Rusia solo podrá adquirir chips que trabajen, como mucho, a 25 MHz

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha supuesto una serie de sanciones, las cuales son muy restrictivas. Compañías tecnologías como Intel, AMD, Apple o NVIDIA, entre otras, han dejado de suministrar productos a Rusia. Pues bien, se han dado a conocer nuevas restricciones a Rusia, en este caso referentes a chips.

Estas nuevas sanciones no son solo para Rusia, también son para Bielorrusia. Son dos los motivos. El primero, que han estado ayudando a Rusia en la invasión de sus vecinos ucranianos. Además, creen que podrían ayudar a adquirir productos tecnológicos y mandarlos a Rusia, saltándose las restricciones.

Rusia sufre fuertes restricciones en la compra e importación de chips

Las sanciones y restricciones de la lista son bastante duras, tanto, que hacen que Rusia vuelva a los años 70 y 80 a nivel tecnológico. Aunque parezca raro, supone aplicar una serie de restricciones y bloqueos aprobados por Estados Unidos y otros 33 países, que se firmó en 1996. Se bloquean bienes y tecnologías de doble uso, así como 22 categorías de suministros y tecnologías militares.

Dentro de estas nuevas medidas, destacan las siguientes:

  • El ancho de banda de las unidades aritmético-lógicas no podrá superar los 16 bits
  • No se puede superar un rendimiento de 5 GFlops (5 mil millones de cálculos por segundo). Debemos tener en cuenta que las tarjetas gráficas modernas son capaces de ofrecer varios TFlops de potencia.
  • La frecuencia de reloj de los chips no poder superar los 25 MHz
  • No se podrá exceder de 1 el número de buses de datos, buses de instrucciones y puertos de comunicación serie que conecta con el procesador y la velocidad no podrá superar los 2.5 MB/s
  • Se limita a 144 la cantidad de pines de los chips
  • Los retrasos de transmisión de las puertas básicas no excederá los 0.4 nanosegundos
  • Imposibilidad de adquirir equipos y tecnología de fabricación de obleas mediante fotografía óptica o rayos X

Básicamente, es volver a los tiempos de los primeros ordenadores, prácticamente. Una serie de restricciones durísimas que deberán respetar todas las empresas afincadas en los países firmantes del tratado.

Como es lógico, queda una puerta abierta para Rusia y es comprar equipamiento informático a China, sus vecinos con quienes tienen grandes relaciones comerciales.

Posición de perfil por parte de China

Durante todo el conflicto, hemos visto como el gigante asiático ha mantenido un perfil bajo en este asunto. Han evitado pronunciarse y siempre han medido muy bien las palabras a la hora de referirse a la invasión rusa. El motivo son los estrechos lazos entre ambos países y sus relaciones comerciales.

Recordar que Rusia ha expulsado Telegram del país por negarse a conceder una puerta trasera para espiar conversaciones indiscriminadamente. También han apostado por utilizar software libre e invertir en desarrollo de software y aplicaciones propios. Por si fuera poco, los rusos contratan a los mejores hackers del mundo para espiar a sus enemigos y disidentes.

Incluso, se ha comentado que Rusia estaba preparando un apagón de internet al más puro estilo China. Si bien no se ha llevado a cabo totalmente, sí que se han ido implementando importantes restricciones para acceder a internet durante los últimos años.

1 Comentario