¿Por qué el minado de criptomonedas satura el mercado de GPUs?

Nos encontramos ante una nueva burbuja de la minería de criptomonedas, la cual ha aumentado la demanda de las diferentes tarjetas gráfica para minar. Pero, ¿por qué las GPU se buscan mucho más para minería que otro tipo de procesadores, cuáles son los motivos detrás de ello? Os explicamos el por qué las GPU son altamente buscadas para los mineros, para que entendáis la situación actual.

La actual burbuja de la minería de criptomonedas, especialmente la relacionada con Ethereum, ha hecho que las tarjetas gráficas no solo hayan desaparecido de las tiendas, sino que el precio de estas se haya cuasi duplicado. Pero, ¿por qué las GPU son tan buscadas por los mineros?

¿En qué se basa la minería de criptomonedas?

Mineria GPU

El motivo por el cual se utiliza el concepto minería es porque se basa en descifrar una clave donde es cada vez más difícil hacerlo. Por lo que el coste en descodificar la siguiente unidad es siempre más alto que el de la anterior. Todo esto emula la prospección de minerales donde cada vez cuesta más conseguir nuevas unidades y el coste agregado de los nuevos minerales extraídos afecta al precio de las ya anteriormente extraídas, aumentándolo.

Debido al crecimiento de la dificultad a la hora de minar, las granjas de minado de criptomonedas tienen que ir renovando sus flotas de tarjetas gráficas. No solo por el desgaste sino por el hecho que las nuevas arquitecturas son energéticamente más eficientes que las anteriores, reduciendo los costes a la hora de ejecutar los algoritmos de minado.

En todo caso se ha de diferenciar el aumento del coste de minado de la demanda en precio de las diferentes criptomonedas en el mercado, la cual no parte exclusivamente de los costes sino también de la oferta y la demanda.

La arquitectura de las GPU es ideal para la minería

CPU GPU

Cuando a finales de la década de los 2000 se empezó con el minado de criptomonedas, no se hacía uso de tarjetas gráficas sino de CPUs convencionales. No obstante, el aumento de la dificultad a la hora de minar hizo que la capacidad de ejecución de las CPU más pensadas para la ejecución del código en serie empezó a convertirlas en el hardware menos adecuado para minar.

Las GPU tienen la capacidad de calcular miles de datos en paralelo, gracias a sus extensas unidades SIMD en combinación de sus decenas de unidades shader. Por lo que no solo pueden estar minando en paralelo diferentes partes de la cadena de bloques de cada criptomoneda, sino además pueden aplicar diferentes algoritmos y partes de manera colaborativa.

Los algoritmos se aplican a través de programas Compute Shader, los cuales son programas shader que no se ejecutan en el pipeline 3D que se utiliza para renderizar gráficos, y son más bien utilizados en otros campos. En los cuales se utiliza la enorme potencia de la GPU para solventar problemas de datos en paralelo. Y uno de estos campos es la minería de criptomonedas.

Las GPU son más baratas de escalar que una CPU

Minería GPUs

Tener una CPU con una gran cantidad de núcleos que esté pensada para trabajar en tándem y sin latencias asociadas nos puede costar un alto precio, ya que para ellos son necesarias CPUs de servidores con el alto coste que esto supone. Las tarjetas gráficas en cambio, aunque a la hora de renderizar no pueden trabajar en paralelo sí que lo pueden hacer en otras aplicaciones y esto permite hacer construcciones de muchas GPU trabajando en paralelo por el coste de una CPU para servidores.

Una granja de minado puede coger varias tarjetas gráficas con GPU de gama alta para minería, sino también de gama media y baja, y combinarlas entre sí en paralelo para obtener un gran rendimiento a la hora de descodificar. Es por ello que no solo las tarjetas gráficas de gama alta son buscadas por los mineros, sino el resto de gamas.

¿Vamos a ver una tercera burbuja de la minería?

minería GPU

No lo podemos asegurar, pero las criptomonedas con más tiempo de vida que Ethereum han dejado las GPU para basarse en ASICs, unidades de función fija o aceleradores que están pensados para un solo tipo de criptomoneda y algoritmo que pierden flexibilidad a cambio de aumentar una barbaridad en eficiencia respecto al consumo energético y el coste. Por lo que la minería de criptomonedas llegado a un punto dejará las GPU convencionales como en su día dejaron de utilizar las CPU.