Intel desmiente los rumores: no tendrán retrasos ni problemas de refrigeración

En el día de ayer conocíamos un informe bastante peculiar desde Semiaccurate, donde los analistas atacaban directamente a Intel y su roadmap, así como indicaban problemas de refrigeración en las CPUs de la plataforma Whitley. Hoy el gigante azul ha hecho una serie de declaraciones apenas unas horas después de dicho informe para desmentir tajantemente lo que afirmaban. Pero, aun así, la compañía ha dejado bastantes dudas en el aire ¿cumplirá Intel realmente su roadmap?

El informe de SemiAccurate es realmente tajante y duro contra Intel, algo que hemos visto en otras ocasiones y que la compañía está acostumbrada a contrarrestar para evitar el incendio antes de que se produzca. Pero en los últimos tiempos, Intel no está siendo tan tajante y severa como cabría esperar a la hora de aportar luz a las críticas, dejando bastantes afirmaciones sin desmentir ¿qué hay de verdad en todo esto?

¿Intel retrasará su hoja de ruta para sus procesadores de servidor?

wum2Y3GP9vQanoezSoNjR7

El informe de ayer era tajante al respecto: el roadmap de Intel se retrasa, donde algunos de esos retrasos son pequeños, pero otros son exactamente lo contrario. Los motivos van enfocados a problemas con el TDP, ya que según se informa, la plataforma Whitley llegaría con un serio aumento del consumo, lo que estaría haciendo replantear a Intel en uso de sistemas de refrigeración líquida en favor de los sistemas tradicionales por aire.

Esto habría generado serias dudas con su proceso de 10 nm y la capacidad de Intel para competir con AMD en este sector que hasta ahora dominaba con mano de hierro (99% de cuota mundial). Además, los retrasos también afectarían de alguna manera (no se especifica) a los procesadores Ice Lake para centros de datos, principal esperanza de Intel para recuperar el terreno perdido frente a AMD en servidor.

En informe termina igual de tajante que comienza, ya que afirma que AMD tiene un gran margen de mejora con EPYC Rome en cuanto a TDP. Y es que podría elevar las frecuencias hasta consumos superiores a 300 vatios sin problema para plantar cara a una Intel que está compitiendo con 48 núcleos frente a los 64 de su rival.

Los de Swan responden: cumplirán el roadmap establecido

Intel Cooper Lake

En unas declaraciones oficiales, Intel afirma que sigue en camino para la entrega de la plataforma Whitley, comenzando con la producción de Cooper Lake en el primer semestre de 2020 y seguido de la producción de Ice Lake en el segundo trimestre de 2020.

El comunicado sigue diciendo que están en el camino de seguir a Whitley con la entrega de Rapids Sapphire en 2021. Este comunicado sigue lo expresado por Murty Renduchintala en la Conferencia UBS Global TMT, donde al ser preguntado sobre la capacidad de Intel para competir con AMD, el presidente del grupo de tecnología de Intel respondió de forma muy clara.

Renduchintala comentó que para finales de 2020 Intel presentará Ice Lake, la cual traerá al mercado de los servidores importantes beneficios sobre el rendimiento por núcleo, por lo que, en su opinión, creen tener una hoja de ruta agresiva con la que se sienten cómodos para ser competitivos.

Aunque estas declaraciones arrojan un jarro de agua fría sobre el informe vertido por Semiaccurate, no sería la primera vez que Intel afirma llegar bien a su roadmap y la realidad termina mostrando lo contrario. El problema parte de la inquietud sobre sus 10 nm y cuando estarán realmente listos y enviados a los minoristas.

Solo ahí se disiparán las dudas y los rumores de unos y otros, algo que de momento está lejos de producirse.