Venden NVIDIA RTX 30 de portátil como normales para evitar el LHR

Ya en el pasado algunos OEM chinos estaban vendiendo gráficas RTX 30 Series de portátiles como tarjetas gráficas normales de sobremesa, con el objetivo de captar la atención de los mineros que quieren saltarse las restricciones de LHR impuestas por NVIDIA. Ahora parece que el problema está siendo más grave todavía, y NVIDIA no parece muy por la labor de poner fin al problema.

Imagina que vas a una tienda de informática y te encuentras una tarjeta gráficas de NVIDIA, pero que tiene una «M» al final de su nomenclatura (por ejemplo, una GeForce RTX 3070M). Seguramente que a ti, lector de esta web, te resulte extraño porque sabrás que es una gráfica para ordenadores portátiles y que, como tal, no se vende por separado. Sin embargo, para usuarios que no tienen ningún conocimiento de hardware, les parecerá una gráfica moderna y muy barata, toda una «perita en dulce» para jugar a sus juegos favoritos…

Las NVIDIA RTX 30 de portátil no tienen limitación LHR

El asunto es que estas tarjetas gráficas no han sido concebidas para venderlas en tiendas al usuario de a pie, sino que son productos expresamente concebidos para saltarse las limitaciones impuestas por la política LHR (Lite Hash Rate) de NVIDIA, la cual adoptaron precisamente para evitar que los mineros coparan el stock de tarjetas gráficas para gaming limitando su capacidad de minado, y de la cual las GPU de portátil carecen.

— I_Leak_VN (@I_Leak_VN) May 26, 2022

Así pues, algunos OEM chinos están quitándole la GPU a los portátiles gaming (seguramente para venderlos luego como portátiles «normales» con la gráfica integrada), le montan un disipador de gráfica, le sueldan las salidas y de vídeo y ¡magia! Tienen una GPU de escritorio y sin las limitaciones de LHR, si bien es cierto que como sabréis estas GPU son menos potentes que sus variantes de sobremesa.

Con todo, las limitaciones del LHR impuestas por NVIDIA fueron sin duda un gran intento, pero como siempre suele suceder ya se han encontrado maneras de evitarlo, por lo que podríamos decir que la venta y producción de estas GPU de portátil para su venta como sobremesa no tiene demasiado sentido. En parte es así, pero también en parte se está creando un sub-mercado bastante turbio, porque son gráficas sin garantía, con las salidas de vídeo soldadas a mano, y con disipadores que no han sido concebidos específicamente para la GPU y que por lo tanto pueden tener un rendimiento cuando menos dudoso.

Gráficas RTX 30

Al final, esta es una situación que, de nuevo, termina perjudicando a los gamers. Puede que ahora haya más stock de tarjetas gráficas para jugar y que los precios ya se hayan estabilizado a los niveles que podríamos considerar aceptables, pero también es un hecho que si estos OEM están quitándole la GPU a los portátiles gaming para crear gráficas baratas de sobremesa, estamos viendo recortado el stock de portátiles equipados con tarjetas gráficas para gaming.

¿Merecen la pena estas gráficas para minar?

En las propias tiendas chinas en las que se están vendiendo estas tarjetas gráficas, se muestra su rendimiento de minado. Dado el precio al que está ahora mismo la electricidad, y el precio devaluado de las criptomonedas, muchos mineros han apagado sus granjas porque en este momento no es rentable, o lo es muy poco. Sin embargo, dado que estas GPU RTX 30 de portátil tienen un excelente rendimiento de minado, son baratas y consumen poco, hacen que vuelva a ser rentable minar, al menos relativamente.

RTX 3070M minado

Ya veremos en qué queda la cosa y si NVIDIA decide actuar al respecto, pero desde luego y como siempre que hablamos de temas parecidos a este relacionados con el minado, es algo que termina afectando negativamente al ecosistema gaming.