Ampere ya tiene sucesor: Hopper llegará con chips modulares en sus tarjetas gráficas

Parece ser que NVIDIA ya tiene nombre para su próxima arquitectura, la que vendrá después de la inminente Ampere. Se llamará NVIDIA Hopper, en honor a la eminente científica Grace Murray Hopper, pionera en el mundo de las ciencias de la computación y la primera programadora que utilizó el Mark I.

La información ha visto la luz tras un twitt de @kopite7kimi, un usuario famoso por su alto índice de acierto en rumores relativos a NVIDIA. Por desgracia, el twitt fue borrado pocas horas después de ponerlo, pero en 3DCenter se hicieron eco antes de que eso ocurriera y, gracias a ello, hemos podido conocer la información. Con todo y con eso, como siempre decimos hay que coger esta información con pinzas puesto que no dejan de ser rumores, y hasta que no haya confirmación oficial por parte del fabricante no podemos darlo por seguro.

Hopper vendrá con chips en formato MCM

Según los rumores, la próxima arquitectura de NVIDIA vendrá con la GPU en formato MCM (Multi Chip Module), es decir, en «paquetes» con varios dies de GPU. Actualmente, este tipo de chips constan de un die de GPU rodeado de stacks de chips de memoria, pero esta combinación de dies de GPU en un solo paquete podría crear lo que se llama «giant cores», al menos en la gama alta de esta nueva arquitectura, si bien en la actualidad NVIDIA reserva este diseño solo para sus gráficas profesionales Quadro y sus aceleradores gráficos Tesla, debido a su elevado coste (y gran potencia).

Si NVIDIA planea que Hopper, que llegaría en algún momento alrededor de 2022, venga en este mismo formato MCM, podríamos estar hablando de tarjetas gráficas extremadamente potentes pero también extremadamente caras. Si ya las topes de gama de la actual generación tienen precios prohibitivos (recordemos que las RTX 2080 Ti rondan los 1300 euros, el mismo precio que un PC gaming de gama media), esto podría significar que Hopper, o al menos su gama alta, no estaría al alcance de todo el mundo.

Está por ver qué tecnologías traerá esta próxima arquitectura bajo la manga, y más importante si cabe, en qué litografía estará fabricada. Ampere se espera que llegue por fin con los 7 nm, reemplazando los 12 nm que tiene Turing en la actualidad, así que cabe la posibilidad de que Hopper esté ya fabricada a 5 nm, si bien es cierto que lo más probable es que se fabrique en un nodo de 7 nm más maduro. En cuanto a la memoria, es posible que ya hablemos de la evolución de la actual GDDR6.

De todos modos es quizás demasiado pronto para dilucidar nada, puesto que en este momento ni tan siquiera ha salido a la luz Ampere, que se espera para mediados del año que viene. Hopper llegaría en torno a un año y medio después de ese momento, y para entonces muchas cosas podrían haber cambiado, incluyendo tecnologías que soportará, réplicas por parte de AMD, las nuevas gráficas dedicadas de Intel, etc. Así pues, de momento nos quedamos con el nombre, Hopper, que a buen seguro empezará a sonar mucho en los próximos meses, especialmente según se vaya acercando la llegada de Ampere.