gran pegatina identificativa en la parte central y cinco patas de goma para evitar que el teclado se mueva de su sitio mientras lo utilizamos. Razer eso sí es un fabricante bien experimentado y sabe que la mayoría de Gamers utilizan las patas elevadoras para mayor comodidad a la hora de jugar, motivo por el que ha puesto inserciones de goma también en éstas. Muy de agradecer, la verdad.

Decíamos antes que podemos hacer que el cable salga por la zona central del teclado o por alguno de los dos laterales. Para ello, el cable no sale directamente de la zona central sino de un poco más abajo, desde donde podremos canalizar el cable como queramos.

Razer Blackwidow X Chroma -019

Razer Blackwidow X Chroma -020

El cable por supuesto está mallado con hilo de nailon para dotarle de una gran resistencia.

Razer Blackwidow X Chroma -021

Y también como siempre termina en un conector USB 2.0 bañado en oro para maximizar su conductividad eléctrica.

Razer Blackwidow X Chroma -022

TESTEO.

Hora de enchufar el teclado a un PC y comenzar a probarlo, ¿no? Nada más hacerlo el sistema lo reconoce, el teclado se ilumina y se nos ofrece instalar Razer Synapse.

Razer Blackwidow X Chroma -023

Algunos ejemplos de iluminación.

Como podréis apreciar, el color se extiende más allá de la perfilación láser de cada tecla, creando todo un ambiente de luz en torno al dispositivo. Ésto es así gracias a la modificación en la bombilla de los LED que hemos explicado antes.

Razer Blackwidow X Chroma -025

El software

Ya hemos analizado un buen puñado de periféricos de Razer y por lo tanto conocemos su software de sobra, así que solo os vamos a mostrar lo principal. Para empezar tenemos la pantalla de asignación de perfiles y de teclas, en la que podremos crear perfiles y asignarlos a programas específicos, y asignar cualquier función a cualquier tecla de manera independiente, incluyendo macros.

1.- Menu

1.1.- Asignaciones

Por supuesto también podemos controlar la iluminación, en principio de manera general para seleccionar los efectos y después de manera individual si entramos en el configurador Chroma.

2.- Iluminacion

Por cierto que entre los efectos, nos encontramos con uno nuevo: Luz Estelar. Éste ilumina teclas en plan aleatorio como si estuviéramos mirando el espacio. Me gusta mucho.

2.1.- Efectos

Luego mediante el configurador Chroma podemos crear literalmente los efectos de iluminación que queramos.

2.1.- Configurador Chroma

A mi personalmente me gusta mucho tener todas las teclas en blanco y la zona WASD en amarillo para que resalte, aunque podemos crear efectos de expansión y un largo etcétera dedicándole algo de tiempo.

Razer Blackwidow X Chroma -029

Razer Blackwidow X Chroma -030

Por último, tenemos el modo de juego, en el que podremos configurar qué queremos que ocurra cuando activemos éste modo.

3.- Modo de juego

Ergonomía.

El Razer BlackWidow X Chroma me resulta bastante cómodo pues mi teclado habitual también es mecánico y con el mismo estilo (de hecho es un Corsair STRAFE RGB), aunque echo mucho de menos un reposamuñecas ya que si se utilizan las patas elevadoras las teclas de arriba quedan muy, muy altas. Con un reposamuñecas se elevaría la altura a la que situamos las muñecas al escribir y se haría más cómodo de utilizar.

El BlackWidow X Chroma en uso.

No hay absolutamente ninguna diferencia en uso de éste teclado con respecto a otros de la familia, incluyendo el BlackWidow Ultimate. Los mecanismos Razer Green funcionan a la perfección con una agradable respuesta táctil al pulsarlos y tanto a la hora de escribir como a la de jugar tendremos una respuesta instantánea, homogénea y sin retardos. Además, como buen teclado Gaming tiene capacidad Anti Ghosting (en éste caso 10-key rollover) por lo que aunque pulsemos muchas teclas al mismo tiempo el teclado no se quedará bloqueado y registrará sin problemas todas las pulsaciones.

He estado “dándole caña” sobre todo a títulos como League of Legends, en los que se machacan los periféricos (especialmente el ratón pero también el teclado) y no solo ha cumplido con su misión de manera soberbia, sino que además ha aguantado las sesiones más duras sin moverse de su sitio, algo muy de agradecer a las inserciones de goma en la zona inferior.

CONCLUSIÓN.

Con el Razer BlackWidow X Chroma el fabricante nos ofrece una versión más minimalista de su versión Ultimate, sin teclas para Macros pero con la misma calidad, los mismos interruptores Green y la misma funcionalidad, amén de la iluminación Chroma. Además añade el elemento metálico a su construcción y ha reducido su tamaño, por lo que personalmente me gusta bastante más éste modelo que la versión Ultimate.

Claro que perdemos teclas dedicadas para Macros y el hub USB sin ir más lejos, pero si puedes prescindir de éstos y buscas un teclado mecánico de gran calidad, el BlackWidow X de Razer debería de ser una de las opciones a tener en cuenta sin lugar a dudas.

PROS:

  • Estupendo rendimiento en juegos.
  • Iluminación sensacional y altamente configurable.
  • Software sencillo e intuitivo.
  • Respuesta táctil muy agradable.
  • La mejor calidad de materiales.
  • Bonito estéticamente hablando.
  • Se agarra perfectamente a la mesa incluso en las sesiones de juego más hardcore.
  • Capacidad anti ghosting y 1000 Hz de tiempo de respuesta.

CONTRAS:

  • Aunque Razer ha reducido su precio, sigue siendo caro en comparación con otras opciones en el mercado (190 euros en la web de Razer).
  • Echo de menos un reposa muñecas.

Score

Por todo ello, el Razer BlackWidow X Chroma se lleva nuestro galardón de Oro y nuestra recomendación tanto por su rendimiento como por su diseño.

 

Los comentarios están cerrados.