¿Son las tarjetas gráficas de hoy las peor construidas de la historia?

No va a haber resolución del caso de las tarjetas gráficas y su precio hasta bien entrado 2022, o quizás hasta la salida de los nuevos modelos, quien sabe, los rumores y análisis no son optimistas en todo caso. Lo que sí que parece que podemos tener seguro es que el índice de tarjetas gráficas con problemas, roturas y errores varios se ha volcado con estas dos generaciones de nueva factura. ¿Estamos ante la peor generación de tarjetas gráficas en cuanto a su construcción?

Si eres uno de los afortunados que ha podido comprar una tarjeta gráfica a su MSRP o al menos cerca de él y encima no has tenido ni un solo problema hasta ahora, nuestra más sincera enhorabuena. Pero por desgracia y aunque salgan pocos casos a la palestra, ciertos rumores afirman que el número de RMAs está siendo el más alto que se recuerda.

El precio se dispara y… ¿La construcción de las tarjetas gráficas va a peor?

AMD NVIDIA Road Map GPUs 2021

Con el paso de los meses hemos ido tratando todo lo referente a la calidad de las tarjetas gráficas actuales, cómo han rendido, cómo han sido fabricadas y por supuesto los errores que han tenido. El último con EVGA en el foco ha sido realmente sorprendente y evidencia que algo no está funcionando en general en los fabricantes.

El número de errores y problemas es el más grande que recordamos si hacemos memoria, comenzando con los problemas de frecuencias y pantallas en negro de las RTX 30 y la solución de NVIDIA con su driver, pasando por las SMD para el die, thermal pads sin colocar o mal colocados, con las pegatinas de protección puestas y la última tan famosa del dedal en la memoria VRAM.

Esto puede que sean errores puntuales, pero por detrás hay problemas de alineación de disipadores, ventiladores que fallan, PCBs con malas soldaduras y capas que hacen corto entre ellas dejando un bonito pisapapeles por GPU o pastas térmicas de dudosa calidad.

¿Por qué están ocurriendo todos estos problemas?

AMD-Radeon-RX-6000-Graphics-Card-Based-on-Big-Navi-GPU_Navi-21-XT-PCB_1-(1)

No hay una única respuesta y tampoco declaraciones oficiales (por norma general y salvo EVGA) que expliquen este escenario. Pero desde la industria se apunta a varios factores para explicar la peor construcción de las tarjetas gráficas actuales:

  1. Poco tiempo para desarrollar los PCB y sus disipadores. Al parecer y para evitar fugas, NVIDIA y AMD habrían pasado los primeros chips de sus GPU a los AIB demasiado tarde, con poco tiempo para el I+D correspondiente. Los requerimientos de hardware han sido mucho más altos y exigentes y por ello casi ningún fabricante optó por las SMD correctas para sus tarjetas y controladores de voltaje.
  2. Mala planificación en algunos modelos. La línea de GPUs intenta agrandarse de manera que una marca ocupe la mayor cantidad de sectores dentro del mercado y así vender más. Esto implica que si lanzas modelos distintos (y no el mismo con limitaciones para segmentar modelos) tienes que tener los recursos y el tiempo para hacerlo bien. El problema es que las marcas muchas veces responden a posteriori cuando la competencia lanza un producto donde ellos no están compitiendo. Esto provoca acelerar el proceso y cometer errores por falta de planificación previa.
  3. Celeridad por escasez. Hemos vivido muchos meses sin stock de GPUs, por lo que las cadenas de montaje han trabajado día y noche para satisfacer las necesidades de los consumidores. Esto por norma implica que los operarios trabajen más horas y con ello el desgaste lleve a errores en la cadena. Un solo pad térmico puede mandar a RMA a una GPU, por ello los trabajadores están siendo reemplazados poco a poco por robots de cadena de montaje.
  4. Error humano. Este punto enlaza con el anterior, ya que si los trabajadores están cansados el error humano en la cadena se multiplica, lo que en un entorno extremo de estrés lleva a la compañía a introducir nuevo personal. Aun siendo este nuevo personal formado, la inexperiencia es motivo de posibles errores, lo que también repercute en la calidad final del producto.
  5. Peor calidad de construcción general. No es la tónica ni mucho menos, puesto que si miramos solo dos años atrás veremos que los PCB y los disipadores han aumentado su calidad en casi todos los segmentos, desde la gama baja a la extrema. No se suele ahorrar o escatimar, pero sí que es cierto que en los modelos que van a competir por precio se están montando bobinas, controladores de voltaje y reguladores de tensión de segundas marcas, así como un abuso del plástico de mala calidad.

Es posible que nos dejemos algo en el tintero, pero a grosso modo estos son los principales factores que podemos encontrar hoy en día. Los fabricantes y cadenas de montaje deben de mejorar, porque entre el precio y la tasa de RMA van a convertir a las tarjetas gráficas en un artículo de lujo, si no lo es ya, porque al parecer solo la fiabilidad de la GPU parece mantenerse.