El AMD Ryzen 5 3580U no está a la altura tras sus primeros benchmarks

La semana pasada, Microsoft presentó su nuevo portátil convertible Surface 3. Entre las novedades que tiene este nuevo portátil está la inclusión, por primera vez, de un par de APU como procesadores: el AMD Ryzen 5 3580U y el AMD Ryzen 7 3780U. Estos modelos serían procesadores desarrollados a medida por AMD para el gigante del software, y para este portátil en específico. Pero ya han aparecido varios tests del AMD Ryzen 5 3580U, donde no sale muy bien parado en cuanto a su rendimiento frente a modelos de Intel.

Algo indudable es que, para AMD, conseguir ser el fabricante encargado de suministrar los procesadores para el nuevo portátil convertible Microsoft Surface 3 ha sido todo un triunfo. No solo eso, sino que le da proyección a la empresa frente a los usuarios. Los cuales están acostumbrados a que los portátiles usen procesadores de Intel y no tanto de AMD. Por tanto, a efectos de publicidad (y de ventas también, con toda probabilidad), ha sido todo un acierto.

Como sabemos, este portátil convertible puede venderse con dos modelos de procesadores: el AMD Ryzen 5 3580U o el Ryzen 7 3780U. Ambos modelos son APU fabricadas ex profeso para estos nuevos portátiles. Ambos usan tarjetas gráficas integradas Radeon Vega. El Ryzen 5 usa una Vega 9, mientras que el Ryzen 7 usa una Vega 11.

El AMD Ryzen 5 3580U rinde peor que el Intel Core i5-1035G7

A pesar que los APU de AMD suelen destacar por estar bastante bien optimizados para realizar operaciones multi núcleo, el nuevo AMD Ryzen 5 3580U no sale tan bien parado cuando se le compara con uno de los nuevos procesadores Intel Core i5 1035G7. Este procesador pertenece a la nueva hornada de modelos con arquitectura Ice Lake-U. Es decir, es una arquitectura diseñada específicamente para ser usada en ordenadores portátiles.

Por contra, el procesador que Microsoft ofrece con su Surface Laptop 3 (que es otro tipo de portátil, diferente al Surface 3) es el antes mencionado Core i5-1035G7. En los tests multi núcleo, el procesador de AMD se muestra hasta un 13% menos capaz que el modelo de Intel. También se ha informado que la frecuencia Turbo del procesador de AMD no pasa de los 3,3 GHz en este tipo de operaciones. Cuando la propia AMD había dicho que su frecuencia Turbo sería de 3,7 GHz. Es decir, que se quedan 400 MHz por detrás de su máxima frecuencia Turbo anunciada. Aunque esperamos que esto sea algo que se pueda solucionar con una actualización del AGESA, como la 1.0.0.4 que van a presentar dentro de poco.

Por otro lado, nadie debiera de sentirse sorprendido que el procesador de Intel sea más potente que el de AMD. Al fin y al cabo, debemos de tener en cuenta que estas APU de AMD, no son más que evoluciones de las APU Raven Ridge que el fabricante presentó con la segunda generación de procesadores AMD Ryzen. Por tanto, carecen de las mejoras de los procesadores con arquitectura AMD Zen 2. O, lo que es lo mismo, comparamos un procesador con una arquitectura superior, con la AMD Zen+. Y, aun así, es capaz de defenderse bastante bien en los tests multi núcleo.