Apple miente, su M1 Ultra no es tan potente como una RTX 3090

Para los entendidos no es ningún secreto que la gráfica integrada del M1 Ultra y la RTX 3090 de NVIDIA no juegan en la misma liga. Dado que el procesador de Apple no soporta tecnologías cómo los Mesh Shaders, el Variable Rate Shading, DirectStorage, Ray Tracing y muchas otras. Por no decir que no tienen la potencia de cálculo en bruto. Además, ahora tenemos la demostración en cifras.

Apple es un caso especial, ya que es el único diseñador de chips con set de registros ARM que se utilizan a día de hoy para ordenadores personales y estaciones de trabajo. Siendo el complejo M1 Ultra, compuesto por dos chips M1 Pro interconectados entre sí, el más potente de todos. Tampoco podemos olvidar como los de Cupertino llevan desde sus origines cobrando un riñón y parte del otro en cuanto a los precios de sus productos.

No en vano, incluso con el precio hinchado por la minería, nos encontramos con que con la diferencia de precio. Con la que hay entre un Mac Studio con un M1 Ultra y una RTX 3090 para PC nos sobraría dinero para montarnos el resto del PC entero. Por lo que uno esperaría que un precio mayor justificará un mejor rendimiento. Desgraciadamente con la empresa originalmente fundada en el garaje de los padres de Steve Jobs no es así.

Así rinde la gráfica del M1 Ultra en comparación con una RTX 3090

Cómo decía Carl Sagan, afirmaciones extraordinarias requieren evidencias del mismo calibre. La afirmación de Apple no fue otra que decir la GPU integrada del M1 Ultra es mucho más potente que la tarjeta gráfica más potente en el PC, la cual en los momentos de hacer dicha presentación era la NVIDIA RTX 3090 y lo continúa siendo.

M1 Ultra GPU

Aunque podemos argumentar que hace referencia a la eficiencia energética, solo hay que mirar el eje de ordenadas que mostraron en su presentación para ver lo que realmente estaba diciendo Apple. En todo caso, nunca han dado ni una sola información en forma de especificaciones completas de la gráfica del Mac Studio tope de gama. Por lo que se ha tenido que tirar de pruebas de rendimiento, algo que ha hecho el medio The Verge y donde se puede ver la realidad.

Para empezar esto se puede ver en la prueba de computación de Geekbench 5 que mide solo la capacidad de cálculo de la tarjeta gráfica, donde se puede ver como la RTX 3090 triplica al M1 Ultra en rendimiento bruto. Y si ya nos vamos a los juegos, podemos ver como en Shadow of The Tomb Raider la gráfica de NVIDIA consigue sacar hasta 40 FPS más que el chip más potente de Apple. Es más, destaca ver como el Mac Pro basado en una RX 6900 a medida también saca una distancia considerable respecto al procesador más potente de Apple en estos momentos.

Todo ello nos lleva a preguntarnos qué ocurriría si los precios de las tarjetas gráficas y la escasez no estuviese afectando al mercado de las estaciones de trabajo con hardware de PC. Siendo objetivos, Apple perdió hace ya mucho tiempo la carrera del rendimiento en gama alta y no creemos que la recupere en un largo tiempo.