NVIDIA y los 3,25 mil millones de ARM, un acuerdo a punto de romperse

Llevamos casi un año con la serie de acontecimientos de NVIDIA y ARM, donde la primera quiere comprar la segunda y solo se está encontrando con problemas en todos los países del mundo. Nada menos que 40 mil millones de dólares para hacerse con todas sus IP, pero al parecer esto podría no cerrarse, puesto que ahora se informa de que los de Huang podrían retirarse dados los enfrentamientos, lo cual supondría pagar una cifra mil millonaria en gastos y gestión a SoftBank. El acuerdo entre NVIDIA y ARM pende de un hilo.

18 meses, ese es el tiempo que NVIDIA dijo que tardaría en cerrar el acuerdo para dominar el mercado general que supondría un total del 90% de los chips de todo el mundo y en cualquier sector específico. El plazo termina este marzo y hay más confrontaciones que acuerdos, lo cual está sugiriendo que NVIDIA no pueda adquirir ARM y eso tendrá un coste a todos los niveles.

Cifras mareantes en el acuerdo de ARM y NVIDIA

ARM NVIDIA Logos

Según se informa los datos ofrecidos si el acuerdo no llega a buen puerto son escandalosos: 2 mil millones que ya ha pagado NVIDIA al momento de la firma de su acuerdo con Softbank más la tarifa de ruptura de 1,25 mil millones en total que tienen que abonar se llegue a acuerdo o no.

Es decir, 3,25 mil millones que se pueden ir al retrete directamente si NVIDIA no formaliza el acuerdo con los organismos antimonopolio pertinentes, como los de la UE o Reino Unido. Como vimos en el anterior capítulo de este ya drama, NVIDIA sigue defendiéndose de los reguladores argumentando distintos enfoques que parecen no convencer a dichos reguladores, pero la oferta sigue en pie:

“Seguimos manteniendo las opiniones expresadas en detalle en nuestras últimas presentaciones regulatorias: que esta transacción brinda una oportunidad para acelerar ARM e impulsar la competencia y la innovación”, Bob Sherbin, portavoz de NVIDIA.

Desde SoftBank también hay esperanzas, el problema es que de hacerse y rubricarse dicho acuerdo NVIDIA no solamente pasaría a ser competidor como ahora mismo de todos los fabricantes, sino que sería un proveedor con menor competencia, únicamente Intel y AMD en sus respectivas ISA.

El negocio global de los semiconductores en juego

NVIDIA-ARM-cotización-de-mercado

Y es que aquí lo que se juega es el control y el negocio global de toda la industria de los semiconductores, donde quitando a Intel, TSMC y Samsung el resto de empresas que dependen de ARM pasaría a control exclusivo de NVIDIA.

Ahora mismo, tal y como muestra el gráfico superior, NVIDIA es la segunda empresa mundial por capitalización de mercado, extremadamente cerca de TSMC. Imaginemos que absorbe gran parte de la capitalización de Broadcom y Qualcomm por pasar de competidor a proveedor de chips … Pasaría al número uno con mucha diferencia sobre sus rivales en dicha capitalización bursátil.

Ni China, ni la UE, Reino Unido ni siquiera EE.UU parecen tenerlo claro. La experiencia de Qualcomm al intentar adquirir NXP Semconductors NV por 44 mil millones terminó en dos años de luchas y obstáculos que hicieron a este gigante dejar el agua correr. Por ello y dado el tiempo que ha pasado y el poco que queda hasta marzo dentro de NVIDIA parece que surgen voces discrepantes y derrotistas, además de divisiones.

Muchos están resignados a la derrota al parecer, otros piensan que es posible que con el juicio de la FTC se imponga el criterio que otorga más méritos y ventajas a la adquisición que al estado actual de ambas compañías. El principal problema es que EE.UU vetó a fabricantes chinos en su territorio, como Huawei y por lo tanto nada hace pensar que dicho gobierno asiático acceda a dar el visto bueno. 3,25 mil millones pueden irse por la borda, quedan dos meses, ¿lo conseguirán?