¿Son las GPU MCM del futuro similares a un NVIDIA SLI o AMD CrossFire?

Las tarjetas gráficas del futuro van en una dirección muy clara, y esta llegará antes o después nos guste o no. El camino es muy similar al que han obtenido los procesadores en los últimos años: un diseño MCM a base de chiplets, que en este caso casi actúan como SoC por su función. Pero, estos chips MCM dentro de una misma GPU, ¿son parecidos a un SLI o CrossFire? o ¿tienen diferencias con estas tecnologías?

Tanto AMD como NVIDIA han marcado el camino a seguir, pero es más que probable que lleguen tarde a la carrera por las GPU MCM. Y es que Intel parece que será el último actor en llegar, pero el primero en ponerse por delante en este aspecto con sus tarjetas gráficas Xe. ¿Será esta técnica de baldosas o Tiles o chiplets similar a los ya extintos SLI o Crossfire?

SLI, CrossFire, Dual GPU y MCM, conceptos distintos que no llevan al mismo rendimiento

MCM

Hay que tener claro que estos cuatro conceptos no son lo mismo, no se consiguen de la misma forma y sobre todo, el rendimiento es muy dispar entre ellos. Por ejemplo, SLI y CrossFire siempre han necesitado del bus PCIe para intercambiar datos, texturas, sincronización etc … Incluso mediante un puente de interconexión como todos sabemos.

Esto crea problemas de sincronización por los tiempos de renderizado entre GPUs, así que en no pocos casos hemos tenido las llamadas Dual GPU, las cuales son dos chips en un solo PCB interconectados por este, cada uno de ellos con su VRAM dedicadas y sus recursos. Esto fue el paso más avanzado de SLI o CrossFire, pero en términos de consumo era complicado y en cuanto a refrigeración ni hablemos, realmente un reto para los ingenieros.

Ahora llega MCM y como tal, hay otros retos que hay que superar, y por supuesto no son menores. Hablamos de usar diversos chips en un mismo sustrato, no como en Dual GPU que cada uno tenía su soldadura directa al PCB, no, aquí hablamos de un interposer común para los chips.

El tamaño importa, el consumo y los buses de datos también

Nvidia MCM architecture 01

Uno de los paradigmas que enfrentan las GPUs basadas en MCM es precisamente el tamaño del chip general que se genera al unir los SoCs en el interposer. Intel ha mostrado el camino, con un único chip que incluye un curioso IHS para disipar el calor por contacto directo.

Y es que, los vatios a disipar van a ser en todos los casos de GPUs de gama alta muy altos. Hay que tener en cuenta que el uso de interposer lo que intenta es precisamente reducir el consumo de datos que se genera en la interconexión de cada chip, ni más ni menos, aparte de lograr introducir el cableado correspondiente claro.

El segundo problema es la latencia, ya que los juegos son muy sensibles en estos casos y el rendimiento puede desplomarse. Los motores de los juegos se van a tener que actualizar, por ello, las APIs van a tener gran importancia para las compañías desarrolladoras de hardware.

GPU-MCM

Y es que aunque la interconexión de los módulos/chiplets/baldosas/SoC debe ser lo más transparente para los motores y APIs, así como para los sistemas operativos, algo muy importante para un correcto rendimiento. Además de esto, la escalabilidad con este tipo de GPUs será mucho más alta, ya que podríamos ver incluso varios tipos de núcleos o chips en el futuro más inmediato, creando un nuevo paradigma muy parecido a cuando apareció big.LITTLE.

Así que no, los cuatro conceptos no se parecen ni por asomo, las arquitecturas MCM son el futuro y el que primero las implemente con éxito puede llevarse el gato al agua por la ventaja que supone en todos los términos.

¡Sé el primero en comentar!