El error de NVIDIA y AMD al ignorar gama baja de GPU para juegos

No hay duda que la naturaleza abierta del PC nos permite crear configuraciones para todos los bolsillos, pero desgraciadamente de un tiempo a esta parte estamos viendo como las tarjetas gráficas para gaming baratas están desapareciendo del mercado dado ni NVIDIA ni AMD han ofrecido nuevos productos. ¿Están en crisis las GPU gaming de gama baja? Y ¿cuáles son las causas y consecuencias?

El jugar a videojuegos en PC no requiere gastarse una enorme cantidad de dinero para ello, dado que no todos los juegos tienen altos requisitos técnicos y no nos hemos de olvidar del fenómeno del Lapsed Gaming. Se ha de tener en cuenta que hay jugadores que prefieren comprar juegos de éxito varios años después de su salida, lo que en PC significa requerir hardware mucho más barato que el que se encuentra actualmente a la venta.

¿La gama baja de GPU Gaming en crisis?

TFLOPS Velocidad GPU

Claro está que existe la barrera psicológica que se sitúa en los 300 dólares y que muchos usuarios no quieren sobrepasar a la hora de comprar una tarjeta gráfica para jugar en el PC. La crisis en las GPU gaming de gama baja tanto de NVIDIA como de AMD es simple: tienen sus nuevas generaciones de GPU Gaming a un precio recomendado muy superior al que muchos usuarios están dispuestos a pagar. Si a esto le sumamos que la burbuja de la minería ha hinchado el coste que paga el usuario por tarjetas gráficas de generaciones anteriores entonces tenemos una mala situación para los bolsillos más ajustados.

Reducirlo al boom de la minería es simplificar demasiado las cosas y se han de tener en cuenta otra serie de factores como es el hecho que suelen coincidir a la venta varias generaciones de NVIDIA y AMD al mismo tiempo. Al fin y al cabo nadie va a pagar un equivalente por un producto que haga peor dicha tarea, por lo que el precio está dictado por la relación entre el valor y el rendimiento.

A esto hemos de añadir otros factores externos como son: el coste, el uso de los nodos más avanzados de fabricación, el tamaño de la GPU, los diferentes elementos en el PCB y la VRAM. Aunque todos ellos son de desconocimiento general para el público está el usuario que quiere tener la tarjeta gráfica más potente y ve justificado pagar más por ello, lo cual ha creado una subida de precios progresiva con cada nueva generación.

NVIDIA y AMD no deberían abandonar dicho mercado

Tarjetas gráficas

Una de las cosas que más nos sorprende es la existencia de las GPU RTX 3050 Ti en algunos portátiles gaming, mientras que no hemos visto todavía un anuncio oficial que hable de una versión de escritorio de esta tarjeta gráfica. Lo mismo podemos decir de AMD, ya que se ha llegado a rumorear una GPU Navi 24 que sería la más modesta de sus RDNA 2 y que bien podría servir como respuesta a una RTX 3050 y 3050 Ti.

Por el momento la única que parece haber mostrado interés por las tarjetas gráficas gaming de gama baja es Intel que lanzará una versión de sus ARC Alchemist en dicho sector del mercado. Por lo que aún existe una esperanza para los bolsillos más ajustados que pretendan actualizar su ordenador con una GPU con las tecnologías de última generación.

6 Comentarios