Las NVIDIA RTX 40, ¿con el doble de rendimiento que la RTX 3090?

Según la hoja de ruta oficial de NVIDIA, no tienen ninguna novedad en términos de nueva arquitectura preparada para lo que queda de año, y aunque sí se espera que lancen más modelos de sus GPU Ampere, las RTX 40 Series están todavía bastante lejos y tendremos que esperar hasta por lo menos finales del año que viene para poder comenzar a tener noticias de ellas. Sin embargo, eso no quita que ya se empiece a hablar de la próxima arquitectura de los de verde, y parece ser que el objetivo será que la gráfica tope de gama tenga el doble de rendimiento que la actual RTX 3090, y no es decir poco.

NVIDIA ha proporcionado datos oficiales en cuanto al lanzamiento de sus nuevas arquitecturas, y en principio tras Ampere que está ya en el mercado tendremos «Ampere Next» para 2022, seguida de «Ampere Next Next» en 2024. Obviamente no van a tener estos nombres y eso todos lo sabemos, pero lo que resulta interesante es que han marcado claramente una pauta de que lanzarán una nueva arquitectura cada dos años.

NVIDIA RTX 40 Series, llegará tarde pero valdrá la pena

Roadmap NVIDIA

Según los últimos rumores (y hemos de incidir en que son meros rumores por lo que podrían terminar quedándose en nada), la serie RTX 40 de NVIDIA no se lanzaría hasta el cuarto trimestre de 2022 o hasta el primero de 2023, lo que supone cierto retraso en relación a lo que podríamos esperar viendo la hoja de ruta oficial de la compañía.

Ahora se dice en los mentideros de la red que la nueva generación se fabricará utilizando el nodo N5 de TSMC a 5 nm, ya que el proceso de Samsung no es suficiente para soportar un núcleo tan grande y un consumo de energía tan elevado, y en términos de rendimiento superaría con creces a todo lo que hemos visto hasta ahora porque, según comentan, duplicaría el rendimiento de las RTX 3090 actuales, las gráficas más potentes que hay en el mercado.

Los rumores anteriores afirmaban que el código de la arquitectura de GPU de próxima generación de NVIDIA se llamaría Ada Lovelace. El gran número de núcleo AD102 de la nueva arquitectura tendría hasta 12 GPC (grupo de procesamiento de gráficos), 72 TPC (grupo de procesamiento de texturas), 144 SM (multiprocesadores de transmisión) y, si cada SM continua teniendo 128 núcleos CUDA, eso significa que podremos ver una cantidad de 18.432 Stream Processors en un solo chip.

En comparación con los 10.752 núcleos que tiene el chip GA102 de arquitectura Ampere, estamos ante un aumento de más del 71%, así que el dato del «doble de rendimiento que una RTX 3090» no sería tan descabellado en realidad, pero ya estaríamos hablando de una tarjeta gráfica con una escala de potencia que se nos podría ir de las manos, tanto en términos de consumo y calor generado como en términos de precio, pues recordemos que el precio oficial de las RTX 3090 es de 1.499 euros, ya de por sí fuera del alcance de la mayoría de los usuarios, así que la etiqueta que NVIDIA podría ponerle a la GPU tope de gama de la próxima generación podría ser descabellada.